Diario de viajeNew York City

Diario de Viaje: New York City – Día 11.

IMG_5968 IMG_5997 IMG_5970 IMG_5986 IMG_5990 IMG_5996 IMG_6005 IMG_6003 IMG_6006 IMG_6029 IMG_6023 IMG_6071 IMG_6057

Esta vez nos toca llegar al Día número 11!

Antes que nada, no olviden que pueden ver TODOS los anteriores Diarios de viaje en estos DIEZ links: Día 1 en este linkDía 2 en este linkDía 3 en este link, Día 4 en este link, Día 5 en este link, Día 6 en este linkDia 7 en este linkDía 8 en este linkDía 9 en este link y Día 10 en este link.

 

Ahora sí… el día 11!

El día 11 en NY fue el 7 de enero de 2015 y mi cumpleaños número 27.

Cuando comencé a planear este viaje quería cumplir dos sueños: año nuevo en Nueva York y mi cumpleaños en Nueva York.

Al principio fue algo chocante porque significaba pasarlo lejos de familia y amigos (y yo soy muy de festejar los cumpleaños), pero el 2014 había sido un año complicado en muchos sentidos (complicaciones de las pasajeras, pero de las que en el momento te dejan muy mal) y la verdad es que también quería alejarme de todo y todos.

Así que me fui: un poco a cumplir sueños, y otro tanto a escaparme y desconectarme.

 

Menuda sorpresa me llevé entonces la mañana del 7 de enero cuando golpearon la puerta del departamento (yo dormía) y MI MAMÁ estaba en la puerta!! 😀

Habían hecho una suerte de complot (complot de los lindos), y organizado para que ella (ella, mi mamá) estuviera conmigo ahí el día de mi cumpleaños.

No pretendo ponerme cursi porque esto es un Diario de Viaje, ya saben, pero la verdad es que fue una sorpresa hermosa y yo (que soy un queso para las sorpresas) no me la imaginaba ni un poquito.

La cuestión es que después de bañarme y vestirme, salimos a desayubrunchear por mi cumpleaños a Egg (sí, el lugar del inconveniente con el pedido del que les conté acá) para darle una segunda oportunidad (y la verdad fue que nos atendieron de maravillas).

 

Lo único que había pedido para mi cumpleaños eran globos con helio. Primero dije que quería 27, y después recapacité, y me conformé con 7 (el día de mi cumpleaños Y mi número de la suerte).

Así que del departamento a Egg con los globos, en Egg con los globos y de ahí… en Uber (sólo por ese día) hacia Manhattan.

 

El día en sí estaba lindo pero HELADO, y el plan fue visitar el Museo Guggenheim, porque además una de las exhibiciones que había allí terminaba ese mismo día.

Las fotos dentro del “Gugg” se las debo, porque no está permitido sacarlas (a diferencia del Museo de Historia Natural o del Met) pero destaco como punto a favor que podés dejar bolsos y abrigos sin cargo para caminar tranquilo.

La arquitectura del museo es hermosa y muy característica, con un edificio como circular, que por dentro se recorre con obras dispuestas a lo largo de su circunferencia y a través de una rampa circular por la que vas bajando.

La entrada al museo sale 25 dólares (sí, salada!) pero hay descuentos para estudiantes, y los sábados de 17.45 a 19.45 la entrada es “lo que vos quieras pagar” (nosotros intentamos ir ese día pero hacia frío y llovía, la cola afuera una hora antes de entrar ya era larguísima, así que finalmente no nos quedamos).

En el museo no me dejaron entrar con los globos pero… me dijeron que podía dejarlos atados en la puerta. Así que los dejé, pensando que cuando saliera a las 2 o 3 horas iban a ser historia… pero NO! Seguían AHÍ!!!

Del museo, al Central Park (helado) a patinar sobre hielo. (gran plan cumpleañero)

En invierno en Nueva York puede patinarse en varios lugares.

El más conocido, popular (y caro) es el Rockefeller Center. Patiné ahí hace algunos años y la experiencia está buena, pero no sé si vale todo lo que cuesta, más allá de la foto.

Dentro de Central Park hay varias pistas. Yo fui esta vez (y la primera que estuve en NY) a Woolman Ice Rink, que es redonda, bastante más grande que la de Rockefeller.

En realidad a mi me gusta porque está dentro del parque (con la tranquilidad y no-ruido de la ciudad que eso significa) y al mismo tiempo se ven de fondo los edificios.

Otra opción para patinar sobre hielo es la pista que está en Bryant Park (detrás de la Biblioteca) que es la opción más económica de todas, pero evidentemente, la que más se llena.

Mientras patinaba también até los globos en una reja… y sobrevivieron!

Nos encontramos más tarde con mi mamá cerca de Times Square, y de ahí nos fuimos a cenar.

Antes encontré (¡de casualidad!) la estatua de LOVE que buscaba hace un montón y no había visto antes estando en NY. Si lo quieren ver y sacarse una foto, está en la esquina de la Sexta Avenida y la calle 55.

¿Y la cena de cumpleaños?

Dónde si no en Milon, ese lugar entre fantástico y casi ilegal, lleno de luces, en East Village, y del que les conté acá.

Lo mejor ahí (además de la comida) es que al momento de traerte una torta de cumpleaños hacen que las luces bailen tipo árbol de navidad y ponen una canción estilo el feliz cumpleaños pero cantado algo así como “JA PI BER DEI TU IU JA PI BER DEI TU IU” con acento de India. POSTA. Pueden ver el video que lo prueba en este link!

Acá también até los globos en la puerta del local y seguían ahí a la salida 😀

La noche de mi cumpleaños casualmente fue la más fría de todas las que estuvimos ahí (21° grados BAJO CERO de sensación térmica brrrrrrrrrrr) y después de la cena nos volvimos en un Uber para no morir de congelamiento.

 

Se que el Diario de Viaje de hoy es distinto a todos los anteriores, pero más allá de la experiencia personal de mi cumpleaños, espero que se queden con las recomendaciones de visitar el Guggenheim y de ir a patinar sobre hielo.

 

Besos y buen fin de semana!

Y no olviden a anotarse a los dos sorteos que hay en el blog acá y acá!

 

Besos,

Flor.


11 comentarios

  1. Flor!

    Que buen cumple 🙂
    La historia de los globos y de como sobrevivieron es genial!

    Te cuento que este año cuando viaje a NY dije: Si o si quiero ir a MILON (y todo porque había visto la foto acá en el blog y quede fascinada) finalmente fui y me encantol!!!!
    Lo mas divertido es como se pelean los del resto de al lado (que es igual a Milon) para ver a cual vas a entrar jajajajaja!

    Un diario de viaje distinto y muy lindo!

    Saludos y buen fin de semana 🙂

    Bere.

  2. A minutos de entrar a trabajar, leo lo de la sorpresa de tu mamá y lloro y chau maquillaje.
    Que linda manera de arrancar un nuevo año 🙂

  3. Hola Flor, hermoso tu post. Te conocí por YT y ahora estuve leyendo un poco tu blog. Vuelvo a NY por tercera vez el proximo octubre y realmente siento la misma emocion que la primera vez. Hice la mayoria de las cosas que mencionas y otras ya me las agende (como ir a FiveNapkin) Nunca fui de viaje a otro lado, y no me arrepiendo, tambien pienso, porque no volver a Nueva York si es a donde tengo mas ganas de ir. Ademas cuando vas varias veces ya no son un turista, empezas a conocer otros lugares, a hacerte idea de que visitar y que no y simplemete amo esa ciudad y sus lugares. La ultima vez que estuve ahi fue justamente en las fechas en que comenzaste a postear este diario de viaje (blog al que lamentablemente no conocia en esa epoca). Decidi ir el dia de mi cumple, 20 de febrero, especialemte porque cumplia 30 años; y senti lo mismo que vos, fue muy raro, pero a la vez exitante. Por otro lado, jamas habia pasado mi cumple en invierno (y que invierno, fue el peor de los ultimos años) 3 tormentas de nueve en 2 semanas, terrible! Un promedio de termperatura de -10 grados brrrrrrrrrrrrr. Una experiancia hermosa, pero no se si volveria en febrero, por eso ahora voy en octubre. Queria agardecerte por compartir tus experiancias y concejos. Un saludo grande.

    Julia

Leave a Response