Hecho en Argentina: Mambo

En esta edición de “Hecho en Argentina” les presentamos la marca Mambo. Charlamos con sus creadoras, Silvina y Emilia, una madre e hija que decidieron juntas emprender. Leé la nota y enteráte cómo fueron sus inicios y su historia en el mundo del diseño. 

  1. ¿Cómo comenzó el proyecto? ¿Quiénes están detrás de “Mambo”? 

Somos Silvina Rojas (madre, 51) y Emilia Casas (hija, 29), creadoras de Mambo.

La marca nace en el año 2019 cuando Silvina, en la búsqueda y el deseo de emprender algo propio, le propone a Emilia comprar y revender ropa en su ciudad (Henderson). Ella, por su parte, decide subir la apuesta y, aprovechando la creatividad e imaginación de ambas, sugiere “Sí!!!, vamos a vender ropa, pero no la vamos a comprar, la tenemos que hacer nosotras!!”. Así fue cómo nos embarcamos en esta idea loca, divertida, un poco complicada a veces, sin tener mucho conocimiento del tema ya que Silvina es maestra jardinera y Emilia estudió ingeniería, aunque ambas compartimos nuestros gustos por la moda, el diseño y la ropa.

Lo primero fue elegir el nombre, que lo elegimos en conjunto porque nos identifica y a la vez nos diferencia del resto. Así es como nuestros clientes dicen frases como “vamos a mambear”, “hoy mambeamos”. Mambo es un género musical y danza, una combinación de sonidos variados, fusión, un sincopado de ritmos. Es así como nosotras lo asociamos a nuestros géneros, prendas, modelos y a nuestros diseños. La fórmula es divertirse, potenciarse, meterse en la tormenta y solucionar los obstáculos en equipo.

¿Cómo obtuvieron sus primeras ventas?

Las primeras ventas fueron en nuestro círculo más íntimo (amigos, familia). Fueron un éxito total, nos quedamos sin stock, teníamos pedidos y no dábamos abasto con la producción. Además tenemos una política de no repetir los modelos y las estampas, tratamos de hacer la ropa lo más personalizada posible, para que la gente no esté uniformada; y eso resulta una complicación, porque a veces todos quieren la misma prenda y no está bueno decir que ya no la tenemos más. Ahora ya estamos un poco más organizadas, la marca creció y gustó mucho.

¿Cuáles son las premisas de la marca a la hora de crear una prenda?

Tratamos de diseñar prendas sencillas, que calcen bien, cómodas y que coincidan con el estilo de vida del cliente; que los géneros sean suaves al tacto, de buena caída, coloridas, alegres, de tonalidades diferentes, estampadas, abarcando todo tipo de edades, talles, cuerpos.


 En cuanto al diseño y proceso de prendas, nosotras tratamos de crear una idea, un estilo propio según nuestros conocimientos y también teniendo en cuenta las influencias sociales y culturales de la época en que vivimos; tratar de dibujar una prenda, un modelo que se adapte al estilo de vida que tenemos hoy. En cuanto al proceso de producción creemos que es igual al de todos: dibujar moldes en todos los talles (nosotras hacemos y nos volcamos más a los talles reales) y luego la selección de los materiales. Este último punto es de suma importancia, ya que queremos que sea accesible para el bolsillo de todxs. Hay géneros muy caros, pero nosotras usamos géneros que otrxs no se animan a usar en determinadas prendas. Además nos ayuda Lidia, que cose como las diosas y le da ese toque de terminación a la prenda que no siempre es fácil de conseguir.

¿A qué público apunta la marca?

La marca está dirigida y abarca a adolescentes y mayores, tanto mujeres como hombres. Talles pequeños casi no hacemos. Como decimos nosotras, es para “cuerpos reales” y sobre todo apta para “bolsillos reales”.

¿Cómo ven “Mambo” de acá a 5 años?

 A nuestra marca la vemos creciendo cada día más, es lo que nos viene pasando, ya es conocida interiormente por la zona. Nos gusta la idea de poder llegar a todxs, de hecho tratamos que nuestros precios sean lo más accesibles posible para todas las personas.

¿Qué sugerencia le darían a alguien que todavía no se anima a empezar su propio proyecto?

 Les diríamos que si tienen algo en mente, que lo empiece. Porque a veces soñás y hablás de tal o cual proyecto que te gustaría iniciar y luego te pones excusas como, en nuestro caso, “yo no sé de telas”, “no sé hacer moldes” o “no puedo plasmar en papel el dibujo que tengo en mente” y cosas por el estilo, pero hay que pensar que nunca se está totalmente preparado para iniciar algo, siempre hay miedos, pensás que necesitás formarte más, que nunca es suficiente. Nosotras creemos que se aprende día a día, con dedicación y esfuerzo, que vas a tener mil errores (no saben lo que fueron los primeros prototipos de prendas jaja), y ya sabemos que es una frase trillada, pero realmente se superan y de eso se aprende. Todos los días va a surgir un problema nuevo, pero eso es señal de que las cosas van bien y que estás progresando. Así que empezá, accioná. Una acción es un paso dado y vale más que tus pensamientos de “no sé”, “me falta”, “no tengo experiencia”. A la experiencia la vas adquiriendo a medida que vas accionando, creé en vos, en lo que vas a hacer, fijá tus metas. El éxito es subjetivo, no todos queremos tener los mismos logros, pensá cuáles son los tuyos y enfocate en conseguirlos. Volcá tus pensamientos en papel y usá las herramientas que tengas, que estamos seguras que van a ser las suficientes para empezar a contar, como te contamos hoy nosotras, la historia de tu exitoso proyecto…que nunca termina.


¿Te quedaste con más ganas de conocer “Mambo”? Mirá todos los diseños en su instagram: @mambo_byeys

¡Gracias por leer! ¡Hasta la próxima! 

Nazarena Erre (@nazarenaerre) 

Sígueme
Naza Erre
Naza Erre
Compartir en

1 Comment

  1. Yaco
    25 marzo, 2020 / 11:37 am

    Felicitaciones! Me encanta que así sea, luchen por sus sueños y sigan haciendo ropa bonita y distinta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *