Autores Invitados

Vision board

Una semana atrás, estábamos brindando, elevando nuestras copas al cielo con fe y esperanza,  pensando en todo aquello que deseamos y que por distintas razones de la vida, aún no hemos concretado.

Pero qué mejor que estos días de comienzo de año para conectarnos con nosotros mismos, con nuestros deseos y anhelos para ir construyendo nuestro caminito que nos ayude a transitar un 2018 con plenitud y alegría.

En esta nota vamos a contarles algunos secretos para ir armando nuestro “visión board” o tablero de metas a fin de interpelarnos y desafiarnos a alcanzar aquello que tanto anhelamos, aunque claro, sin confundir nuestros sueños con nuestros objetivos. Los sueños no tienen fecha de vencimiento, pero sí los objetivos y es por esta razón que debemos convertir nuestros sueños en acciones realizables para que sucedan!

Pensar en el “poder” como una capacidad nuestra en llevar a cabo aquello que deseamos, se convierte en un puntapié necesario para impulsarnos, para movernos hacia aquello que tanto queremos.

Muchas veces utilizamos la frase “Si puedes soñarlo, puedes lograrlo” y para lograr esta realización debemos salir de la mera expresión de deseo para “activar” con una fecha que nos marque el rumbo. Por ejemplo, pensemos en la diferencia entre “me gustaría empezar clases de canto”, así, sin fecha ni plazos, a decir “este año voy a empezar clases de canto”, en este caso el inconsciente tratará de encontrar la forma de lograr este propósito. Expresar nuestros objetivos desde un pensamiento positivo y eliminar todo tipo de “restricciones mentales” o excusas que muchas veces pesan más que nuestra propia decisión, resulta indispensable para tener un buen comienzo.

Por eso, es fundamental que te conectes con lo que sentís y lo que pensás, que sean honesta u honesto para marcar tu camino.

 

Una pequeña receta

Acá, te dejamos una pequeña receta para comenzar. La clave no son los materiales para construir nuestro tablero, sino que son los sentimientos y sensaciones que querés atraer para este año que recién comienza, lo fundamental para que comiences a construirlo.

  • Como primer paso, armá una lista de lo que querés atraer: tu vida se proyecta a través de las palabras y pensamientos, por eso el lenguaje debe ser positivo para que todo pueda transformarse.
  • Buscá imágenes para este tablero, enfócate en eso que anhelás y deseás para este año. Las imágenes bellas nos inspiran, y por eso es importante que cuando recortes, sea en diarios o revistas, busques aquellas imágenes que por sus colores o su belleza te den sensaciones y vibraciones positivas.
  • Armá una composición de imágenes y palabras que te motiven, que te inspiren incluso en aquellos días donde te puede parecer negro.
  • Colgá este tablero en algún rincón de tu casa u oficina, algún lugar donde puedas verlo fácilmente.
  • Miralo diariamente para que no pierdas la inspiración. En los días malos, aferrate a tu vision board mucho más. Voilà!

 

 

El 2018 recién comienza y depende de nosotros hacer de éste, nuestro año!

¿Y ustedes cómo se preparan para comenzar el año?!

Les mando un abrazo grande, nos encontramos en el próximo post!

Tati.-

@tatusantori

@olacomunicacion

Leave a Response