#postdelosmartes

Lo qué fue y lo que dejó BAFWEEK.

Hay una frase que se escucha en mi casa desde que tengo memoria: “Si vas a criticar tenés que saber hacerlo mejor” y con esa premisa me dispongo a escribir el post de hoy.

La semana pasada fue BAFWEEK, LA semana de la moda de Buenos Aires (como su propio nombre lo indica) y la verdad es que creo que nos dejó un sabor agridulce a muchos.

 

Tal vez lo recuerden (o tal vez no) pero desde el año 2015, BAFWEEK cambió.

En febrero no se realizó la edición que “hubiera correspondido” conforme al cronograma habitual que se venía manejando hace años, y recién en agosto de 2015 volvió “renovada”.

 

Pero para ser sincera, en mi opinión, esa “renovación” no fue tal y hay muchas deudas que siguen estando pendientes, y voy a ir analizando punto por punto cada uno de los temas que considero importantes.

Si bien puede resultar obvio, aclaro que voy a hablar totalmente desde mi opinión personal, desde lo que se, vi, leí, escuché, y que nada de esto es la verdad absoluta.

 

1- La grilla.

La grilla de desfiles de BAFWEEK se ha achicado en las últimas ediciones.

De 2 salas con desfiles pasamos a sólo una con muchos menos. Algunas marcas que siempre desfilaban dejaron de hacerlo, y pasarelas como las de Semillero UBA directamente desaparecieron.

La verdad es que nunca llegué a ver Semillero UBA (porque los desfiles eran temprano y yo nunca llegué antes de las 17), pero que se hay perdido la oportunidad de que estudiantes de las carreras de diseño de UBA puedan mostrar sus diseños no parece ser un paso adelante.

 

2- Los desfiles.

Con respecto a las marcas que se presentan, leí por muchas partes que lo que se ve es lo que ya está en los locales y vidrieras hace un mes, y en muchos casos es cierto.

Muchas de las marcas que desfilan son “comerciales” (entendiendo por ello que son de consumo masivo, y que están en todos o casi todos los shoppings) y ello es cierto. Puede que el factor “novedad” se haya perdido, pero en lo personal no cambio un desfile por nada.

El sólo poder sentarme a ver pasadas de modelos ataviadas con una nueva colección. El ver las prendas, el vuelo, la tela, la pasarela que el diseñador preparó, la música que eligió… todo eso para mi sigue siendo una experiencia increíble y que disfruto cada vez como si fuera la primera vez.

Tema aparte es el tema de respectar los horarios de los desfiles: algo que no ocurría, y que no ha cambiado.

 

3- El predio y los stands.

Con el cambio de organización y de sponsors, el predio y los stands se achicaron y mermaron, respectivamente.

Hay algunas marcas que siguen estando año a año y otros tantos stands que van rotando y cambiando.

La oferta creo que era y sigue siendo parcialmente de moda o de accesorios (con marcas que ofrecen, publicitan y venden allí sus productos) y otros tantos stands no tan vinculados con todo lo que es moda.

 

4- El acceso. General y a desfiles.

El acceso para el público general antes era pago. No estoy segura pero creo que la entrada salía $70 en la última edición, pero con varias promociones (Club La Nación, por ejemplo), tenías 2×1, y también las marcas y medios sorteaban entradas, y se podían conseguir más en los locales de los diseñadotes/marcas que se presentaban.

Es decir que el acceso no era ni restrictivo, ni excesivamente caro, y muchísima gente concurría.

Con el cambio de organización siento que algo falló. La asistencia del público en general a BAFWEEK bajó muchísimo. Y no les hablo de un martes a las 3 de la tarde sino de un día a las 19 o 20 horas con el predio con poquísima gente.

Lo dije en su momento y lo repito. No sé qué es lo que está fallando. Es la forma de acceso? Es la publicidad?

Desde la edición de agosto de 2015, la entrada pasó a ser libre y gratuita pero con acreditación previa a través de Internet.

Pero hay algo que no funciona. La página para acreditarse “se cae”, los cupos se agotan, o hay gente que ni siquiera sabe cómo es que funciona el “sistema”.

 

Durante agosto de 2015 (antes y durante BAFWEEK) recibí a diarios comentarios en el blog, mails y mensajes por redes sociales preguntando cómo era que funcionaba el nuevo sistema de acceso.

De nuevo: no sé que está fallando. Si faltó comunicarlo más masivamente, o si la parte más técnica/informática del sistema falló.

Tanto en agosto como ahora me escribían también diciendo que conocían el sistema de acreditación, pero que no funcionaba o no había más cupos.

 

El acceso a desfiles fue otro dolor de cabeza.

En agosto de 2015 al acreditarte para el precio como público general podías acreditarte para un desfile por día.

Los cupos se agotaron rapidísimo, pero de nuevo algo falló porque los desfiles no estaban llenos, con lo cual o el cupo que se le asignó a cada uno era bajo, o se le asignó un cupo “real”, y mucha gente que indicó su intención de asistir luego no fue.

Esta vez la historia se repitió.

Si bien podías acreditarte a desfiles, después había poco público, y al mismo tiempo por el poco público se “convocaba” a la gente a asistir y acreditarse en el momento, y luego, como en el desfile de Complot el público en general se quedó afuera.

Y a pesar de este sistema de pre-acreditaciones a desfiles y demás, se siguió viendo lo que se veía desde siempre: largas filas para entrar a desfiles para el público general (aunque teniendo en cuenta la baja asistencia no tan largas).

 

5- Prensa.

Hace ya 8 ediciones que cubro BAFWEEK como prensa, y creo que las últimas dos han sido las peores en cuanto la organización y el trato.

No lo digo en lo personal, porque la relación con todo las personas que conforman la agencia a cargo de la acreditación es buenísima, sino, nuevamente, con el “sistema”.

Antes (léase antes de agosto de 2015) existía una dirección de correo electrónico a la cual uno debía escribir para acreditarse.

Presentarse, contar que hacía, antigüedad del medio, y hasta una suerte de “racconto” de la cobertura de ediciones anteriores eran parte casi esencial del mensaje a enviar para solicitar la acreditación a una nueva edición.

La espera de la respuesta a ese mail les digo que generaba nervios, porque en definitiva uno no sabía que podía suceder.

Las últimas ediciones el sistema cambió. El año pasado existió una pre-acreditación de prensa a través de una planilla, y luego mucha gente quedó fuera de la “selección definitiva”. En otras palabras: no acreditada como prensa.

Este año directamente se acreditó a la prensa desde la organización. Cuando uno consultaba la respuesta era “ya estás acreditado” o “la prensa ya fue acreditada”, volviendo de nuevo a lo anterior: hubo gente que no fue acreditada.

Sumado a ello, y ya en términos prácticos de lo que es el predio, jamás existió un acceso libre (o con clave) a una red de wifi que permitiera compartir el contenido en vivo y en directo, y en la última edición hasta desapareció la sala de prensa en la que uno podía usar computadoras para conectarse a Internet, bajar fotos de una cámara a una memoria, sentarse, conversar o tomar un vaso de agua.

 

Les decía al principio que aprendí desde chica a no criticar si no se hacer mejor las cosas, o al menos proponer o sugerir que puede modificarse para mejorar.

¿Entonces?

 

En primer lugar, creo que BAFWEEK debe definir si elige ser más bien abierto o más bien exclusivo.

Sé que el lugar en cada sala es limitado, y que no pueden entrar infinitas personas en una sala para 500.

Una opción entonces es decidir cuanto espacio se destina para cada sector: invitados de la marca, prensa, público en general.

 

¿Cómo accede este público en general a los desfiles?

Pareciera ser que volver a la opción de “First come first served” (es decir, el primero que llega es el primero que accede” no es tan mala idea.

¿Pero como se puede agilizar eso?

Creo que hay varias formas. Una, por ejemplo, es la de abrir por Internet, y en forma previa una cantidad limitada de cupos.

Si el público en general tiene 300 asientos, abro la posibilidad de pre- acreditación para 300 personas, aclarando que la capacidad es limitada, y si no se puede seguir anotando es porque se acabo el cupo aunque siempre explicando que si en el momento existe espacio, se podrá acceder.

Y aclarando, por ejemplo, también, que es necesario llegar 30 minutos antes del desfile para cambiar su “pase”, por una pulsera, ticket, algo.

 

Para el acceso al predio, o ir por esa entrada a bajo costo que prácticamente todo el mundo estaba dispuesto a pagar, o ir por el acceso libre en la puerta con DNI.

Y en esa misma puerta ofrecer que desfiles aún tienen espacio libre.

Si de las 300 personas si habían acreditado para el desfile de las 17.00, son las 16.30 y no llegaron, empezás a ofrecer esas pulseras al que llega, o bien al que forma fila en la puerta del desfile.

YA se que no es fácil, pero tiene que haber un método que funcione bien, que garantice que la mayor cantidad de personas que quieren entrar a un desfile puedan hacerlo, y que a su vez invite al público del predio a entrar a un desfile si está por comenzar y la sala está a medias.

No debe ser algo “lindo” tampoco ni para diseñadores ni modelos salir a desfilar a una sala llena por la mitad como ha sucedido las últimas ediciones.

Tenés la sala a medias? Avisa por un parlante que hay espacio, que la gente se acerque a la puerta de la sala y entre.

Y no que piense que como no se pre acreditó ya no puede entrar.

 

En cuanto a la prensa es necesario que las reglas sean más claras.

Saber como acreditarse, a donde escribir, que requisitos hay que cumplir, poner parámetros objetivos.

Hace algunos años en la semana de la moda en Nueva York no podías acceder como blogger si no tenías al menos 10 mil seguidores en una red social.

No digo que sea la solución correcta ni menos aún la perfecta (y puede que lleve a prácticas de compra de seguidores no felices) pero al menos es objetiva.

O que para acceder tengas que haber cubierto dos ediciones anteriores.

Sos nuevo? Ok. Hay un cupo de 20 lugares para medios nuevos.

Que se le de importancia al historial, a la trayectoria, que los medios oficiales de comunicación de BAFWEEK no estén “dominados” por las mismas personas, que se admitan visiones plurales, distintas.

Hace falta una sala de prensa que sea cómoda, útil, funcional para aquellos que están ahí haciendo su trabajo: comunicando y difundiendo lo que es BAFWEEK.

Hace falta acceso a una red wifi (o que al menos sea fácil acceder a la del Gobierno de la Ciudad, por ejemplo, a la que puede accederse hasta en el subte, vamos!)

 

Lo que más deseo es que las salas exploten de gente deseosa de ver cada desfile, que el público se acerque al predio, que haya más stands, y que la presencia en BAFWEEK les sirva, que puedan darse a conocer, que puedan vender, que realmente sea LA semana de la moda en Buenos Aires.

Pero las cosas tienen que cambiar.

 

 

Y esto es todo de mi parte.

Me encantaría leer sus comentarios. Creo que es un tema en el que el intercambio y el ida y vuelta suma muchísimo.

Además, les recomiendo lean lo que Lessie escribió también con relación a este tema.

 

Besos,

Flor.


15 comentarios

  1. Hola Flor, soy bastante chica y la verdad no tenía idea de como funcionaba esto. Es más, incluso teniá penado organizar un viaje en agosto y asistir ( soy del interior) pero tu visión me desalentó un poco, es totalmente cierto lo de los desfiles; mientras más marcas se presentenn mejor, y también creo que está bueno que haya desfiles de diseñadores recién recibidos, es una gran oportunidad de mostrarse! Por último, también coincido con tu visión sobre los stands. Ojalá que esto en el futuro cambie, porque de esta manera el asistir no se me hace un plan tentador! Un beso y seguí así con el blog que me encanta!

  2. Guau, es una critica muy constructiva, yo no tengo experiencia en esto de los desfiles y demas, pero el año pasado tuve la dicha de ir a un desfile de Bafweek y tambien fui a 3 desfiles de Argentina fashion week que los ame y fui con toda mi ilusion y sali tambien re feliz quizas con ganas de mas pero eran mi primera vez entonces todo era color de rosas jijiji, cuando ya conoces como era antes y a su vez estas tan involucrada como vos para comunicar lo que ves de los desfiles te das cuenta que habia cosas que no te cierran, por ejemplo en el desfile que fui el año pasado con invitacion que consegui de la marca, me di cuenta que estaba con muy poca gente, pero para ingresar te pedian hasta tu grupo sanguineo y ni te cuento para sentarte en algun lugar, eso mucho no me gusto pero no me importo porque era la primera vez, este año no pude ir, ademas que no pude acreditarme, tenia la duda de ir y no poder ver mucho, entonces me acobarde y no fui. Pero ojala que la proxima mejore la organizacion y poder ir nuevamente.
    Excelente entrada!!
    Besote Grande!
    Me parecen excelentes tus ideas para que mejore la organizacion, ojala alguien de quienes se encargan de eso lo lean!

  3. Ufff como extrañaba estos post de debate. La verdad nunca tuve la suerte e ir a BAF porque soy de Córdoba y se complica, obviamente sigo los desfiles por todas las redes sociales.
    La verdad me quedé sorprendida con los comentarios que leo este año, siento que se cagan en el verdadero consumidor, los desfiles están llenos de famosos que sólo atraen prensa pero que no van a poner un sólo peso en las prendas. Indignante el tema del semillero de la UBA, es una puerta importantísima para los verdaderos diseñadores porque seamos sinceros, de diseño poco y nada, puras copias que ya las vimos en todos lados, prendas que se ven colgadas hace meses, prendas que ves en marcas como Zara, forever, etc, pensarán que no consumimos imagenes/prendas internacionales? . Me indigna muchísimo. Años antetiores apostaban más por el diseño de autor e independiente, hasta habia diseño independiente del interior, una pena que esas cosas se pierdan. Parece que BAF es sólo para algunos porque escuche quejas de todooooooos lados menos de dos “blogguers” pero claro está que son pagas. Una pena que se cierren tantas puertas para lo emergente y para sobre todo para el verdadero consumidor.

  4. Este año me fui triste por todo lo que dijiste y porque uno que siempre va con toda la expectativa de que las cosas cambien, uno quiere apoyar a la escena local y a la industria pero cada vez nos cortan más las alas. Esto no da para más y realmente tiene que cambiar si quieren ser algo más que cuatro stands y un par de desfiles de shopping

  5. Fui a baf en el 2014, por lo que comentas fue una de las últimas pagas, y la verdad es que me fui bastante decepcionada.. Ya en la entrada, había promotoras de Virginia Slim regalando atados de un nuevo cigarrilo (?), el predio me pareció muy chico y muy vacío, había algunos stand para comprar, otros que no tenían mucho que ver con la moda y rincones vacíos! Hice dos horas de cola para ver un desfile (ya que había pagado la entrada al menos quería ver algo) y la verdad es que no quise volver, tal vez fui con demasiadas expectativas no lo sé.
    Es un horror la ausencia del Semillero UBA, actualmente estoy estudiando diseño textil en la FADU, y es un espacio muy importante y muy valorado por los estudiantes, hay muchísimo talento para mostrar!!

  6. Hola Flor, me pareció una visión muy abarcativa y completa de lo que fue esta edición. Como ya sabes, desde que la nueva agencia se hizo cargo decidí no asistir más al BAF Week hasta que las “reglas del juego” estén claras, el basureo que recibí en la acreditación anterior me pareció innecesario. Además, punto importante: lo que más me gustaba de BAF era “Semillero UBA”, ahora con su quita es definitiva mi ausencia por tiempo indeterminado de este evento. Esperemos las criticas se tomen con ojos positivos y se mejore para llegar a buen puerto.

  7. Hola Flori, acá estoy diciendo presente con mi opinión.
    Habré asistido a por lo menos 8 o 9 ediciones consecutivas de BafWeek y en las ultimas 6 con acreditación de prensa. Te quiero compartir dos puntos de vista: desde el punto de vista de prensa, la organizacion tiene muchas falencias, (todas las que nombras), se hace muy dificil trabajar faltando tantos elementos que faciliten el comunicar, si no mejoran eso por mas que organicen un evento, la llegada de la informacion va a ser limitada a quien este muy interesado y metido en el tema. El otro punto de vista es el del publico regular. Y creeme que este es el peor. Honestamente no se como a la gente le gusta pagar (en su momento cuando era pago) para ir a un predio con dos stands y hacer dos horas de cola para un desfile al que no saben que van a entrar (creeme que me ha pasado, y NO entré). Quien haya pasado por esas situaciones te va a decir lo siguiente: “Al Baf? para que voy a ir al baf? a hacer dos horas de cola y no ver nada?”. Ahora, si lo que quieren los organizadores es mantener esa estupidez del caracter exclusivo y que al evento solo pueda entrar gente VIP o invitados de prensa, que por favor se lo hagan saber a la pobre gente que se come el chamuyo de que el bAF es la semana de la moda argentina por excelencia y que van a ver todos los desfiles que quieran. Dejate de joder. En resumen, por lo que yo entiendo el Baf viene teniendo mala prensa en el publico general (llamemoslo NO VIP) desde que las entradas eran pagas. Si la pasaban mal pagando, poniendo gratis la entrada iba a cambiar en algo? A los hechos me remito. Evidentemente NO.
    Con respecto a la grilla de desfiles coincido, ver desfiles con ropa que estan hace un mes en los shoppings tampoco me resulta tan atractivo, me encantaria poder ver diseño de autor, diseño independiente, volver a ver a SEMILLERO UBA que era excelente y descubrieron a tantos talentos (el ultimo grande que se me ocurre es Marcelo Giacobbe), por qué sacar a los estudiantes la unica gran oportunidad de tener su propio desfile?.
    Podria estar hasta el año que viene nombrando las falencias, espero que escuchen las sugerencias del publico y puedan hacer una autocritica y reorganizacion del evento, para que todos pero todos podamos disfrutar de una verdadera semana de la moda.

    Besos!

  8. Hola Flor! Ayer leí este post pero recién me puedo poner en la pc. La verdad es que por un lado me sorprende bastante esta situación y por el otro ya se veía venir por el fiasco que fueron las acreditaciones de la vez pasada. Lo único que espero es que las personas responsables lean estas opiniones y admitan las cosas que están haciendo mal, entiendo que no todo puede ser perfecto pero ya tuvieron la primera nueva edición para arreglar errores.

    Besos! 🙂
    Flor.

  9. En lo personal, creo que lo que falló fue la información y organización, tendria que haber sido mas masivo. Fue la primera vez que fui, asi que no tenia mucha idea de como era para poder entrar. Estuve siguiendo la pág de bafweek desde enero pero no publicaban casi nada de info.
    Una vez adentro no se esperaba ver más cosas, asi que me sentí un poco decepcionada.
    En cuanto al desfile solamente fui al de talitha ind y fue hermoso, que pongan ropa que ya esta disponible no me molestó, creo que te da accesibilidad a comprar si te gusto algo pero no se depende de cada uno.
    Muy buen post, saludos!

  10. Rescato el hecho de que la publicidad que al menos yo ví de esta edición, fue casi nula. Otros años se veían por varias calles todos los carteles promocionando el BAFWEEK y ya desde la edición de Agosto del 2015, vi muchísimo menos (en realidad ninguno). Suena una sencillez pero muchas personas capaz no muy pendientes del BAF o que no trabajan en el campo de la moda pero con cierto interés en la industria de todos modos se lo perdieron por eso.

  11. Me parece que lo más importante detrás de la critica es que todos los que de alguna manera, formamos parte de esta industria, buscamos crecer y sentir orgullo de este universo al que pertenecemos. Sinceramente ver que por “alguna razón” nuestra semana de la moda no refleja aquello que queremos ser nos rompe el corazón. Son muchas las que alzamos la voz en pos de construir algo mejor, como comunidad y en conjunto. Pero lamentablemente la segmentación existe en todo sentido y eso también obstruye. Espero que la próxima edición nos de más de lo que esperamos, aunque ahora es más un deseo que una realidad.

  12. Otro aporte…
    Desde el vamos no está muy bien organizada ni la página de internet del BAFWEEK, ni sus redes sociales.
    Viven subiendo cosas que pasan en otras semanas de la moda que si bien nos conciernen e interesan, estorban la visión sobre lo que pasa en nuestra semana. Para mí deberían crear una sección aparte para lo que ocurre en el resto del mundo.

    También, hubo un momento durante la semana en el que quise fijarme los horarios del bafweek y me fue imposible encontrarlos en sus redes. Por suerte recordé que yo le había dado mg a la publicación en su momento y lo busqué en mis favoritos.

    Para mi necesitan un cambio integral.

    Una duda… por qué pasó a ser gratis?

  13. Flor, no fui a ninguna de las dos nuevas versiones del BAF week. Fui a las anteriores y me encantaron los desfiles que hicieron en espacios públicos, por ejemplo el de Vero Ivaldi en Plaza Alemania en febrero de 2014. Los cambios suelen ser buenos cuando estos son para mejor y por lo que he leído en muchos blogs de moda argentinos, estos cambios no fueron positivos.
    Muy buen post ya que no es solo remarcar los aspectos que deben mejorar sino también las opciones de solución. Con tanta creatividad e ingenio que hay en este país, seguro esto se solucionará en futuras ediciones.
    Saludos
    Ana

Leave a Response