Aerofobia

El dinero y el calendario pueden no ser los únicos obstáculos a superar al organizar un viaje. A veces, la dificultad es uno mismo.

¿Qué sucede cuando se cuenta con las condiciones materiales para concretar las vacaciones soñadas, pero la sola idea de subirse al avión paraliza el cuerpo? El miedo a volar figura en el top 5 de las fobias más comunes.

Ph.: photos.icons8.com

¿Temor o fobia? Mientras que el temor puede poner a un sujeto nervioso, la fobia lo bloquea física y/o psíquicamente. Es decir, la fobia (y no el temor) genera cierto nivel de discapacidad.

¿Qué es la aerofobia?

Dicho simple: miedo a volar. Debemos, sin embargo, diferenciar sus variantes.

Lejos de la creencia popular, la mayoría de los aerofóbicos no teme un accidente aéreo. Potenciales ataques de pánico, claustrofobia, incertidumbre ante ruidos y turbulencias durante el vuelo y la pérdida del control sobre uno mismo son desencadenantes frecuentes.

Ph.: photos.icons8.com

¿Cuántos aerofóbicos hay?

Un 30% de la población tiene miedo a volar, o sienten ansiedad cada vez que debe viajar en avión.

Ph.: photos.icons8.com

¿Qué hacer ante un ataque de pánico en el avión?

Una de las formas en que se manifiesta la aerofobia es el ataque de pánico. Así, es útil recordar que:

Ph.: photos.icons8.com

  • el ataque de pánico dura 5 minutos, máximo;
  • respirar lentamente tranquiliza. ¿Por qué funciona? Un área pequeña del cerebro controla nuestra respiración y transmite esta información a otras zonas, responsables de nuestro estado de ánimo;
  • hablar con la persona de al lado distrae los síntomas fisiológicos.

¿Qué alivia el miedo a volar?

No tiene sentido preguntarse por qué se tiene miedo a volar. Se gana tiempo cuando se hace foco en ‘¿Qué se siente?’ y ‘Qué se debe hacer ante esto?’ Puede ser de gran ayuda:

  • conocer las estadísticas de los accidentes aéreos. La probabilidad de morir en un accidente aéreo es de 1 en 14 millones;
  • interiorizarse en el funcionamiento del avión. Este saber, al igual que tomar unas clases de paracaidismo o asistir a alguno de los cursos gratuitos que organizan muchas aerolíneas constituyen herramientas efectivas para enfrentar lo desconocido;

Ph.: photos.icons8.com

  • un asiento estratégico: cerca de alguna salida de emergencia y lejos de la ventana;
  • los pasatiempos. Tener una playlist relajante, un libro, series y películas que aseguren un viaje entretenido y mantengan la mente en positivo. También pueden ser útiles los crucigramas, sudokus y las sopas de letras.

Ph.: photos.icons8.com

Por supuesto, nada tan efectivo como combinar la mayor cantidad de tácticas posible.

No tuve la experiencia de viajar con un aerófobo. ¿Ustedes? ¿Qué hicieron o qué harían en ese caso? ¿Tienen ansiedad cuando se acerca un viaje en avión? Los leo y nos encontramos la próxima! Besos, Jenn

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube