Autores InvitadosLuz Leyria

Chanel Otoño-Invierno 2018-19

Uno de los shows de moda más esperados de la temporada Fall-Winter 2018 (Otoño-Invierno) fue el desfile de Chanel. Y como en ocasiones anteriores, se llevó a cabo en el Grand Palais de París el pasado 6 de Marzo.

Y como cada año la marca francesa dejó a los espectadores asombrados con la puesta en escena. Para esta edición, el Grand Palais fue cubierto de hojas secas y árboles desnudos propios de la estación para simular un bosque. Las paredes estaban recubiertas de un mural que recreaba la continuación del mismo bosque.   Karl Legerfeld, director creativo de la marca, comentó que esta puesta en escena tenía esa “melancolía que deja el fin del verano para dar paso al otoño”. Los colores marrones, grises y verdes fueron los predominantes en la ambientación.

Los conjuntos estaban inspirados en los años 70’ y en “el anhelo de revivir el pasado”.  Las modelos lucieron abrigos lineales de doble botonadura hasta los pies, conjuntos de traje, de traje con polleras, y vestidos largos decorados con plumas en los puños y en los hombros.  En su mayoría, los outfits eran sobrios y discretos.  

Fue infaltable la tela protagonista y más reconocida de Chanel: el tweed. Se utilizó en abrigos, vestidos y en los trajes.  

Además del tweed, encajes y transparencias en tul también tuvieron su presencia en los outfits. Volados en hombros y mangas fueron algunos detalles en las prendas, pero el más destacado fue el uso de hojas bordadas o como apliques.

Los colores evocaban los mismos que aparecen durante estas estaciones: marrones para la tierra y las hojas, azules y metálicos para evocar el frío invernal, verdes apagados, y grises. Estas paletas contrastaban con los dorados utilizados en los accesorios.

Las modelos llevaban el cabello recogido en un messy bun (rodete despeinado) que dejaba a la vista aros grandes e irregulares que no iban a juego, es decir, llevaban un aro grande y uno pequeño.  Como es infaltable para la marca, se utilizaron perlas en los accesorios, tanto en los collares como en los aros, y las reconocidas iniciales de la empresa: C.C.  

 

Resaltaron el uso de las botas de caña alta y zapatos bajos acordonados, las maxi bufandas en tonos rosas y naranjas llamativos, así como también lo hicieron los guantes de gala en colores vivos: rosas, azules, verdes, entre otros.  

Otro gran contraste de las pasadas fue la yuxtaposición de vestidos de gala con camperas de nylon y chaquetas formales con trajes sporty.

Todas las fotos: Vogue Magazine y Elle Magazine

Sin duda, Karl Lagerfeld sabe exactamente cómo combinar moda con naturaleza y seguir haciendo homenaje al clásico estilo de Coco Chanel.

Hasta el próximo post!

Luz Leyria

Leave a Response