#postdelosmartes

“No sos vos, soy yo”

No hay forma sutil, suave, perfecta, ni siquiera cómoda de decirle a otro que las cosas no están funcionando.

Es que aunque el trillado “No sos vos, soy yo” tenga algo de cierto, la verdad es que la frase en realidad es “No sos vos lo que yo quiero (o al menos no ahora)”, pero en una suerte de pacto con la sociedad, el otro y hasta nuestro yo futuro optamos por la alternativa cobarde de culpar a un presente que no sabe que quiere, aunque en verdad se trate de saber que no se quiere seguir por ese camino.

Si que te rompan el corazón está en la categoría “difícil” de momentos de la vida, hacer lo propio con otro persona sin dudas requiere más coraje, más entereza, y, quizás, en algún punto, hasta duele más.

Sabía que no había forma sutil, suave, perfecta, ni siquiera cómoda de, en definitiva, hacer trizas a alguien a quien seguía queriendo mucho, así que como buena “sincericida” salí con la mejor verdad que me salió. El ¿deber?, la decencia o más bien el cariño hacia esa persona que conocía hacia casi 9 meses me obligaban a salir con las palabras más reales y honestas, pero también con el kit de primeros auxilios para curar las posibles heridas.

Lo peor es que no hubo una ruptura, sino muchas, porque fuimos y volvimos, y fuimos y volvimos, porque en definitiva no era tiempo aún de soltarnos. Dejamos de hablarnos, volvimos a hablarnos, nos vimos, nos besamos, lloramos.

En algún momento nada parecía tener sentido. No funcionábamos juntos, pero tampoco lo hacíamos separados.

Cuando finalmente me armé del coraje suficiente para cortar definitivamente lo que fuera que teníamos, aún sabiendo que en el proceso los dos saldríamos lastimados, no pude más que desearle buenos augurios para su vida, porque es verdad que lo quería.

“Espero que seas feliz, que disfrutes NY, y que encuentres el amor.”

Esos tres deseos contenía el último mensaje que le mandé, justo antes de que partiera a conocer esa mágica ciudad por primera vez. Ese fue, en definitiva, el último mensaje que le mandé.

¿Y saben qué? Mis deseos se cumplieron.

 

 


 

Nota: hace ya varios años cuando me preguntan “Y que te gustaría ser (cuando seas grande)?”, respondo: “Escritora”, y sin embargo pocas veces escribo textos que me animo a que otros lean.
Fue por eso que, hace algún tiempo, me animé a sumar algunos posts con más texto que imágenes, bajo el nombre de los #postdelosmartes. Pueden ver todos los anteriores posts de esta “sección” haciendo click en este link.
Estos textos pueden tener algo, mucho, poco o nada de verdad. Cualquier similitud con la realidad, es pura coincidencia. O no.

4 comentarios

  1. 🙁
    Acabo de pasar por eso. Dos días antes del festejo de los 5 años. Tal cual, es feo feo feo tener que lastimar a alguien que tanto querés.
    Post de los martes <3

Leave a Response