Diario de viajeSudáfrica

Las Cuevas Cango, en Oudtshoorn, Sudáfrica.

Como ya les estoy contando hace algunas semanas, en mayo/junio de 2016 estuve de viaje en Sudáfrica por 3 semanas.

Lo primero que hicimos fue visitar el Parque Kruger, en la zona sudoeste del país, y hacer safaris ahí, lo que es prácticamente un sinónimo de Sudáfrica.

Pueden ver cómo llegar a Sudáfrica desde Argentina en este post, toda la info del Parque Kruger en este post y más acerca de los game drives y la Ruta Panorama en este post.

Les recomiendo además los primeros 3 vlogs del viaje, que pueden ver en este link.

Despues de eso, visitamos Ciudad del Cabo.

En Ciudad del Cabo, visitamos la Montaña Mesa y el barrio de Bo-Kaap en el primer día.

El segundo día fuimos a Robben Island (o la Isla Robben) y a los Jardines Kirstenbosch.

Y un lugar que visitamos durante nuestra estadía en Ciudad del Cabo y al que volvíamos casi todas las noches, es el Victoria & Albert Waterfront.

Por último, el tercer día, visitamos las playas de la ciudad y comenzamos con la partida.

 

Después de Ciudad del Cabo, viajamos hacia Knysna, nuestro próximo destino y para llegar hasta ahí pasamos por la zona de los viñedos y por el punto más al Sur de África.

El primer día en Knysna, hicimos Bungee Jumping con mi hermana, en el Puente Bloukrans.

Y el segundo día, visitamos las Cuevas Cango y una granja de avestruces.. Voy a contarles ahora acerca de las Cuevas!!

 

 

 

Estas cavernas existen hace siglos, y si bien su origen es incierto, al analizar las paredes, el piso y las columnas, se cree que fueron formadas por el agua, es decir que en algun momento estuvieron llenas de agua, que dejaron las marcas que se ven en la roca.

Ademas, la humedad forma estalactitas y estalagmitas, que van armando esas columnas que se ven en las fotos.

 

 

El lugar solía ser usado para conciertos hace muchos años, pero hoy en día se lo cuida y preserva muchísimo mas (por suerte!!) e incluso toman la precaución de apagar las luces cuando no hay visitas guiadas, porque las luces generan verdín (como hongos!) sobre las rocas.

Hay varios recorridos que pueden hacerse en el lugar.

Nosotros hicimos el más corto, ya que el más largo implica pasar por un espacio super estrecho, agachado y mi mamá y yo somos un poco claustrofóbicas, entonces no quisimos hacer eso.

De todos modos, la experiencia es hermoso, y el lugar es de otro mundo!!

 

 

Y eso es todo por hoy!!

Cualquier duda o consulta déjenla en los comentarios que respondo todo!

Y no se olviden de ver todos los posts de Sudafrica acá!

Que tengan un excelente día!
Besos!

 

Flor.

Leave a Response