5 cosas que podés aprender al hacer un intercambio

(Ph: Joel Trapani | @joel.trapani)

Estas son algunas de las cosas que aprendí al hacer un intercambio para estudiar inglés en Inglaterra.

1. Despojarse de prejuicios y mitos

Por lo general, cuando viajamos, nos informamos sobre el destino, el idioma, la gastronomía típica, su historia y cultura, entre otros tantos datos. En esa búsqueda, es inevitable encontrar mucha información que está errada o no es completamente cierta. Hacer un intercambio te da la posibilidad de vivir con una familia local y estudiar en un mismo lugar por algunos meses y aprender que no todo es como lo leíste en internet, que hay cosas que funcionan de otra manera.

2. Hacer nuevos amigos

Hacer un intercambio es sinónimo de hacer amigos nuevos prácticamente todos los días. Amigos de otros países; países con idiomas diferentes al tuyo, con culturas y realidades diversas. Amigos con los que después de clase vas a estudiar y hacer trabajos prácticos. Amigos a los que vas a extrañar cuando te vayas y vas a tener la excusa de volver para visitarlos. Quizás una de las cosas más divertidas de estudiar con personas de muchos países sea tratar de aprender su idioma o escribir al menos unas palabras y enseñarles el tuyo.

3. ¿Una rutina diferente?

Vivir por un tiempo en otro país te hace cambiar la rutina que llevabas día a día en tu lugar de residencia habitual. Los horarios son diferentes, la percepción del tiempo es diferente; los fines de semana los aprovechas para pasear, salir con tus amigos y conocer nuevos lugares. Tirarse en la cama a mirar series en Netflix quizás quede en un segundo plano.

4. Exponerse a nuevas ideas

Al vivir otras realidades, con personas diferentes, con culturas diferentes, tu cerebro es estimulado continuamente, es como una esponja que todo lo absorbe, lo llenás de nuevas experiencias. Volver a tu ‘hogar’ tal vez va a costar, pero lo vas a  hacer con nuevas ideas, con nuevos conocimientos.

5. ‘Think out of the box’

FInalmente, y a forma de conclusión: hacer un intercambio en otro país por un tiempo te saca del molde, de tus comodidades. Tenés que adaptarte, no queda otra. Te ayuda a salir de tu zona de confort y pensar fuera de la caja, como se dice.

Por ejemplo: al principio, incluso un idioma como el inglés, el cual solemos estudiar de jóvenes y con el que estamos familiarizados puede ser difícil de entender por lo rápido que se habla o por los modismos que se utilizan.

¿Alguna vez viajaron a otro país para estudiar otro idioma? Si lo hicieron, ¿qué sumarían a la lista?

Un abrazo desde Argentina!

Joel

 

https://www.instagram.com/joel.trapani/

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube