¿Cómo un pantano olvidado se convirtió en tierra de zares?

Inspirado en Venecia y en Ámsterdam, Pedro el Grande eligió un pantano para convertirlo en la capital de su Imperio.

Pedro el Grande era un zar que viajaba mucho. Conocía las últimas tendencias europeas en ciencia, industria, construcción y moda. Preocupado por el retraso del Imperio ruso, el zar entendió que una salida al mar solucionaría parte del problema. Encontró un sitio que, aunque era un pantano, tenía la ubicación ideal: el extremo oriental del golfo de Finlandia, en el mar Báltico.

Pedro el Grande. Ph.: culturedarm.com

Así, batalla de por medio con los suecos, fundó San Petersburgo y la designó como capital del imperio.

Hall heráldico del Museo Hermitage. Ph.: maketimetoseetheworld.com

El clima fue uno de los obstáculos más importantes durante la construcción de San Petersburgo, la ciudad más artificial del mundo. Otra dificultad fue la escasez de mano de obra. El pantano estaba poco poblado y por ese motivo el zar trajo, por la fuerza, a siervos del resto del país.

Fortaleza de San Pedro y San Pablo

Es el lugar preciso donde el zar fundó San Petersburgo, en 1703.

La Fortaleza de San Pedro y San Pablo. Ph.: expedia.ca

Fue la primera construcción de la ciudad y funcionó como prisión. Allí, estuvieron encarcelados Fiódor Dostoievski, Máximo Gorky y León Trotsky. También fue el lugar donde Pedro el Grande y su su hijo fueron torturados hasta morir.

La Fortaleza de San Pedro y San Pablo desde adentro. San Petersburgo, Rusia – Agosto 2018 – Ph.: Jenn Micó.

Estilo italiano

El diseño de la ciudad estuvo a cargo de arquitectos franceses, alemanes e italianos.

Museo Hermitage desde el Puente del Palacio. San Petersburgo, Rusia – Agosto 2018 – Ph.: Jenn Micó.

Los turistas que viajan a Rusia hoy visitan, al menos, Moscú y San Petersburgo. Una de las diferencias que suelen remarcar es la estética. Si bien Moscú fue recientemente renovada y tiene cada vez más rincones con aires europeos, la mayoría de sus edificios tienen todavía hoy una impronta soviética. En San Petersburgo, en cambio, predomina el estilo italiano.

Avenida Nevski. Ph.: wetu.com

El arquitecto con mayor impronta en San Petersburgo fue Carlo di Giovanni Rossi. Algunas de sus obras son el Palacio Mijailovsky, el Teatro Alexandrinsky y la Galería militar del Palacio de invierno.

Los edificios posteriores a Rossi mantuvieron el carácter predominantemente europeo. En conjunto, consolidan el estilo que hace de la capital cultural rusa, como se conoce a San Petersburgo, una de las ciudades más impactantes de Europa. Hoy, repasamos algunos de los edificios y atracciones que son ejemplo de su elegancia.

Peterhof

Peterhof está a unos 20 kilómetros del centro de San Petersburgo. Recomiendo el viaje en barco, más que la combinación de subte y colectivo.

Peterhof. Ph.: ribttes.com

Así como los reyes franceses tenían en Versalles su residencia de verano, Peterhof era el lugar elegido por los zares rusos. Fue realizado en 1714, a pedido de Pedro el Grande.

Barco a Peterhof. Ph.: tourpetersburg.com

La residencia se compone de numerosas construcciones, parques y fuentes.

Algunas de las 144 fuentes de Peterhof. Ph.: ribttes.com

Hermitage

Fachada del Museo Hermitage. Ph.: maketimetoseetheworld.com

La emperatriz Elizabeth Petrovna ordenó construir, hacia la segunda mitad del siglo XVIII, el Palacio de Invierno. La construcción, de estilo barroco, estuvo a cargo de Rastrelli y llevó ocho años.

Escalera principal del Hermitage. Ph.: wallpapers13.com

El nombre Hermitage refiere a la exclusividad de los visitantes que durante muchos años tuvo el edificio. En griego, eremites, significa ‘gente que vive sola’.

Pabellón del Hermitage. Ph.: maketimetoseetheworld.com

Hoy, es uno de los museos más visitados y prestigiosos de Rusia. La colección permanente incluye, además de obras rusas, pinturas de otras naciones como Inglaterra, Alemania, Francia, España e Italia.

Estancia del Trono Pequeño, Museo Hermitage. Ph.: maketimetoseetheworld.com

Avenida Nevski

Nevski es una de las avenidas más espectaculares no sólo de Rusia sino del mundo. Hace honor al príncipe Aleksandr Nevski. Recorrer sus 4 km de largo es una actividad agradable en sí misma.

Avenida Nevski. Ph.: ivolgaspb.ru

Catedral de Nuestra Señora de Kazán

96 columnas reemplazaron una iglesia de piedra, también consagrada a la virgen más venerada de Rusia, la de Kazán. Es, desde su construcción a principios del siglo XIX, la catedral más importante de la ciudad.

Catedral de Nuestra Señora de Kazán. Ph.: wallpaperstock.net

Las columnas sobre la avenida Nevski, conforman uno de los laterales y no, como podría interpretarse, la entrada principal.

Fue, de 1932 hasta principios de los 90s, el “Museo de la Historia de la religión y el ateísmo.” Sólo tras la caída del régimen soviético, que sostenía el principio marxista La religión es el opio del pueblo, la catedral recuperó su función original.

Parques y palacios Tsarskoe Selo

El Palacio de Catalina, visto desde enfrente. Ph.: http://eng.tzar.ru

Allí, se encuentran los Palacios de Catalina y de Alejandro. Hay visitas guiadas, óptimas para quienes quieran conocer los interiores de las propiedades que ocuparon los últimos miembros de la dinastía Romanoff.

Vista desde una de las ventanas del Palacio de Catalina. San Petersburgo, Rusia – Agosto 2018 – Ph.: Jenn Micó.

Kupetz Eliseevs Food Hall

Peter Eliseev era el jardinero del Conde Sheremetev. Durante la Nochebuena de 1812, sirvió al Conde y a sus invitados unas frambuesas que él mismo había cosechado. Aparentemente, eran tan ricas que Sheremetev le preguntó cómo podía agradecerle. ‘¡Quiero ser libre!’ dijo el jardinero.

Interior del mercado Kupetz Eliseevs Ph.: kupetzeliseevs.ru

Sheremetev aceptó y, al liberarlo, le entregó una suma de dinero. Elizeev invirtió ese capital en un mercado que, con el tiempo, se convertiría en uno de los comercios más vistosos y tradicionales de San Petersburgo. Tiene restaurantes y también productos gourmet a la venta. Todo lo que se consigue en este particular mercado es de excelencia: de habanos cubanos hasta tortas, pasando por caviar y chocolate.

Bombones en Kupetz Eliseevs. Ph.: kupetzeliseevs.ru

El encanto de la confitería Kupetz Eliseevs comienza en su exterior. El edificio fue diseñado para atraer a los clientes, y cumple con el objetivo. Además, en sus vidrieras, hay marionetas con movimiento propio.

Exterior del mercado Kupetz Eliseevs. Ph.: kupetzeliseevs.ru

Monasterio Alexander Nevski Lavra

Una particularidad de este monasterio es su ubicación. A diferencia de otros conventos, el de Alexander Nevski Lavra está a poco más de 10 minutos en colectivo del centro de la ciudad. Pedro el Grande lo fundó en 1710, convencido de que en ese lugar el príncipe Nevski había vencido a los suecos. Aunque el evento fue, en verdad, a casi 20 km, el monasterio sigue estando donde el zar lo estableció originalmente.

Monasterio Alexander Nevski Lavra. Ph.: 500px.com

Además de dos iglesias y una catedral, hay dos importantes cementerios donde yacen, entre otros, Tchaikovsky y Dostoevsky.

Café Singer

El edificio fue originalmente construido para la marca de máquinas para coser Singer. También fue, durante un breve lapso en tiempos de la Primera Guerra Mundial, sede de la Embajada de Estados Unidos.

Café Singer. Ph.: smart-travelling.net

En 1919, ya bajo el régimen comunista, se convirtió en la casa editorial del Estado de Petrogrado. Por su importancia y tamaño, en 1938 recibió el nombre de ‘La casa de los libros’.

Edificio Singer. Ph.: visitrussia.org.uk

Hoy, además de seguir siendo una gran librería, en el segundo piso está el café Singer. En el resto del edificio, tienen sus oficinas centrales algunas empresas como la red social rusa VK.

Fin de una época

En 1703, cuando Pedro el Grande elegía el sitio de la piedra fundacional para la nueva capital de su imperio, difícilmente imaginó que, a pocos metros pero muchos años más tarde, terminaría el régimen zarista.

Los Romanoff. Ph.: nationalgeographic.com.au

Fue en la Plaza del Palacio donde los bolcheviques destituyeron a Nicolás II, en 1917. Lenin, líder de los revolucionarios, una vez en el poder, devolvería a Moscú el estatus de capital rusa.

Plaza del Palacio. Ph.: panoramafactory.net

Hoy, San Petersburgo es la segunda ciudad del país. Su historia y su presente la imponen en la agenda de cualquier viajero por tierras eslavas.

Una buena opción para quienes quieran conocer un poco más sobre el desenlace del régimen zarista estará disponible próximamente en Amazon Prime Video. La plataforma estrenará ‘Los Romanoff’. Desde el 12 de octubre, se podrá ver la serie de ocho episodios sobre los asesinos de la familia zarista. ¡Falta poco y el trailer ya se puede ver! Besos, Jenn 🙂

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube