DIOR HAUTE COUTURE- FALL 2018

El pasado 2 de julio se llevó a cabo el desfile de Alta Costura colección Otoño- Invierno 2018 de Dior en los jardines del Museo Rodin de Paris. Como en ocasiones pasadas, la encargada de esta colección fue la diseñadora italiana Maria Grazia Chiuri.

En esta colección se dejó entrever el lado escondido que usualmente no se aprecia de la Alta Costura: el proceso de creación. Y para lograrlo decidió optar por crear una atmósfera similar a un atelier de alta costura. Para ello se inspiró en el libro “Atelier: Places of Thought and Creation” de Elisabetta Orsini. La decoración del ambiente mostraba cuadrículas totalmente blancas que iban desde el techo al piso, en las cuales estaban exhibidas distintos modelos de la colección en toiles (telas finas y blancas –como el lino- con las que se arman los bosquejos de las prendas). Además de crear la atmósfera de un atelier, Chiuri quería mostrar como funciona la por dentro la marca.

Según Chiuri “couture es sobre algo oculto. Es sobre la relación entre el cliente y la marca. Si vas a un atelier vas a querer que cuiden de ti y saber que cuidarán de ti”.  

En caso de no estar familiarizado con los términos, alta costura es la creación de prendas exclusivas hechas a medida para un cliente. Son prendas confeccionadas, usualmente, a mano de principio a fin con materiales de alta calidad. Generalmente tienen detalles elaborados con gran precisión y es por ello que son prendas que no se venden en todas las sucursales de una marca ni todas las marcas las elaboran, sólo las más prestigiosas y renombradas. Estas mismas no siempre están a la venta, sino que a veces sólo son creadas para ser mostradas como piezas de arte en una pasarela.

Para las prendas, Chiuri decidió seguir con cortes clásicos que se remontan a los años 50’ casi principios de los 60’ y así “brindar un balance entre la femineidad y la sofisticación”.  Las prendas variaban entre vestidos cortos y largos de cashmere y satén, faldas plisadas, trajes de tres piezas de cashmere y sacos de abrigo. En cuanto a la paleta de colores en su mayoría eran tonos neutros y muchos pasteles: rosa blush, verde apio, rosa, marrones apagados, amarillos pálidos, o iban a la otra cara de la paleta azules marinos y verdes oscuros, así como también metalizados.

“La alta costura se convierte para Maria Grazia Chiuri en rebelión: una especie de ‘guerrilla’ ideológica que estalla en los límites de una arraigada tradición, sin llegar a sobrepasarlos.” (según la página oficial de Dior).

Espero que les haya gusta esta edición de Haute Couture. ¡Hasta el próximo post!

Luz Leyria.

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube