De la cabeza: Alisado VS Shock de Keratina VS Cauterización

ALISADO:

Existen muchísimos tipos, diversidad inmensa de productos que prometen dejar tu cabello lacio y sin frizz y, también, precios de lo más variados. En primer lugar, cabe aclarar que lo que busca cualquiera de los alisados es, justamente, que el cabello quede lo más lacio posible. Esto lo produce alterando la estructura natural del pelo (generalmente aplicando calor) y dándole una forma nueva que se consigue “estirándolo” lo más que se pueda mientras el producto realiza su efecto. Es importante entender el propósito de este tratamiento porque si lo que buscamos es que el cabello tenga movimiento o incluso conservar algo de su estructura natural, no lo vamos a conseguir con un alisado.

En varios casos además, el resultado es progresivo. Es difícil encontrar uno que quede perfecto la primera vez que lo aplicamos y la mayoría también requiere que al menos lo sequemos con secador luego de lavarlo o hacer brushing. Este proceso de estirarlo usando calor para que adopte una estructura nueva, a veces produce que el cabello sea más propenso a lastimarse e incluso quebrarse. Por eso es usual que en muchos casos el pelo alisado se caiga con mayor frecuencia.

También es importante saber que los alisados que cumplen con su propósito y dejan un lacio soñado, tienen en mayor o menor medida formol. Este químico puede ser nocivo para la salud, no solamente por ser cancerígeno como se suele decir sino por su fuerte olor en el momento de la aplicación ya que en casos de personas con problemas respiratorios puede afectarlos. Para estar completamente segurxs de que el tratamiento que nos están aplicando no es nocivo para la salud siempre es bueno preguntar qué marcas usan en la peluquería a donde vamos y consultar en ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) si son aprobados por ellos. En el siguiente link pueden verlos a todos: http://www.anmat.gov.ar/listados/Listado_alisadores_cabello_autorizados.pdf

SHOCK DE KERATINA:

Generalmente es un tratamiento económico y muy poco abrasivo para el cabello. En caso de contener formol en su fórmula siempre es una cantidad muy baja ya que en su mayoría posee keratina. Una proteína que tenemos naturalmente en nuestro pelo pero que con tinturas, secador, planchita, etc, se puede ir perdiendo. El shock de keratina devuelve esa proteína a nuestro cabello. Suele quitar bastante bien el frizz y casi no modifica la estructura natural del pelo. En caso de cabellos levemente ondulados puede que genere un efecto similar al de un alisado, en el sentido de que puede notarse un cambio al quedar más lacio de lo normal. De todas formas, al ser un tratamiento bastante menos invasivo que un alisado o una cauterización, su duración es mucho menor. En algunos casos los efectos pueden notarse hasta luego de dos o tres meses de haberse realizado el tratamiento pero en otros, luego de algunos lavados ya se pierde totalmente el efecto. Eso depende mucho del estado del cabello antes de haber hecho el shock y de que quizás, no sea el tratamiento adecuado para el resultado que queríamos obtener y necesitemos algo que profundice más.

 

CAUTERIZACIÓN:

Económicamente hablando, probablemente sea el menos favorable ya que es más caro que casi cualquier shock de keratina y quizás también que varios alisados. Tampoco es un tratamiento tan común en las peluquerías y en muchos casos, también utilizan el término “cauterización” para referirse a un botox capilar o incluso a algunos tipos de shocks que keratina también. En principio, la cauterización está pensada como un tratamiento que ayuda a reparar cabello dañado y a nutrirlo, en su fórmula contiene keratina pero no es todo lo que aplica. Ayuda muchísimo a sacar el frizz, aporta mucho brillo, sella cutículas abiertas y, si bien modifica un poco la estructura del pelo, lo deja con un movimiento natural. No, la cauterización no deja el lacio inmaculado de un alisado, pero sí va a modificar aquellas zonas que suelen encresparse demasiado para que sean fácilmente manejables. Lo importante de este tratamiento es que más allá del aspecto visual que deje en el cabello en sí, también lo está nutriendo y reparando en gran medida. Se puede aplicar en todo tipo de pelos, no importa qué tan enrulados sean o qué cantidad de frizz tengan. La duración puede variar de entre 5 a 7 meses.

Más allá del tratamiento que elijamos hacer, es sumamente importante antes que nada priorizar nuestra salud. ¿De qué sirve tener el pelo espléndido si nos estamos haciendo mal de alguna forma? Teniendo esto en claro, debemos pensar qué resultado final queremos que nos quede en nuestro cabello para poder aplicar el tratamiento que sea más conveniente. Si tienen alguna duda o quieren algún consejo sobre qué hacerse según su tipo de pelo pueden preguntarme en los comentarios o en mi twitter o instagram que soy @AntonellaAdazzi. Gracias por leer y hasta un próximo De La Cabeza!

Sígueme
Flor
Flor

Find me on: Instagram

Compartir en

1 Comentario

  1. Analia
    8 agosto, 2019 / 10:26 am

    Muy linda todas las explicaciones .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube