Trend alert: Blazers

Si hay una prenda que pasó de ser un básico, a estallar y convertirse en tendencia este ultimo tiempo, es el blazer. Esta prenda es imprescindible para toda mujer y está pisando más fuerte que nunca en el mundo de la moda y el streetstyle.

 

 

¿Lo Bueno? Es una pieza que, al tener tantas variantes, favorece y estiliza a todas las siluetas. Hay blazers cortos, largos, de simple, doble botonadura o hasta sin botones, pueden ser entallados o más oversize, las opciones realmente son infinitas. En cuanto  a los estilos es lo mismo, con el blazer correcto podés lograr desde un look clásico y profesional, hasta un estilo más grunge, salido directamente del closet de Kurt Cobain.

 

Aca les voy a dejar tres opciones diferentes, pero muy copadas, para incorporar esta tendencia de forma canchera y divertida.

  • El príncipe de gales

Este es el modelo más visto y buscado. La onda es que este blazer sea oversize, con doble botonadura, bastante masculino, y con esta estampa le da un toque extra de masculinidad. Algunos looks que me encantan son: vestido floreado, zapatillas y este blazer, creanme que las estampas funcionan muy bien juntas, o algo más simple como usarlo con un short o pantalón de jean y una remera.

 

  • El clásico negro

En el caso del blazer clásico negro, corremos el peligro de caer en un look básico y un poco anticuado. Esto lo podemos evitar agregando piezas modernas, dándole nuestro propio toque a esta prenda clásica. A mi me encanta la opción del pant suit, con una remera blanca y zapatillas o zapatos oxford, pero también, algo como un mini vestido con botas y un blazer, siempre es una opción genial.

 

  • El Beetlejuice

el famoso blazer rayado, lo encontras en todos los colores y tipos de rayas, pueden ser finitas o más gruesas, blanco y negro o multicolor. Esta versión del blazer es sùper divertida y moderna, lo podes usar con un total look negro, con una remera blanca y un jean, le sube el estilo a cualquier outfit que elijas y agrega mucha personalidad.

 

Lo que me parece que esta bueno, en todos los casos, es jugar con el lenguaje de las prendas y sumarle algunos toques más femeninos y personales a esta pieza que por tanto tiempo fue considerada de uso masculino. ¿Se animan?

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *