#postdelosmartes

The long distance thing.

Si alguien alguna vez les dijo que las “Relaciones a distancia” eran algo fácil, permítanme venir a pincharles el globo. No son fáciles, no son nada fáciles.

 

“Nobody said it was easy, it’s a such a shame for us to part” canta Coldplay en uno de sus mejores temas –en mi más humilde opinión-

Algún ex me transmitió el fanatismo por la banda, y desde entonces hice propias algunas de esas letras que repito en mi cabeza una y otra vez.

Nadie dijo que iba a ser fácil. Nadie, jamás.

 

Pero al principio es fácil caer en la ilusión.

Que la distancia te hace más fuerte, que no se nota tanto, que cuando te ves es mejor que si te ves todos los días, que así no te cansas del otro, que al no compartir el día a día siempre hay temas para hablar y más…

Sí, la primera “etapa” es mas o menos así pero el paso del tiempo la va cambiando.

 

Sin dudas que hoy la tecnología nos ha facilitado las cosas.

Donde antes había cartas o postales que tardaban días o tal vez meses en llegar, o llamadas casi imposibles, hoy hay mails, y chats instantáneos en versión computadora y celular (por decirlo en palabras caseras), y sumado a eso hay Skype, y Facetime, y las voces y las imágenes cobran vida. Todo, todo cambió.

 

Entonces… es más fácil?

Bueno… permítanme venir a pincharles el globo (otra vez). No es fácil, no es nada fácil.

 

Nada cambia el agarrarse de las manos en la calle, o el mirar al otro directo a los ojos y entenderse solo con esa mirada, o abrazarse cuando tuviste un día de mierda o cuando algo salió excelentemente bien.

Nada cambia el llegar a tu casa y que el otro este ahí, con la comida lista, o una película para mirar o que simplemente esté.

Nada cambia nada.

 

¿Y entonces? ¿Es posible? ¿No lo es?

No hay fórmulas matemáticas ni recetas exactas.

No hay calendarios ni reglas que permitan determinar que es posible y que no lo es.

Esto no es un test de una revista, y la mayoría de respuestas a, b o c no indican que una relación esté en camino al éxito ni determinada al fracaso.

 

Cada supuesto es único, y cada persona distinta.

 

¿Y entonces?

Y entonces la respuesta es un interrogante abierto. Es un “Elige tu propia aventura” donde cada uno es guionista de su propia vida, como siempre.

Dónde hacer que las cosas funcionen, de cerca o a la distancia, es en definitiva, una elección de cada uno. O mejor dicho, de los dos.

 

“Nobody said it was easy, no one ever said it would be so hard. I’m going back to the start”

 

 


 

Nota: hace ya varios años cuando me preguntan “Y que te gustaría ser (cuando seas grande)?”, respondo: “Escritora”, y sin embargo pocas veces escribo textos que me animo a que otros lean.
Fue por eso que, hace algún tiempo, me animé a sumar algunos posts con más texto que imágenes, bajo el nombre de los #postdelosmartes. Pueden ver todos los anteriores posts de esta “sección” haciendo click en este link.
Estos textos pueden tener algo, mucho, poco o nada de verdad. Cualquier similitud con la realidad, es pues pura coincidencia. O no.

12 comentarios

  1. Ufff.. que tema, las relaciones a distancia… tuve un par de intentos.. no funcionaron pero porque, con una mano en el corazón, no quise que funcionaran, no busqué que funcionaran, no les vi un futuro.
    Pero si haces las cosas bien, y es realmente “tu otra mitad”, funciona. Si le ves un futuro, funciona, si buscas que funcione, funciona. El acá o vos allá, tarde o temprano eso va a ser necesario y hay que tomar esa decisión que lo cambia todo, pero sin quedarnos con el “que hubiera pasado si….” porque esa frase es horrible.
    Va a ser difícil, si. Pero, qué es fácil en ésta vida?

    Besos
    Car.

    1. hay que tomar esa decisión que lo cambia todo, pero sin quedarnos con el “que hubiera pasado si….” porque esa frase es horrible. —> TALTALCUAL <3

  2. No es nada facil, lo digo por experiencia propia. Mi novio (ahora marido) tuvo epocas que trabajaba 6 meses aqui, seis en NY o Londres y era durisimo recuerdo. Un par de veces fui, pero tampoco tenia vacaciones ilimitadas en mi trabajo, por lo cual era bastante frustrante a veces, sobre todo se me hacian dificiles los fines de semana (si habré odiado parejitas caminando felices por las calles!! jaja) luego la frecuencia era mas alta pero menos dias de separacion (dos semanas aqui, dos semanas allá), igualmente dificil. En el medio me prepuso casamiento y las cosas se normalizaron y hoy puedo decir que toda aquella experiencia nos sirvió para fortalecernos y no ser tan dependientes el uno del otro y sobre todo ser mas felices de lo que uno pueda imaginarse.
    Tus viajes frecuentes a NY seguramente son viajes por amor, y si es durisimo!!! pero la recompensa en algun momento vuelve y x 10000000!! 😉

  3. Justo en esto pensaba, cuando leí que te ibas a NY, ¿será algo a distancia? y creo que si, y te veo tan feliz <3.
    Por experiencia propia, en mi vida he tenido 2 relaciones a distancias, la primera de encontrarse en aeropuertos, acá, allá, y esos viajes fugaces de fin de semanas que son tipo luna de miel, y toooodo al principio es color de rosa, pero no hay como estrechar la mano, abrazar, o quedarte en silencio pero con la persona el día, hora que quieras, y no esperar "el determinado tiempo" para volverse a encontrar, y aquella vez dije nunca más!!! hasta eso han pasado dos años, y hace poco mas de 2 meses me encuentro en la situación "amor en aeropuertos" como le digo jajaja, y dentro de poco viajo para encontrarme con él, y quiero pensar menos, y disfrutar más.
    Moraleja: nunca digas nunca jajajaja
    Un beso, y mucha mucha luz para vos.

  4. Si. Así de difícil me resultó a mi, y eso que la distancia no era tan grande, costó. Pero ya te lo dijo Belén. Lo que no te mata, te hace más fuerte. Y te puedo asegurar que las relaciones a distancia, aunque parezcan lo contrario, están unidas por lazos fuertisimos! Me pasó igual, hasta que tomé la difícil decisión de mudarme, años después. Y fui feliz. Ojala que tu historia también tenga final feliz. O que directamente no tenga final!
    Besote 🙂

  5. Uhhhhhhh una etapa de mi vida fueron relaciones a la distancia, no funcionaron y las llore, sufri pensando en “eso que podria haber sido” como bien explicas vos. Y un dia volvio a pasar y como dijo Carla, si debe ser, es. Como son dos partes si vos queres que funcione y el otro tambien, finalmente funciona y nunca mas se piensa en lo que podria haber sido, sino en lo lindo que vendra. Y te lo digo yo que me lleve la “peor” parte que es dejar todo para seguir el amor…besos!!!

  6. Hace un año que estoy en pareja a distancia.. Fue facíl NO, imposible tampoco. Realmente nos contó mucho poder acomodarnos y amoldarnos a eso, pero siempre le dimos para adelante, los dos creemos mucho en el amor y más aún en el amor que nos tenemos.
    Sí es cierto que es horrible no poder abrazarlo cuando lo necesito, no poder festejar un éxito, no tener el cotidiano pero ves, una vez más triunfa el amor.
    Y claramente es, para mí, un proceso de maduración y de aprendizaje, porque me la jugué por lo que quería y porque después de una verdadera mala experiencia dije “nunca más”, y aquí estoy hoy, superando obstáculos. ¡Sí es cierto que el amor existe!
    Hermoso posteo Flor!

  7. Es dificil, mas si el es chico, sabes que va a querer buscar “accion” con otras mujeres. Es idilico pensar que va a estar celibe hasta volver a verte.

Leave a Response