Recorriendo Santiago, Chile

Santiago es una ciudad que me encanta. Tuve la suerte de estar en verano e invierno y en ambas estaciones hay muchas cosas para hacer, además de conocer la ciudad e ir de shopping tenés a una hora de Santiago centros de ski y playa, así que las actividades que podés realizar son muchísimas.

La Providencia y Las Condes fueron mis barrios elegidos para hospedarme, y sin duda son mis barrios preferidos de la ciudad.
Sabías que muchos llaman 
Sanhattan (Santiago + Manhattan) al distrito financiero donde se juntan los Barrios de Vitacura, Las Condes y Providencia?

Si vas de compras, estos barrios son ideales porque en ellos se encuentran dos de los shoppings más grandes, costanera center y Parque Arauco. El primero es enorme, son 6 pisos repletos de locales para recorrer, según la época del año que vayas podés encontrar muy buenas ofertas.
Además está el mirador que es la torre más alta de América latina, donde desde un piso 62 podés tener una vista increíble de Santiago.
El segundo es un poco más pequeño,lo mejor que tiene es el patio de comidas al aire libre (recomendable solo cuando hace calor) y el piso de las marcas de lujo, donde encontraras las mejores y exclusivas firmas de moda.

Ambos barrios son seguros, están muy bien conectados con el centro de la ciudad y también tienen variada oferta gastronómica.


Pero sin duda, la movida nocturna en Santiago está en el Barrio Bellavista, a unas cinco estaciones en metro de La Providencia,   donde entre otras cosas se encuentra el Patio Bellavista, un espacio que concentra diferentes propuestas gastronómicas y culturales. Un restaurante que recomiendo es Puerto Bellavista.
También en este barrio está Galindo donde sirven el tradicional pastel de choclo y Como agua para chocolate, un lugar hermoso para comer.


Lo mejor que podés hacer para conocer a fondo una ciudad es caminarla, y eso hicimos en Santiago

Camino al centro desde Providencia, pasamos por el Cerro Santa Lucía, un parque urbano de 69m. La entrada es gratis y es un buen mirador para contemplar la ciudad.

Después seguimos rumbo hacia La Chascona, la casa de Pablo Neruda en Santiago (hay dos más, La Sebastiana en Valparaíso e Isla Negra, ubicada en  Isla Negra, El Quisco.)

La Chascona me encantó, todos los detalles son increíbles, cada parte está cuidada y equipada con sus respectivos objetos. Cuenta con un sistema de audio-guía que te lo dan en la entrada y esto hace que el recorrido sea más agradable ya que te van contando los secretos de la casa a medida que la vas recorriendo. Dentro de ella no se puede tomar fotos, pero si en los jardines. También hay una tienda donde una vez finalizada la visita podés llevarte un recuerdo. Visitar La Chascona es un imperdible si recorres la ciudad.


En el Parque Parque Metropolitano de Santiago está el Cerro San Cristóbal, hay varias formas de subir a él, nosotras elegimos el funicular, pero también se puede subir caminando, en vehículo y por teleférico.

En la cima del cerro se encuentra El Santuario de la Inmaculada Concepción del Cerro San Cristóbal, es un lugar tranquilo, donde hay una iglesia, figuras religiosas y la gran imagen de La Inmaculada Concepción. Además tenés una de las mejores vistas de la ciudad.
En el cerro además hay un zoológico.

Justo para la fecha que fuimos a Santiago, los museos estatales estaban de paro así que no pudimos ingresar a ninguno, y el Museo de Moda estaba cerrado ya que no tenía ninguna exposición, solo pude ingresar al parque.

También recorrimos el Palacio de La Moneda, que es la sede de Gobierno y la Plaza de Armas.

Para hospedarte, puedo recomendarte dos hoteles, en La Providencia, Presidente Suites Santiago. Su ubicación es genial. El hotel es muy limpio, tanto en las habitaciones como en el resto de las instalaciones. Tiene pileta techada en el segundo piso (que está abierta todo el añó pero que para mí se aprovecha más en invierno) y un patio muy agradable. El comedor fue fantástico, el desayuno muy completo, con variedad de facturas, de frutas frescas, fiambres, huevos revueltos, panes y jugos además de las clásicas infusiones.
Y en Las Condes, Aconcagua Apart Hotel, ubicado tambièn muy cerca del Costanera Center, al ser Apart, es como un mini departamento, estaba todo equipado, platos, vasos, elementos de cocina, además del horno. El desayuno lo dejaban el día anterior en la heladera dentro de una canasta y era muy completo.

Conoces Santiago? Te gusta tanto como a mi? Si tenés más tips o recomendados de la ciudad dejalos en los comentarios!!

Hasta el mes que viene ♥

Noe
About.me/noeramil
Instagram: @noeramil
Fb: /noeramilblog
TW. @noeramil
https://noeramil.wordpress.com/

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *