Cheesecake: El detrás de escena de uno de los postres más clásicos.

¿Quién no ha saboreado una buena porción  de cheescake alguna vez? Lo hay de tantos tipos como amantes de esta fabulosa tarta. Los más clásicos son los de frutillas, frambuesas, o frutos rojos, pero tiene sus variantes de maracuyá, galletas, chocolate/s, dulce de leche, nutella, menta y hasta lo hay de unicornio (si, existe la tarta de unicornio, y consiste simplemente en teñir la crema de queso de distintos tonos pasteles).

 

 

¿Qué es?

En la mayoría de los casos, el cheesecake, o tarta de queso, se prepara a base de queso crema de tipo duro, crema de leche, huevos, azúcar, y con una base de galletitas trituradas junto con manteca. Pero existen también las variedades sin cocción, las que llevan harina, que se asemejan a un bizcochuelo, y las de tipo helado.

¿Cómo surgio?

Se dice que los orígenes de este delicioso postre se remontan a la antigua Grecia, más específicamente en los Juegos Olímpicos, donde los deportistas se deleitaban con este manjar, que además de ser sabroso, es rico en proteínas e hidratos de carbono, lo que les aportaba energía para desarrollar con destreza sus actividades.

 

 

¿Dónde puedo encontrar los mejores cheesecakes?

En la Ciudad de Buenos Aires, se puede disfrutar de este exquisito manjar en varios lugares, pero mis preferidos son:

Pani: Recomiendo el “Cheescake mantecoleche”, una deliciosa combinación entre Mantecol, un postre a base de pasta de maní y azúcar (debo aclarar que no es de mis golosinas preferidas pero el sabor de esta torta es sublime), y dulce de leche, y, lo que sí, probalo con varios comensales, porque lo que tiene de rico, lo tiene de pesado.

¿A dónde ir? El Salvador  4827, Palermo.

Kansas: Es un clásico ya de este restaurante el New York Cheesecake, una deliciosa capa de galletas, cubierta por una cremosa capa de queso crema y bañado con salsa de frambuesas al natural, impecable este postre, que también combina a la perfeccion con te, mate cocido, o algún tipo de infusión herbal.

¿A dónde ir? Av. Del Libertador 4625, Palermo.

Si leer tanto sobre el cheescake te abrió el apetito como a mí, podes probar de hacer esta receta súper sencilla y rápida, y lo bueno? Le podes agregar el sabor o topping que más te guste.

 

 

¿Cómo preparo un cheesecake?

Para un cheesecake de 10 porciones vas a necesitar:

Base:

-Galletitas tipo Graham (vainilla o chocolate, a gusto de los comensales): 1 paquete.

– Manteca derretida: 125 gramos.

Procesar las galletitas con un mixer o licuadora (también puede ser con un palo de amasar) hasta que queden con la consistencia de arena. Agregar la manteca derretida y mezclar. Cubrir la base de un molde desmontable previamente enmantecado y reservar en la heladera.

Crema de queso:

-500 gr. de queso crema.

-400 gr. de crema de leche.

-350 gr. de azúcar.

– Una cucharita de escencia de vainilla.

– 15 gr. de gelatina sin sabor.

-50 ml. de agua hirviendo (para hidratar la gelatina)

En un bowl pequeño, poner la gelatina sin sabor, y agregar el agua hirviendo. Revolver para evitar grumos y dejar reposar. Batir la crema de leche junto con el azúcar y la esencia de vainilla hasta que quede consistente. Agregar con movimientos envolventes el queso crema y por último, la gelatina hidratada junto con el agua. Volcar sobre la base de galletitas y dejar en la heladera mínimo 3 horas.

Para el topping, pueden ponerle mermelada de su fruta favorita, frutas al natural, cacao en polvo, chocolate derretido, dulce de leche, etc. También se le pueden agregar a la crema de queso, como pedazos de galletitas, chocolate, nutella, frutas. Dejen volar su imaginación y hagan lo que su panza les dicte!

Espero que les haya gustado el post y que les haya abierto el apetito!

 

Nos encontramos en el próximo posteo!

Jules.

https://www.instagram.com/isnotjules_/

https://isnotjules.blogspot.com.ar/

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *