¿Cómo integrar un color fuerte en el dormitorio?

Si alguna vez pensaste en sumar un color saturado en tu dormitorio, pero después te dio miedo de que quedara mal, entonces este post es para vos. Hoy te quiero mostrar varias ideas para que puedas sumar color en tu cuarto y lograr un diseño muy original, sin que el espacio se sienta pesado.

Una de las formas más baratas y fáciles de agregar color en un espacio, es con pintura. Se puede crear un punto focal en el espacio, pintando una sola pared de un color destacado, para resaltar y llevar la mirada hacia ahí. En los dormitorios, en general se elige la pared de atrás de la cama, para darle un marco a este mueble.

Otra idea que involucra la pintura en las paredes es la técnica half-painted. Esta consiste en dividir las paredes del espacio en dos con una línea horizontal, y pintar sólo la mitad de un color que te guste. En la foto podemos ver que los bordes entre los dos colores no son perfectos, sino que se dejan ver los brochazos para un look más informal.

Sin duda la cama es el mueble más importante del espacio, por lo que es ideal integrar color ahí. Una buena manera de sumar color, es eligiendo la ropa de cama de un tono destacado, para que resalte en un espacio blanco. En la foto vemos el verde esmeralda en el acolchado y almohadas, que está muy en tendencia últimamente.

Otra idea que involucra la ropa de cama también, es decorar con almohadones y complementos como mantas en distintos tonos de un mismo color. De esta forma se agrega color al espacio, pero con una gran variedad de elementos que le dan dinamismo. En esta foto vemos también que se complementan los almohadones con la alfombra, en la misma paleta de colores.

Sumar color en los muebles chicos de la habitación, también es una buena idea para renovar esas piezas que ya no te gustan tanto. Con una mano de pintura, podés darle un nuevo estilo a tus mesas de luz por ejemplo, sumando color y personalidad en el espacio. En la foto vemos una mesita en naranja flúo, colores que está muy de moda.

No hace falta que en tu dormitorio sólo destaque un color, sino que podés elegir varios para decorar. Lo ideal es equilibrar los colores fuertes con colores neutros, para que el espacio no se vea saturado. En general se elige blanco, gris o madera para las paredes y muebles grandes, dejando destacar al color en detalles como estuvimos viendo en los ejemplos.

Espero que estas ideas las haya inspirado para sumar un poco de color en tus espacios.

¡Nos vemos la próxima!

Agos

@theamandablog

Sígueme
Agos Sime
Agos Sime
Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *