¡Estuve en un Meet & Greet y te lo cuento!

Fuente: Lucas Quesada PH

El pasado 6 de Octubre la banda liderada por Jared Leto, Thirty seconds to Mars, se presentó en el estadio GEBA de la ciudad de Buenos Aires contabilizando su cuarta visita al país. En esta ocasión, la banda se presentó ante nosotros (sus fans! o Echelon como nos denominaron ellos) en pos al lanzamiento de su quinto álbum de estudio: America.

Este nuevo material cuenta historias de amor, pasión, lucha y deja entrever el carácter inspiracional de la banda que se demuestra canción tras canción desde sus inicios allá por 1998 aunque denota más sintetizadores que guitarras como se puede escuchar también en el disco anterior: Love, Lust, Faith + Dreams; pero que no deja de sorprender ni perder su esencia.

En esta ocasión pude acceder a la experiencia del Meet and Greet para conocer a sus integrantes: los hermanos Jared y Shannon Leto y, además, vivir el recital desde un costado del escenario y entrar al mismo para disfrutar la última canción que cerró el concierto, como era de esperar, la famosa: Closer to de edge correspondiente al disco This is war.

El día comenzó temprano, cerca de las 15hs del sábado 6 de octubre, haciendo la fila del M&G con alrededor de 150 personas más. Allí, luego de la espera pudimos hacer nuestro check in donde nos colocaron las pulseras de acceso que correspondían al meet adquirido, en mi caso la pulsera era dorada ya que tenía acceso on stage y a la última canción. Además allí mismo nos entregaron un tote bag con merchandising de la banda.

Alrededor de las 17hs abrieron las puertas y pudimos subir hasta el lugar en donde se llevaría a cabo la reunión con la banda. Nos ubicamos en nuestros lugares (los cuales no alcanzaban y quedó gente sentada en el suelo y muchos parados!). Lo que siguió después fue una mezcla de felicidad y llanto (todo al mismo tiempo) mezclado con gritos cuando Jared y Shannon aparecieron en escena. Creo que nadie podía creer estar viendo a nuestros ídolos TAN cerca.

Después de ese momento de euforia, pudieron sentarse y comenzar a hablar con nosotros. Allí quisieron indagar sobre nuestras experiencias anteriores consultándonos cosas como: qué opinábamos sobre Geba y si preferíamos ese lugar o el anterior (Luna Park). A esta pregunta la respuesta fue casi unánime: Luna Park, obviamente. Luego consultaron por el precio de las entradas, si nos parecían accesibles o si estaban elevadas de precio (cabe aclarar que las entradas iban desde los $1700 a los $2800 aproximadamente).

Lo siguiente fue un debate sobre las canciones del setlist de esa noche, donde indagaban entre dos canciones y nos daban a elegir. En ese momento Jared cantó un poco de una canción muy aclamada del primer disco: Capricorn, y luego Shannon cantó su tema del nuevo disco: Remedy.

Más tarde respondieron preguntas, donde algunas de las cuales fueron: cómo era su relación de hermanos dentro de una banda, qué los insiperaba a hacer música, entre otras.

Luego pasamos al momento de la foto con ellos (el más esperado!). Fue bastante organizado pero demasiado rápido, una crítica fuerte en este aspecto a Adventures in Wonderland (empresa propiedad de Jared en la cual se adquieren los paquetes VIP). El resultado de la foto:

Fuente: Adventures in Wonderland

Terminado ese momento, nos organizaron en el estadio donde la espera se hizo larga hasta la banda telonera, 20:30 para que luego podamos acceder al escenario las 18 personas que habíamos comprado los paquetes VIP correspondientes.

Alrededor de las 21:30 comenzó a sonar Monolith, donde Shannon apareció en escena para que más tarde lo haga Jared y el estadio explote. Literalmente, lo que nos separaba de ellos sobre el escenario eran menos de 2 metros, ¡algo increíble!

Luego de la segunda canción, Up in the Air, Jared frenó el concierto para pedir a quienes se encontraban en las plateas que se sumen al campo lo que provocó el apago de luces de GEBA y el enojo por parte de la banda, ya que el personal de seguridad no coincidía en el pedido de Leto y no quería permitir el cambio de lugar de la gente, luego de varios minutos de tensión (y aún con luces apagadas y la banda fuera del escenario) y la tensión  subiendo… Jared volvió al escenario junto con Shannon y Stevie Aiello (guitarrista) para dar lugar al setlist que acompañó las siguientes horas del recital (¡y con las personas de platea en campo!) ya que como es de saber, Jared Leto siempre consigue lo que quiere.

Aproximadamente 2 horas de disfrute y emociones duró el recital de Thirty seconds to Mars donde repasaron temas nuevos como Walk on water o Love is Madness hasta temas típicos y aclamados por su público: From yesterday o The kill.

Exploté de emoción en el último tema cuando quede LITERALMENTE al lado de Shannon Leto (y le grité tanto tanto que me escuchó y me saludó, he aquí la prueba de una captura del video que estaba grabando en ese momento!):

Fuente: captura propia

La síntesis de esta experiencia: si tienen la posibilidad de acceder a este tipo de entradas, háganlo. La adrenalina y felicidad que se vive cuando uno conoce a sus ídolos te pone la piel de gallina y JAMÁS te lo vas a olvidar porque al final no somos las cosas que compramos, somos las experiencias que vivimos. 

¡Nos vemos!

Me encontrás acá: @valentinaracciatti

Compartir en


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube