Camino de Cafayate a Cachi: preparate para la aventura.

Después de muchos paseos por distintas bodegas, excursiones de todo tipo y paisajes que nunca nos vamos a cansar de ver, vamos a tomar la ruta para irnos desde Cafayate hasta otro pueblito super famoso de la provincia de Salta: Cachi.

El recorrido se transita por la legendaria Ruta Nacional 40, que hasta San Carlos es asfaltada y de ahí hasta Cachi es de ripio. Son 166 km que nos dividen entre estos dos puntos turísticos, pero de camino hacia Cachi podemos recorrer diversos pueblos, como San Carlos, Angastaco y Molinos.

San Carlos, un pueblo de 1200 habitantes, en el siglo pasado era la segunda ciudad en importancia de toda Salta. Aún conserva muchísima arquitectura colonial, especialmente por la calle Güemes, donde destacan muchas puertas esquineras.

San Carlos- Foto: Google

Angastaco, en el corazón de los Valles Calchaquies brinda acceso a un entorno natural único: La Quebrada de Las Flechas, cuyo paisaje modelado por los movimientos telúricos y el viento es increíblemente atractivo. El camino en esta parte se vuelve muy sinuoso, llegando sobre todo llegando a Angastaco.

A 6 kms de Angastaco se encuentra la iglesia más antigua de los Valles Calchaquíesla iglesia de El Carmen, que data de 1783, junto al paraje del mismo nombre.

Quebrada de las Flechas-Angastaco-Foto personal

45 km más adelante está Molinos, un pequeño pueblo que tiene una iglesia muy antigua, donde aún se guardan los restos del último gobernador realista de Salta, Nicolás Isasmendi. Frente a la iglesia podemos ver la antigua residencia del Gobernador, “Hacienda de Molinos”, donde hoy funciona un hotel regional.

Molinos-Foto:Google

El próximo punto de interés es Seclantás, 16 km al norte de Molinos, y no menos antiguo. Seclantás es el único pueblo que se desarrolla del lado Este del río Calchaquí, por lo que siempre quedaba aislado en tiempos de crecidas, hasta que en 1980 se construyó el puente.

Seclantás: Foto: Google

Luego de 20 km llegamos a Cachi. Con una población de 1800 habitantes, un estilo colonial característico, calles de empedradas y una espectacular iglesia del siglo XVIII, es uno de los sitios de los valles calchaquíes que más me gusta.

Cachi-Foto: Google

Podríamos estar horas hablando de este camino y la llegada a Cachi, pero al igual que Cafayate, lo iremos descubriendo juntos de  poco, porque hay mucho por hacer y disfrutar.

Nos vemos en el proximo post!

Ariana Nuñez

@almaz.imagen

Sígueme
Flor
Flor

Find me on: Instagram

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *