#postdelosmartesprensa

Instagrammers.

La semana pasada, me contactaron de la Revista Mercado.

Estaban escribiendo una nota sobre los “instagrammers” y querían mi opinión, especialmente a la luz del reciente caso de Essena Oneill (sobre el cual, si aún no leyeron nada, les recomiendo esta nota. Está en inglés, pero Chrome la traduce 😉 )

La verdad es que para mi fue la oportunidad perfecta para poder opinar acerca de un tema que me interesa mucho, y que analizo constantemente, especialmente a nivel local, desde “adentro” y desde “afuera”.

 

Les dejo a continuación las capturas de pantalla de la nota, que pueden ver completa en este link.

Más allá de eso, más abajo les dejo los textos completos de mi respuestas (por temas de edición, no todo quedó dentro de la nota, claro), pero como les decía, es un tema que me resulta tan interesante, que no quería perder la oportunidad de aprovechar este #postdelosmartes para compartir mi opinión con ustedes, acerca de este “mundo” de los “instagrammers”.

 

ig1 ig2 ig3 ig4

¿Que es un instagrammer?

Ser un instagrammer es sin dudas ser un usuario de la aplicación Instagram (de ahí el nombre), pero es mucho más que eso.

Hoy se denomina como instagrammer a aquellas personas o personalidades que han adquirido cierta relevancia y popularidad en esa red social, de modo tal que poseen un número importante de seguidores, una audiencia fiel, y un público atento a sus comentarios y opiniones, y que, de algún modo, marcan tendencia o son capaces de tener un impacto o influencia en quienes los siguen.

 

¿Y cómo es el negocio alrededor de ellos? ¿vos formas parte?

En muchos casos, distintas marcas se acercan a los instagrammers, teniendo en cuenta esa habilidad de estos últimos de tener cierto impacto o influencia en sus seguidores.

Así, la marca se acerca a la persona pensando que si tal vez usa o recomienda un producto, por ejemplo, su audiencia también lo haga.

 

¿Pagan por post? ¿cómo una publicidad? ¿qué tipo de marcas se acercan?

Depende. Si la marca se acerca al influencer siempre lo es con alguna propuesta: canje por productos o tal vez un precio en dinero por publicación.

Las marcas que se acerquen dependen del perfil de la persona y de su audiencia, y así pueden variar mucho: de ropa, de alimentos, de viajes, de deportes, etc.

 

¿Vos estás con alguna marca actualmente o tuviste experiencia? ¿Tenes ganas de mencionarme algunas? simplemente para tener algunos nombres locales que se dedican a eso

Si, varias veces.

Si, por supuesto. En este momento, por ejemplo, soy embajadora de Microsoft Lumia en Argentina. La marca se puso en contacto conmigo para que probara uno de sus teléfonos por un tiempo y compartiera la experiencia con mis seguidores a través de Instagram.

¿Y podes vivir de eso?

En mi caso puntual, no me considero una instagrammer, tal vez porque en lo personal, construí todo a partir de un blog, y luego fui potenciándolo con las redes sociales, pero no desde ellas.

Hoy trato de que el blog y las redes convivan de manera armónica y que cada una invite al lector/seguidor a la otra.

Hay otras personas que se dedican más a hacer posteos simplemente en redes sociales y tienen sitios personales que prácticamente no actualizan o ni siquiera tienen uno.

 

Yo hoy por hoy tengo un trabajo “normal”, de oficina, y todo lo que tiene que ver con el blog y demás, es algo que hago en mi tiempo libre, y que de a poco ha comenzado a darme ingresos, como así también la posibilidad de vivir experiencias únicas.

Tal vez sea algo de lo que se pueda vivir, o haya gente que viva de ello hoy en día, no lo sé.

El tema es que es complicado. Es como el huevo y la gallina y perdón lo obvio o mundano de la comparación (Ahora explicó)

Por algún motivo, te creaste un perfil en redes sociales o un espacio en la web. Por tu personalidad, tus gustos, tu estilo, etc, hubo gente que empezó a seguirte. Gente que empieza a leerte, a escuchar tus opiniones, a valorar tus recomendaciones.

Crece tu audiencia, crece de algún modo esa influencia en potenciales consumidores y entonces una marca que detecta eso, te contacta.

Y tal vez luego otra, y otra.

Y entonces lo que puede haber empezado como un simple hobbie empieza a generar ingresos, o regalos.

El punto pasa por ver cómo sigue esa evolución. Si de repente los posteos de una persona en Instagram son todos publicidad, o productos regalados, o promociones, tal vez pueda perderse esa personalidad, ese estilo, ese “algo” que te hizo único al principio y por lo que la gente te empezó a segur. Y puede que eso lleve a que la gente deje de seguirte, o deje de creer en la objetividad de tus opiniones respecto a un producto o sienta que de algún modo esa persona se transformó simplemente en alguien que hace publicidad y se aburra.

Entonces el equilibrio entre generar vínculos con marcas y no dejar de ser fiel a tu audiencia (que en definitiva es quien logro que te convirtieras en influyente) es delicado.

Se entiende?

 

Perfectamente. De hecho, con relación a eso ¿qué opinión te merece el caso mediático de la adolescente que expuso este modelo de negocios y se fue de las redes sociales?

Creo que varias de sus críticas apuntan a lo que decís, la marca le decía cómo y cuándo postear, qué decir…

Creo que es algo que puede pasar. Como en todas las actividades o profesiones que parecen “color de rosa” desde afuera, siempre puede haber alguien que “explote”y que decida exponer la verdad.

Tal vez tiene más sentido si además pensamos en que es alguien chico (18 años si no me equivoco) y que cuenta que todo en su vida pasaba por la aprobación y el “megusteo” de la comunidad de redes sociales.

Tal vez la clave es ver que tanto peso o influencia tiene eso en tu vida. Si la “felicidad” depende de la cantidad de “Me gusta” que una foto recibe entonces las cosas no están bien, y eventualmente colapsás.

 

Me quede pensando algo más. Volviendo a lo de esta chica Essena Oneill, y creo que la clave es que más allá de la audiencia, la popularidad, los regalos o lo que sea, ser real. Todos tenemos malos días, y a veces contar con una foto que nos llevó 30 intentos lograr esa toma, o subir una foto desarreglada o confesar que no tuvimos un buen día, nos hace más “humanos”, reales y cercanos.

 

¿Pensás que esa honestidad es compatible con el negocio del advertising? ¿o una traba y algo que tenes que “negociar” con la marca?

En mi caso puntual, si el producto o la marca no me cierran, prefiero decírselo antes a la marca y no salir a hablar o a publicitar o a mostrar eso. Me ha pasado.

Pero también creo que la honestidad va más allá de eso, y tiene que ver con mostrar que nuestra vida por decirlo de algún modo no es perfecta, que no todo es risas o ropa o eventos, que hay alguien atrás que es real. A veces con tantas fotos, tantos filtros y tanta atención al “Me gusta” mucha gente se pierde.

Y leo que esta chica estaba en redes desde los 12 años!! Es mucho. También ves que pasa con los chicos actores o modelos. Habitualmente sucede que entrar en crisis, o que largan todo.

 

¿A nivel social te parece que es un problema?¿Crees que afecta a las percepciones de los adolescentes sobre la belleza, el éxito, etcétera?

Por supuesto!

Creo que crea esa sensación de que eso, lo que esa persona muestra o representa es la belleza o el éxito.

Seguro habrá detractores, o personas que puedan ver más allá de una foto o algunas líneas, pero lo que significa para los más chicos. Para los niños o adolescentes que tal vez no pueden percibir eso es tremendo.

No sé si se entiende.

 

No soy madre pero creo que desde ese lugar debe ser importante marcar que cosas son reales y que no.

Salvando las distancias, cuando yo era chica, con mi hermana nos encantaba ver Chiquititas. A mi mamá no le convencía tanto.

“Los chicos que viven en orfanatos no van a Disney” nos decía.

Y si bien uno puede entender claramente que eso era ficción, cuando sos chico es más difícil diferenciar eso.

 

Desde el otro lado, igual, yo hoy divulgó cuando algo me lo regalan, o cuando hago una acción con una marca, o cuando no tengo un buen día, o cuando hice mil fotos hasta lograr la que me convenció. Porque eso es ser real y mostrarse así.

 

 

¿Pensás que puede ser tendencia esto? acá en el país… ¿qué crees que se necesita a nivel económico para que sea más rentable?

Hasta donde yo conozco, al menos, en todo lo que es moda o estilo de vida esto ya existe.

Ya es una tendencia y si estás de un lado o del otro, te das cuenta de la publicidad que se ve en muchas fotos de Instagram.

Desde el lado del instagrammer creo que es importante ese equilibrio entre el ingreso que puede llegar a recibir o que le ofrecen y la audiencia que te mencionaba antes.

Si alguien se “vende”, la mayoría de los seguidores lo nota, y no tienen drama en comentar una foto con un “por la plata baila el mono” (lo he visto)

Desde el lado de la marca creo que es clave detectar que es lo que le sirve a esa marca, porque no es lo mismo para todas, y ver entonces que personas pueden ayudar a difundir su campaña o promocionar su producto, que de nuevo, no son las mismas personas para todos y después saber medir resultados.

 

¿Cuánto se gana más o menos? En general por publicidad (fuera de los canjes).

Depende muchísimo de la cantidad de seguidores (aunque en mi opinión las marcas deberían considerar más el engagement y no lo hacen).

Alguien con, por ejemplo, 5000 seguidores puede cobrar tal vez 500 pesos un posteo en Instagram.

Lo del engagement tiene que ver con personas con, por ejemplo, muchísimos seguidores y muy pocos likes por foto en comparación o tal ves nulos comentarios.

 

¿Crees que hay mucha gente ganando dinero con Instagram en el país? ¿o te parece un mercado chico?

La verdad, no lo sé. Yo puedo hablar del mercado que conozco y en que me manejo a diario que tiene que ver principalmente con todo lo que es moda, como te comentaba antes.

En este mercado, creo que cualquier persona con muchos seguidores y que es “detectada” por una marca o agencia, puede ganar al menos algo de dinero.

No sé si sucede lo mismo en tecnología, deportes, turismo, etc.

 


 

Ahora QUIERO leerlos en los comentarios!

Como ávidos consumidores de Instagram que me imagino que son, me encantaría saber que piensan sobre el caso Essena Oneill, así como también que opinión tienen respecto a todo esto de los “instagrammers”.

 

Como comento en una de las respuestas más arriba, yo estoy de algún modo “del otro lado”, las marcas me envían sus productos de regalo o me contactan para promocionarlas y entonces… ¿es todo mentira? ¿Nada de lo que se ve es real?

Como también menciono más arriba, creo que no. Creo que si más allá de todo esto, uno sigue siendo real, auténtico, mostrándose como realmente es (con las cosas buenas y las malos, los días increíbles y los pésimos), eso se ve, y en definitiva es lo que importa.

 

Pero basta de hablar yo. De verdad hoy quiero escucharlos a ustedes.

A los comentarios!!

 

Besos,

Flor.


8 comentarios

  1. Hola Flor!
    Coincido plenamente en que las marcas argentinas deberían prestar más atención a la posibilidad de usar a “instagrammers” y en general a personas-marca para promocionar sus productos.
    Justamente ayer leí lo que decía un ex Youtuber, Zack James, sobre el caso de Essena y me pareció genial:

    “Social media can be whatever the user desires it to be. Allowing yourself to become pressured into a false life that you’re uncomfortable with is the result of your own actions and intent. The inability to define yourself, your life, your own sense of confidence comes from a lack of trying to understand yourself.”

    Tenés casos como Humans of New York, donde Social Media amplifica un valor humano increíble que se encuentra en su creador, Brandon, y también tenés una Kylie Jenner que usa sus millones de seguidores tanto para ganar plata como para mostrar casos de Bullying en todo el mundo. Las redes sociales son posibilidades de amplificar, tanto cosas buenas como no tanto.

    Saludos!

    1. Coincido en lo que citás de Zack James! En definitiva, es no dejar que la realidad 2.0 nos atrape y defina todo lo que somos o lo que tenemos para dar.
      Y me encantan los casos que resaltas. Sigo a HONY y AMO todo lo que hacen y disfruto todos y cada uno de sus posteos, y más aún ver como a partir de una simple foto y un texto, a veces logran tanto.
      Y justo de Kylie Jenner hablé en un #postdelosmartes hace un tiempo: http://pennylaneblog.com/2015/09/iammorethan.html

  2. El boom del IG se vive de manera diaria, y ahora: muchas de las que estaban todas calladas y sumisas en el mundo blog, porque ahí si te daban bola al responder un comentario, dieron salto en menos de 1 año y hasta triplicaron sus seguidores, y 0 comentario, ubicas? Ahí mismo, sabes que algo anda pasando, que están comprando seguidores y me parece lo mas NEFASTO/INSENSATO/FALTA DE SEGURIDAD y demás. Dejé de seguir a muchas por lo mismo, y/o porque sus cuentas ya no tienen nada de real/personal, sino al contrario van ofreciéndote y metiéndote productos hasta por los ojos, y vaya saber si es que en realidad lo han probado, todo esto a cambio de que? DINERO Y POPULARIDAD.
    Creo, y pienso sinceramente, hablo de las blogger y chicas que se dedican a ese mundillo, no de otro, porque no sé, pero es lamentable que no se den cuenta que se deben a sus seguidoras, y que nadie tiene cara de tonta al no darse cuenta que al hacer esto que mencionaba, lo único que lograrán es perder su esencia, con la que todas iniciaron. Sé también que no viven de los comentarios, y likes que le pueden dar, que deben buscar estrategias para poder subsistir, pero por lo mismo; creo que se debe mantener una línea, estilo y saber escoger que tipo de trabajo con devuelve en publicidad vas aceptar, porque deben pensar que tienen un “tipo de público” adquirido y se debe mantener la línea, pienso.
    Tu nota la leí por tw y me parece mas acertada y real, y sos de las que reconoce cuando si y yo te patrocina una marca, pero creo al menos, te tomas la molestia de informarte y probar previamente.
    Y estoy en total desacuerdo aquellas instagrammers que dicen llamarse blogger, ubicas la comparación no? LEJOS
    Me extendí jajaja y lo de la chica australiana, pues eso no es mas que otra cosa, cuando se te sube todo y no tienes los pies sobre la tierra, aunque fue sincera, es algo que se sabe y murmura. VALIENTE.
    Un beso Flor.

  3. Copada nota!! Me gusto mucho, es un universo que me despierta curiosidad, pero con mi uso basico de IG (unas 150 publicaciones, unos 100 seguidores), nunca iba a poder enterarme de estas cosas. Felicitaciones por los no se cuantos seguidores, y por mantenerte “real” dentro de ese mundo.
    Saludos!

  4. hola flor, me gusto mucho la nota. El caso de Essena me llamó la atención, porque muchas veces vemos lo que nos muestran, parece todo idílico y puede ser (medio) deprimente sentirse tan alejado de eso que parece vemos y parece real.
    Por ejemplo, yo veo tu blog o tu IG y pienso que tu vida es ideal. Comida, familia, viajes, ropa, novio, “a quien no le gustaría tener tu vida” pensé alguna vez. Cuando subís textos como el post de los martes no puedo entender como teniendo todo lo que tenes -por lo que nos mostras- podes tener tantas dudas y crisis. Es por eso que banco mucho el post de los martes porque es algo muy conectado a la realidad de cualquiera de nosotras, cosa que no vemos mucho en las redes en estos días.

  5. De a poco estoy dejando de interesarme en los blogs de moda y todas las redes que ellos conlleva (facebook, instagram, twiter), antes entraba todos los dias a la espera de un nuevo post de los que sigo y hoy quizá la frecuencia es dia por medio o menos, me di cuenta que terminaba de verlo y me decia “lo necesito ya”, considero que son un estimulo a gastar increible las redes sociales, que hay gente que no puede controlarlo. Lo de la blogger australiana, me terminó de convencer de mi postura y ademas abrir aun mas los ojos…todos muestran vidas perfectas, ropa nueva todos los dias y viajes para llevarte al consumismo extremo cuando la realidad demuestra otra cosa y hay gente, que deja la vida por tener lo ultimo de lo ultimo…y me parece un desproposito y una irresponsabilidad tremenda de ambas partes. Quiza porque tengo mas de 30, estoy casada y lo mas importante es la casa propia, que por suerte logramos; viajar, si obvio me encanta y por suerte lo hago seguido gracias a mi profesion y la de mi marido, pero primero fue la casa. Veo gente que alquila y a duras penas llegan a fin de mes pero tienen una lancha, un mega auto y mucha ropa, salidas en las que gastan fortunas y van subiendo las fotos como si eso le diera mas notoriedad…no digo que está mal, cada uno vive como puede y quiere, solo que no es mi estilo el vivir “para afuera” pensando que foto poner o no para aparentar quizá lo que no soy, como dice el dicho “dime de que alardeas y diré que careces”

  6. Hola Flor!
    Muy bueno lo que decís. Apoyo totalmente el uso consciente de las redes sociales y sobretodo la honestidad. Creo que particularmente en el caso de Essena fue una cuestión de sanidad mental. Si las marcas la insitaban a vender ideas que la enfermaban y que iban en contra de lo que ella creía pensar como correcto, en buena hora se abrió! En épocas de sobreinformación y de manipulación de la imagen que damos uno termina por valorar los personajes más auténticos, porque después de todo, uno busca identificación y no creo que alguien se identifique mucho con alguien que vende 24/7 dietas, tés y otros productos afines, olvidándose de lo humano.
    Con Ingrid Nilsen en YouTube pasó algo similar, ¿no?, cuestionandose su identidad y liberándose nos permitió conocer alguien mucho más real y 100% más adorable.
    Besote!

  7. Hola Flor! que bueno que hablaste sobre este tema. En mi caso personal, hay varias bloggers que deje de seguir porque sus instagrams parecían escenas sacadas de The Truman Show. Ademas, mostraban prendas imposibles de comprar. Quien puede comprarse 5 tapados de Cher en una misma temporada? Los mortales compramos en Forever y H&M! jajaja
    Te cuento una situación: cierta chica muy popular promocionando un Banco des Los Angeles, todas las seguidoras haciendo preguntas un tanto bobas sobre el banco, mi hermana escribe: por favor chicas, le pagan por promocionar el banco, déjense de joder. Automáticamente esta chica la bloqueo en Instagram. Como si los seguidores no supiésemos que les pagan!
    Creo que lo importante es no perder la esencia que, como vos decis, es lo que originalmente nos lleva a seguirlas!
    Besote.

Leave a Response