Autores InvitadosBy Jenn Mico

La valija inteligente o ¿Cómo viajar liviano y con estilo?

Viajar sin peso extra, a la moda y sin arrugas puede parecer una tarea muy difícil pero no es imposible.

Primer paso: ¿qué modelo de valija conviene?

Sólo porque sea más grande y cumpla un rol diferente en nuestras vidas, elegimos valijas al igual que elegimos un par de jeans. En ambos casos, se trata de cuestiones muy personales. Por ejemplo, al comprar una valija, yo presto atención a lo siguiente:

RUEDAS. Me gusta que sean cuatro y giren 360 grados.  Así, en las superficies planas, puedo llevar la valija al lado mío, apoyando las cuatro ruedas. En el caso de las calles empinadas, uso las dos ruedas traseras. Quizá, en el futuro pruebe un modelo con ruedas más grandes. Por último, pero no menos importante: deben ser resistentes. Parece una obviedad, pero les recomiendo que lean los comentarios de quienes ya probaron el modelo: es sorprendente la cantidad de valijas que tienen una pobre calidad de ruedas.

MATERIAL. De los que tuve, el poliéster es el que más me gusta. Es liviano, es muy difícil que se rompa (nunca tuve problemas) y hace que abrir y cerrar la valija sea siempre fácil.

COMPARTIMENTO PRINCIPAL DE GUARDADO. Prefiero que sea uno. De esta forma, no necesito desempacar completamente al llegar a destino, en tanto la valija queda abierta como un baúl. Las valijas que se abren como libro, no me resultan prácticas.

BOLSILLOS. Busco que sean pocos. Los bolsillos hacen que se deforme la valija. Prefiero comprar aparte los organizadores individuales (una especie de cajones de tela que permiten separar y ordenar perfectamente el contenido).

Un modelo de Samsonite que me gusta.

Si estás buscando equipaje de mano, te recomiendo chequear de antemano el tamaño permitido por la/s aerolínea/s con la/s que viajas, así como llevar una cinta métrica al local para revisar las medidas en persona. Estos son algunos modelos recientes de equipaje de mano. ¿Cuál se adapta mejor a tus necesidades?

ESTILO BOLSO TOTE. Con la hebilla de cuero, podés transformar la Poketo Voyager Backpack en una cartera. Tiene un bolsillo exterior grande y dos interiores. Ph.:travelandleisure.com

Poketo Voyager Backpack

TECHIE. Final feliz para los celulares sin batería: la mochila TRAKK Vigor Power Charging Backpack tiene un cargador con USB. Como si fuera poco, es resistente al agua. Ph.:travelandleisure.com

TRAKK Vigor Power Charger Backpack

CLÁSICO. La Nostalgic Chatelet Hard by Delsey tiene cuatro ruedas dobles, un candado TSA y un freno para trabar las ruedas. Ph.: https://travelaway.me

Vintage inspired trolley

TRANQUILIDAD. Una de los principales atractivos de la Glossy Light Blue A22 Carry by Raden es que tiene una balanza: funciona con la aplicación Raden y te permite conocer el peso de tu equipaje antes de llegar al mostrador del check-in. Hay más: en caso de perderse, podés localizarla y usar sus dos mini puertos USB. Ph.: travelaway.me

A 22 Carry

Selección

¿CUÁNDO EMPEZAR A ARMAR LA VALIJA? Podés empezar a separar la ropa con una semana de anticipación y así te quedan unos días para evaluar cuáles son las cosas que verdaderamente necesitás y, sobre todo, vas a usar. No lo dejes para último momento.

¿CÓMO? Si necesitás ayuda, podés tomar como referencia diferentes aplicaciones y guías interactivas en internet. Es un buen momento para repasar cuáles son los objetos prohibidos por las aerolíneas (desde las más conocidas, como drogas y explosivos, hasta las menos obvias como sprays).

¿QUÉ NO LLEVO? No subestimes la lista de las cosas que no vas a llevar. Por ejemplo, cosas valiosas y más de un libro. El momento de decidir qué dejar en casa, es de reflexión y sinceridad: ¿cuánto de lo que pensás llevar usaste durante tu último viaje? Además, seguramente, muchos de los ítems de la lista “No llevar” serán prescindibles o, en su defecto, fácilmente conseguibles.

Indumentaria

LA VOZ DE LOS EXPERTOS. Siguiendo la consigna de viajar liviano y con buen gusto, aproveché un reciente viaje a Moscú para consultar dos estilistas que trabajan en moda. El confort es sinónimo de estilo, asegura Alena, al tiempo que menciona tres básicos de su valija: zapatillas, remeras y un buen par de jeans. Por su parte, Masha, aconseja llevar un abrigo liviano de chifón o satén, por ejemplo, con algún detalle bordado. Así, explica, incluso vistiendo jeans con remera blanca, se consigue un look súper trendy. Hay más: un par de zapatillas cancheras, no deportivas, no puede faltar: el calzado es lo realmente importante cuando queremos dar una buena impresión. Hoy, la forma en que vestimos nuestros pies dice mucho de nosotros. Personalmente, prefiero los que brillan. El siguiente tip de Masha puede sorprender a más de uno: riñonera. En las tiendas, se pueden encontrar miles de diseños excelentes. Por último, lentes de solla forma más sencilla para verse increíble.

Hay quienes hacen algoritmos para calcular el número preciso de prendas necesarias. Dicen que 10 piezas pueden crear 14 equipos diferentes. Dado que no puse a prueba estos números, desconozco la eficacia. Bienvenidos quienes quieran experimentar y comentar cómo les fue.

COLORES NEUTRALES. A menos que sean un imprescindible de tu guardarropa, dejá las estampas y los colores más jugados para usar en casa. De viaje, más vale ir a lo seguro para poder combinar sin limitaciones.

¿VIAJO CON LO MÁS PESADO? Suena lógico: si visto la ropa más pesada, le quito a la valija unos gramos o kilos decisivos. Pero, ¡atención! Los cambios de temperatura, los traslados en transporte público y las horas de espera (tal vez, sin comida ni bebida) hacen de un sweater o una campera extras peligros potenciales (en especial, si tu presión suele ser baja). Además, suelen ser una molestia durante el paso por el aeropuerto. Intentá llevar menos cosas y dejar espacio para tus abrigos en el equipaje a despachar.

RECICLÁ TU VESTUARIO. Lo hacen cada vez más referentes de la moda, ¿por qué no hacerlo durante tu viaje? Si te vas muchos días, con una o dos visitas a la lavandería vas a tener todo resuelto. Por supuesto, también podés llevar un pan de jabón blanco (incluso un pedazo, para no cargar uno entero) y en dos minutos lavar remeras, ropa interior y algún vestido liviano que estarán frescos y listos para usar en la mañana siguiente. Tip extra: usá perchas para secarlos más rápido, sin olor a humedad ni arrugas.

Higiene y cosméticos

ELEMENTALES. Tanto en hoteles como en departamentos alquilados, suele haber shampoo, crema de enjuague, jabón y una loción hidratante. Si no es claro la disponibilidad de estos, podés llevarlos en botellas pequeñas y luego comprar en destino lo que necesites. Parte de la aventura es probar productos locales.

HASTA 10 DE 100ML. Si no tenés pensado despachar equipaje, recordá que en el carry-on podés llevar hasta 10 envases de un máximo de 100 ml de líquido cada uno. En los casos más exigentes, vas a tener que llevarlos en una bolsa hermética (tipo Ziploc). Importante: lo que vale es lo que dice la etiqueta. Si la etiqueta de un protector solar indica, por ejemplo, que el contenido neto es de 250 ml, aunque lo que efectivamente haya en el momento del viaje sean sólo 80 ml, el pasajero debe dejar obligatoriamente el artículo en el control de seguridad.

CUIDADO FACIAL. Discontinuar o mantener la rutina de belleza durante el viaje es una de las tantas decisiones a tomar. Para quienes tengan la intención de no abandonarla, siempre podrán llevar los productos básicos en envases pequeños.

COSMÉTICOS. Hay marcas que tienen líneas especialmente diseñadas para viajar: una opción completa, a tamaño reducido. Una alternativa es llevar tu cajita de maquillajes favorita, agregando los productos que quieras.

¡Divina! Es la paleta que Caroline de Maigret diseñó para Lancôme y se llama ‘Muse parisienne’. ¿Por qué es una buena opción para llevar de viaje? El rubor se puede aplicar directamente con los dedos. Además, sirve como sombra de párpados, en un look fresco para el día. Incluso, es bueno para los labios. Por ser obra de Maigret, lleva los básicos de un maquillaje típicamente parisino: tan chic como relajado. Ph.: marieclaire.fr

BOTIQUÍN. Recientemente, escribí un post sobre el cuidado de la salud durante los viajes. Ahí, encontrarán un poco más desarrollado este tema. Igual, repasamos brevemente: curitas, analgésicos, antidiarreicos y antihistamínicos. No te olvides de medicamentos o comprimidos si seguís un tratamiento prolongado.

Accesorios

CALZADO. De los creadores de ‘con 10 prendas se arman 14 looks diferentes’ llega ‘llevá 3 pares de calzado: uno de vestir, uno casual y uno deportivo’. Tampoco experimenté este número, así que prefiero no hacer comentarios. Sí creo que es conveniente tomarse unos minutos para pensar qué actividades tendremos durante el viaje. Caminatas, conciertos, entrenamiento, playa: el lugar y lo que haremos determinará el calzado y la vestimenta.

PARAGUAS. Lamentablemente, cada día se hace más difícil conseguir un pronóstico de clima preciso. Si preferís llevar un paraguas desde casa, no escatimes peso ni precio por calidad: aunque sea un poco más pesado y caro, un buen paraguas no te va abandonar. Si tienen la posibilidad de encontrarla, les recomiendo la marca Henry Backer.

BOLSAS DE TELA. Sirven para hacer las compras (cada vez son menos las ciudades en las que se consiguen bolsas plásticas en el supermercado) y, si son lindas pueden usarse de cartera. Por último, ya en el momento de regresar, son útiles para separar la ropa sucia.

CHALS. Si el viaje es hacia un destino principalmente cálido, un par de chals harán de abrigo suficiente. Quizá, no necesariamente para las jornadas más frescas, sino más bien para los lugares con aire acondicionado fuerte, o durante las visitas a templos y otros edificios religiosos, en los que pueden exigirnos cubrirnos los hombros, la cabeza y las rodillas.

BIJOU. Si no podés evitar llevar accesorios, hacé una selección a conciencia y tené en cuenta que podés conseguir alguna pieza durante el viaje.

Organización

Los separadores de tela son una de las mejores cosas que me pasaron en los últimos años. La ropa va organizada y llega en perfecto estado. Es como tener una cómoda dentro de la valija.

No te olvides los objetos de valor, como electrónicos y joyas, en la valija a despachar. Conviene que los lleves en el carry-on.

Guardá la ropa en rollos: esto ahorra espacio, no arruga de más, hace que todo se vea más ordenado y permite localizar cada prenda inmediatamente.

Buena suerte para encontrar rápidamente y de forma ordenada la ropa en la valija de la derecha. Ph.: kiwiglobetrotter.com y videoblocks.com

Antes de salir al aeropuerto

¿CUÁNTO PESARÁ LA VALIJA? Existen en el mercado balanzas especialmente diseñadas para pesar valijas. Son caras e innecesarias si tenés una idea aproximada de cuántos kilos pesa tu equipaje.

SOUVENIRS. Si ya sabés que vas a traer recuerdos, dejá un lugar para ellos en la valija. Como alternativa, podés comprar chocolates en el aeropuerto o enviar una encomienda por correo.

¿Tienen secretos para armar valijas inteligentes? ¿Cuáles son sus infaltables? ¿Qué piensan mientras preparan el equipaje? ¡Espero sus experiencias y nos leemos la próxima! Besos, Jenn.

5 comentarios

  1. Bastante útil 🙂 Son re lindas esas valijas <3
    Estoy acostumbrada a doblar todo en rollos, algo que aprendí siendo scout.
    ¿Se puede llevar cualquier tipo de medicamento en vuelos internacionales? o cualquier crema? Ya me veo como Samantha en la película de Sex and the city que tiene que dejar todo en el aeropuerto u.u

  2. Jajaja, Samantha!! Sí, es cierto, en el despachado no hay problema. Igual, respecto al carry-on, normalmente suelen ser más considerados con los medicamentos. Si necesitás tomarlo (por cuestiones de horario, tratamiento), preguntá al hacer el check-in què posibilidades tenés de llevarlo con vos en cabina 🙂

  3. Súper util la información! Me viene genial para armar la valija para mi viaje en Noviembre 🙌🏻🙌🏻
    Te hago una consulta, las valijas rigidad de policarbonato, son mejores para la ropa de invierno? Yo me voy a Francia y estoy en la búsqueda de una valija resistente! Mil gracias 😊

    1. Oh lalalalalalala…. Qué buena tu pregunta, Antonella! =D Efectivamente, en París hará frío durante tu visita. Hay quienes recomiendan los materiales más duros (como el policarbonato) para temperaturas bajas, especialmente porque resisten el agua y la escarcha.

      Para decidirte, podrías hacerte dos preguntas (tal vez, en este orden):

      1. ¿Qué dinámica tiene el viaje? Una cosa es hacer un Euro-tour, donde tu equipaje estará más tiempo expuesto al exterior. Si la idea es, en cambio, conocer París solamente, no sé si se justificaría comprar una valija.

      2. ¿Necesito comprar/cambiar la valija? Si tu respuesta es ‘sí’, y según hayas contestado la pregunta anterior, sabrás qué material te convence.

      Personalmente, soy del equipo del poliéster. Es cierto que viajo como los pájaros, escapándole al invierno y por eso no suelo enfrentar climas invernales. No obstante, pasé por varias lluvias y siempre salí airosa.

      Disfrutá París y, si tenés ganás, me encantaría que me cuentes cómo te fue (y qué pasó con tu equipaje) Bon voyage! :))

Leave a Response