Looks

8 ideas para botas de lluvia.

Hace mucho tiempo leí en una historieta la famosa frase “Si no puedes con ellos, úneteles”.

Y aplica perfecto al día de hoy.

A pesar de que me encanta la lluvia, durante mucho tiempo no tuve un calzado apropiado para esos días, y arruine botas, chatitas y zapatillas, y muchos pares no pudieron ser rescatados.

Sin embargo, me dí cuenta que no se puede “luchar” contra la lluvia, y lo mejor es buscar un calzado que sea impermeable, y listo.

Más si tenes que salir a hacer mil cosas en la calle, o si simplemente tenes que salir de tu casa.

Por eso hace unos 4 años compré unas botas de lluvia blancas en Seco (me salieron unos 120 pesos), después me di cuenta que no me gustaban (creo que odiaba que fueran blancas), y finalmente hace dos años y medio y después de desearlas por mucho más me compré unas Hunter negras, clásicas (en Edimburgo, que me salieron unos $600), y ahora sumé unas verdes que me regalaron de Clan Issime.

Como muchas veces me dicen en los comentarios que no se “animan” a las botas de lluvia, y teniendo en cuenta que llueve hace ya varios días, hoy se me ocurrió preparar una mini “guía” para que salgan a comprar su primer par, y además para que, sepan cómo o con qué combinarlas.

Primero lo primero: no tienen botas de lluvia, y quieren comprar, que tener en cuenta para ese primer par?

Lo que importa, en mi opinión es:

  1. Buscar un color bien neutro, más si es nuestro primer par de botas de lluvia: negro, azul marino, y verde son ideales.
  2. Que sean altas, es decir que lleguen por debajo de la rodilla. Si bien en verano puede ser que den algo de calor, cubren más superficie, y evitan que mojemos la ropa al pisar charcos.

Hoy en día muchas marcas locales ofrecen opciones para ver y comparar, pero si no, si tienen la oportunidad de viajar, tengan en cuenta que un par de Hunter puede conseguirse por 75 libras, algo así como 1000 pesos.

Ok, no son baratas, pero les juro que se amortizan con el tiempo! Yo, particularmente las uso un montón.

Ahora… con que combinarlas?

Lo ideal son los pantalones chupin, o elastizados, porque si no las botas incomodan. También pueden usarse con calzas, con medias de nylon, o con medias bucaneras.

Recomiendo no usarlas sin nada abajo porque al ser de goma/caucho pueden lastimar los pies, como así tampoco con medias cortas, por el mismo motivo.

Salvo que de ser un día super lluvioso pase a ser un días super soleado no se les van a derretir los pies! 😛

Les muestro 8 combinaciones distintas, que pueden servirles de inspiración!

DSC02105 DSC08302 DSC04638 DSC04900 DSC05211 DSC06416-681x1024 IMG_1792 IMG_1794

Pueden ver los looks completos en estos 8 links:

1 http://pennylaneblog.com/2012/08/baf-week-dia-1-el-dia-de-la-no-lluvia.html

2 http://pennylaneblog.com/2013/05/let-it-rain.html

3 http://pennylaneblog.com/2014/02/hace-mucho-tiempo-en-una-galaxia-muy-muy-lejana.html

4 http://pennylaneblog.com/2014/02/pronostico-de-lluvia-permanente.html

5 http://pennylaneblog.com/2014/03/las-ultimas-lluvias-de-verano.html

6 http://pennylaneblog.com/2014/06/just-give-me-a-reason.html

7 http://pennylaneblog.com/2014/10/al-reves.html

8 http://pennylaneblog.com/2014/10/pasada-por-agua-literal.html

Y por último, y como tampoco podemos estar ajenos a la realidad que vivimos, los invito a que, si como yo, no fueron afectados por estas lluvias, que hagamos algún tipo de donación a quienes si lo fueron.

Besos,

Flor.

8 comentarios

  1. Hola Flor,
    Esta entrada me re sirvió, tengo mil historias (no muy lindas) con el tema de las botas de lluvia. Hace 3 años que vivo en Argentina y al tercer día de haber llegado, como una niña quería botas de lluvia, me compré unas animal print horribless y no las sabia usar, fue un desastre. Yo quedé con miedo, sentía que la gente me miraba mal. Ahora tengo unas negras que no llaman la atención. 🙂

    Gin

  2. Les tengo unas ganas a las Hunter verdes…
    Deci que viajar -al menos por lo que resta del año- no esta en mis planes, y pagar los precios abusivos argentos tampoco.,..
    Crucemos los dedos para el 2015…
    Saludos!!!

  3. Flor, que tal! Me encanta este post y me encanta que estén de moda las botas de lluvia. Tengo 2 pares, las dos son de caña alta, unas Hunter y otras sin marca que compré en Ebay, con un diseño cuadrille y un taco de unos 4cm. Soy de esas personas que caminan por las veredas mirando los edificios, las vidrieras, los balcones, las cúpulas etc, todo menos el piso. Por las veredas de Bs As rompí varias sandalias por no mirar hacia abajo y tropezarme con baldosas desparejas. Así que ni bien veo una nube, me calzo las botas y paso por donde sea sin preocuparme, no me molesta si me pisan en el subte, si hay baldosas flojas, me siento todo terreno jaja. Además, es como que pisar los charcos, me hace volver un poco a la infancia y vuelve mas divertidos los días de lluvia. 
    La única vez que tuve un ‘problemita’ con las botas fue al bajar de un colectivo, estaba la calle inundada en la parada, y el chofer dice, esperá que paro mas adelante, y yo le digo, bajo acá no importa (re apurada la mina jaja) el agua alcanzaba casi al estribo, meto el pie en el agua, me voy sumergiendo y el piso no llegaba nunca…hasta que de repente sentí el agua fría entre mis deditos! jaja , creo que hasta pegué un gritito de minitah y todo. Un pié se me ahogó porque pisé abajo del cordón de la calle y el agua estaba mas profunda, igual por suerte ya estaba volviendo a casa. 
    Bueno, ya te usé mucho espacio en el blog así que termino acá.

    Besos 🙂

Leave a Response