7 trucos para el mejor BuJo

  1. CÓDIGO DE COLOR
    Este método de organizar el Bullet Journal es de mis favoritos. Se basa en asignar un color a cada una de las secciones más importantes (registros mensuales o semanales, registro futuro, etc.) y señalar la hoja correspondiente con su color, ya sea con un marcador o un pedazo de washi-tape. Si marcas la hoja sobre el borde, vas a ver que se forma un patrón divino en tu cuaderno!


    credit | Little Coffee Fox

  2. MARCADOR DE PÁGINAS
    Cuando tenemos hojas importantes que marcar pero que no forman parte de una categoría (y, por lo tanto, no entran en el código de color), marcar la página de otro modo es indispensable. Una buena forma de hacerlo es marcando una de las esquinas, ya sea con washi-tape o con un marcador DIY como el de la foto


    credit | Easy, Peasy and Fun

  3. DESPLEGABLES
    No todos contamos con la dicha de una memoria prodigiosa y puede ser un problema cuando usamos muchos íconos (o “bullets”) o incluímos código de color. En estos casos se pueden hacer pequeñas guías desplegables que se abren al momento de usar el BuJo y luego se vuelven a doblar para guardarlo.


    credit | Little Coffee Fox

  4. ALMACENAMIENTO EXTRA
    Si son de los míos y les gusta tener stickers, clips o señaladores a mano, pegar un sobre en la tapa trasera del BuJo es una excelente opción para lograrlo.


    credit | Little Coffee Fox

  5. “DUTCH DOOR”
    A todos nos pasó, sobre todo en el registro semanal, que nos quedamos cortos de espacio para todo lo que queremos registrar. Para estos momentos, la “dutch door” es una idea genial; simplemente se recorta con cuidado una porción de una página para lograr que el registro nos quede así:


    credit | Ann Lê

  6. POST-IT’S DE REFUERZO
    Yo pensaba que era la única que hacía esto hasta que encontré la idea en internet: pego unos cuantos post-it en la tapa delantera del BuJo para tenerlos a mano siempre que los necesite


    credit | Little Coffee Fox

  7. CARÁTULAS
    Es ley que la mayoría de las veces, mientras escribimos el BuJo, estemos tomando alguna infusión y también es ley que la mayoría de las veces se nos salpique un poco y nos manche la hoja. Para estos momentos de desastre podemos recortar alguna imagen que nos inspire y pegarla sobre la mancha y voilá! Como nuevo!


    credit | Ann Lê

 

¿Qué les parecieron las ideas? ¿Ya habían aplicado alguna?
¡Cuéntenme abajo!

Y si les interesa la movida de los BuJo’s los invito a seguirme en mi blog (Fri Själ Blog) y en mis redes (InstagramFacebook y Twitter), donde suelo publicar contenido relacionado a menudo.

¡Nos vemos!

Noe

Compartir en

2 Comentarios

  1. Valeria
    1 febrero, 2019 / 3:51 pm

    Buenísimas las ideas!! Para marzo arranco un hijo nuevo así que lo voy a tener súper en cuenta. Me gustó lo de los códigos de color😍

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube