Sevilla, viaje por el corazón de la cultura andaluza

En este posteo dejo de lado los temas vinculados a emprendedurismo, educación y capacitaciones para contarles acerca de una ciudad que conocí en enero.

La reconocida guía Lonely Planet la eligió como la mejor para viajar en 2018. Entre los palacios, bares de tapas y el arte mudéjar, se levanta Sevilla. Visité la capital de Andalucía en el último invierno europeo. Con 22 grados durante el día y un promedio de 8 grados por las noches, se convirtió definitivamente en uno de mis destinos favoritos.

Barrio Santa Cruz

 

Llegamos desde Madrid en un tren AVE (Alta Velocidad España), después de 3 horas de viaje y de un recorrido que incluía hermosas vistas de Ciudad Real y Córdoba. La estación de tren está muy cerca del centro, nosotros optamos por caminar; siempre que las distancias lo permiten nos parece mejor llegar al hotel de esta manera e ir familiarizándonos con la ciudad.

Barrio Santa Cruz

 

Nos alojamos en el barrio Santa Cruz, uno de los lugares más antiguos de Sevilla, muy cerca de los jardines de Murillo. Dicen que para sentir la auténtica Sevilla hay que perderse en este barrio, que sin dudas tiene un encanto que atrapa: sus sinuosas calles con nombres tan hermosos como Calle Agua, Calle Vida y Calle Pimienta; las paredes colmadas de macetas con flores y la posibilidad de toparse con placitas soñadas que invitan a sentarse un rato, contemplar a los locales y tomar un café bajo el sol sevillano. Desconexión total en una ciudad que por momentos te remonta al siglo XV.

Barrio Santa Cruz

 

El dramaturgo Tirso de Molina eligió el barrio de Santa Cruz como escenario de Don Juan Tenorio y sus conquistas amorosas; actualmente el personaje universal nacido en Sevilla cuenta con una estatua ubicada en la Plaza de los Refinadores.

Plaza en la entrada del Real Alcázar

 

Santa Cruz tiene acceso directo a los maravillosos Jardines de Murillo, que se encuentran al lado de los Jardines del Alcázar, esta hermosa zona verde repleta de vegetación donde abundan las extensas palmeras, debe su nombre al pintor sevillano Esteban Murillo. Este es el año Murillo porque se conmemoran 400 años de su nacimiento, así que si te gusta el arte barroco, no podés dejar de visitar su casa, que se localiza también en este barrio y las innumerables exposiciones sobre él y su obra.  

Barrio Santa Cruz

 

Estuvimos tres días en esta hermosa ciudad: el día que llegamos, además de recorrer Santa Cruz, fuimos a la Plaza de España, edificio principal de la Exposición Iberoamericana de Sevilla de 1929. Caminar por esta plaza es sentirse dentro de una película: en ella se encuentran una gran fuente de agua, puentes, bancos con mosaicos de cerámica que enamoran, estanques, glorietas, azulejos de cada una de las provincias españolas, cafés y restaurantes. Hay que dedicarle al menos dos horas y perderse en sus callecitas. Es una de las plazas más lindas que visité.

 Plaza de España

Plaza de España

 

Al lado de la plaza está el Parque de María Luisa y es un excelente punto de partida para recorrer la costanera que bordea el río Guadalquivir. Es sus orillas es posible encontrar varios monumentos y lugares de interés pero también barcitos para sentarse a tomar un café, una cerveza o un trago, comer algo y recargar pilas.

A orillas del Río Guadalquivir

 

Sobre el Paseo de las Delicias es posible encontrar la imponente Torre del Oro, que data del siglo XIII y protegía la entrada del puerto; el Puente de Triana que da paso al barrio de Triana, cuna del flamenco; hacia el sur el Acuario, el Puente de las Delicias y muy cerca la Plaza de Toros.

Torre del Oro

Río Guadalquivir, de fondo el barrio de Triana 

 

Hay que dedicarle al menos tres horas para recorrer el Real Alcázar de Sevilla, el impactante palacio fortaleza integrado por palacetes y jardines ubicados sobre la gran muralla que limita con el casco antiguo de Sevilla. De construcción musulmana, barroca, gótica y renacentista, es un paseo obligado de esta fabulosa ciudad. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, actualmente se encuentra activo y es la residencia de los Reyes de España cuando visitan Sevilla. Se trata de una de las obras más imponentes de la arquitectura sevillana.

Real Alcázar

 

Real Alcázar

 

El Real Alcázar fue una de las locaciones elegidas por los creadores de la serie Game of Thrones para filmar parte la quinta temporada; de hecho varios lugares de la región andaluza han sido elegidos para rodar distintas escenas de la famosa serie, de la cual (no me maten!) no soy seguidora… En la entrada del Alcázar se congregan grupos de fanáticos y afirman que el turismo vinculado a Juego de Tronos elevó en un 20% las visitas a Al Ándalus. Debajo les muestro la locación elegida para representar los Jardines del Agua del Reino de Dorne.

Real Alcázar: Jardines del Agua del Reino de Dorne, locación de Game of Thrones

 

La entrada general sale 11,50 euros e incluye la visita a la planta baja de los palacios y a los jardines. Es posible sacarla con anterioridad en esta web. Nosotros fuimos a las 10 de la mañana y la sacamos en el momento, tuvimos solo 20 minutos de espera pero es importante aclarar que enero es temporada baja en Europa. Contratamos audioguía, una buena opción para entender cada rincón que visitamos; por ejemplo en una de las salas del Real Alcázar, llamada Sala de Audiencias, fue recibido Cristóbal Colón por los Reyes Católicos a la vuelta de su segundo viaje.

Mosaicos en el Real Alcázar 

 

Aproximadamente 15 cuadras hacia el norte encontramos la zona comercial con tiendas como Zara, Zara Home, H&M, Pull & Bear, Bershka, El Corte Inglés, Stradivarius, entre otras y Metropol Parasol, una enorme escultura de madera que alberga un museo arqueológico, un bar y la terraza, con una de las vistas más imponentes de Sevilla. Desde ahí vimos el atardecer y tomamos algo. Si querés comprar ropa Sevilla es super recomendable, están las mismas marcas que en Barcelona o Madrid pero con menos gente!

Metropol Parasol

Atardecer desde el Metropol Parasol

 

Por último visitamos la Catedral y la Giralda, torre campanario de más de 90 metros ubicada dentro de la Catedral, compuesta por distintos tipos de arquitectura: musulmana de finales del siglo XII y cristiana. Se sube a la cúpula luego de atravesar 32 pisos pero no hay escaleras, sino rampas, ya que antiguamente se subía con mulas. La entrada sale 8 euros y tiene hermosas vistas de otra parte de la ciudad, distinta a la vista que ofrece Metropol.

Desde la Giralda

 

Un capítulo aparte es la comida, necesitaría un nuevo posteo para contarles lo bien que se come en Sevilla y en Andalucía en general. Mejor dicho, en España! Si te gusta todo y queres probar varios platos españoles, desde ya lo mejor es tapear! Para dos personas lo ideal es pedir 4 o 5 tapas. Además, al menos una vez hay que hacer un desayuno típico español, pan con tomate, aceite de oliva, café y un bocadillo con jamón. En Sevilla hay numerosos hoteles con bares en sus terrazas donde se puede ir a tomar algo y disfrutar de espectaculares vistas. Respecto a cómo moverse, si bien nosotros caminamos muchísimo y solo tomamos taxi la madrugada que nos íbamos, Sevilla está perfectamente conectada por el tranvía, que además de ser pintoresco, permite acceder a otros medios de transporte.

Si vas a viajar a España no podés dejar de visitar esta ciudad, que vibra en sus calles, que permite pensar más allá de sus típicas fiestas y del flamenco, una ciudad moderna, alternativa, renovada y sumamente vital, que cautiva con su cultura y con su arquitectura, pero también con sus pulmones verdes y su gastronomía. Como bien escribió Lord Byron y aunque sea una frase repetida, me gusta recordarla: “Quien no ha visto Sevilla, no ha visto maravilla”.

Compartir en

3 Comentarios

  1. 7 abril, 2018 / 7:35 pm

    ay me encanta!! cuantas ganas de viajar con este post!!
    que otras ciudades de España conociste Flor? que recomendas?
    besos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube