Un rincón mágico

¡Hola lectores del blog! ¿Cómo están? ¡Espero que muy bien! Nos reencontramos en un nuevo post, y en esta ocasión les traigo uno muy especial y que tenía muchas ganas de escribir. En esta oportunidad vamos a hablar sobre un lugar que, personalmente, me encanta y disfruto mucho, una puerta a un mundo de historias: la biblioteca. ¡Empecemos!

Estantes

Si dispones de una pared en tu casa donde poder colocar estantes, esta es una gran opción para crear tu biblioteca. Depende el tamaño de las repisas es la cantidad de libros que pueden encontrar su nuevo hogar allí, pueden ir tanto de forma vertical como horizontal y si tenes el espacio suficiente, podes sumar un pequeño sillón o silla para hacer este espacio aún más cálido y disfrutar de tus lecturas.

Madera y bloques

Si no podes colgar nada en la pared, busca madera y bloques de cemento para crear tu biblioteca. El tamaño y la altura van a depender de los materiales con los que dispongas, pero todas las opciones son válidas, solo es cuestión de pensar el diseño en función de la cantidad de libros a acomodar y manos a la obra! Además, le podes sumar luces alrededor de los estantes, algún lapicero o lo que prefieras tener a mano al momento de buscar un libro y comenzar a leer.

Mueble

Esta es, quizás, la opción más “tradicional”, ya que solo hace falta comprar una biblioteca como tal o reutilizar algún mueble de estas características que ya tengamos. Sin embargo, acá entra en juego la creatividad para convertir este rincón en uno más disfrutable. Podes sumar imágenes en las paredes donde vas a crear tu espacio, colocar alguna planta, fotografías, velas, o lo que quieras!

Cajones

Si tenes cajones de madera dando vueltas por ahí, podes pintarlos, darles tu toque y ¡ya tenes biblioteca! Podes disponer de los cajones como más te guste: de manera vertical, horizontal o combinar ambas. Esta opción es muy práctica si no dispones de mucho espacio para tener una biblioteca más amplia como las anteriores, pero aún así vas a tener mucho espacio para los libros. Además, podes ir aumentando la cantidad de cajones a medida que necesites más lugar. Un tip: si queres que tu biblioteca sea aún más práctica, podes ponerle rueditas para poder moverla sin problemas.

En cuanto a la organización de los libros, las opciones son muchas: pueden ir de manera horizontal, vertical o un mix entre ambos. Podes optar por organizarlos por color, editorial, tamaño, autor o cualquier otra forma que se te ocurra y consideres mejor para aprovechar el espacio al máximo. Lo importante es que estés a gusto con tu biblioteca y sea un espacio que disfrutes y al cual siempre quieras volver.

Ahora si, eso fue todo por este post! Espero que les guste y puedan poner en práctica alguna de estas ideas si están pensando en crear su biblioteca o re-organizar la que ya tienen.

Espero que tengan un buen comienzo de semana, y nos leemos el próximo mes!!

Besos!

Tam.

Fotos: Pinterest

IG: @tamudiosquez

Sígueme
Tamara Diosquez
Tamara Diosquez
Compartir en

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *