Visual Merchandising – Parte II

Visual Merchandisng.png

¡Hola por acá! Como decía en el post anterior, la vidriera es la vendedora 24/7 que se transforma en un factor de gran importancia para los transeúntes y en donde el desafío se presenta en tratar de captar la atención de esas personas en no menos de 10 segundos.

Una vez que pudimos realizar la vidriera comienza el “juego” de guiar el proceso y decisión de compra de quienes logramos que ingresen al local y, con esto, iniciamos la parte 2 de este post de “Visual Merchandising”. Si queres leer la Parte 1 está acá.

Para comenzar vamos a tener que tomar en cuenta que ciertos factores:

Iluminación y ambiente: crea el ambiente, genera emociones y concluye el mensaje.

¿Queremos lograr un clima cálido? ¿frío? Existen diversos tipos de luces:

  • Luz para mirar: Es aquella que focaliza nuestra mirada, se deberá utilizar este tipo de luz para determinadas zonas o productos. Ejemplo: luces dirigibles
  • Luz para ver:  aquella que ilumina uniformemente sin resaltar detalles, genera sombras que se deben cuidar ya que, en caso contrario, tenderán a formar “zonas de abandono” (aquellas que el cliente no visita)
  • Luz para contemplar: es la luz que se deja ver a sí misma resaltando algún detalle específico. Ejemplo: guirnaldas de luces.

Se debe tomar conciencia de la diferencia existente entre interiorismo (lo usual, el local propiamente dicho) y el ambiente que responde a cómo me hace sentir ese interior.

Color: la colorimetría es otro de los elementos a respetar dentro de la ambientación del lugar. A su vez es el color el elemento primario para manipular ya que es lo primero que transmite emociones. De igual forma, la ausencia de color también tiene su propio mensaje: denota elegancia y exclusividad. En colorimetría existen diversas opciones: monocromático (1 color o 3 tonos/matices), análoga: 3 colores que estén ubicados de forma seguida en el círculo cromático, complementaria: dos colores opuestos en el círculo, complementarios divididos: selecciona un color como eje y dos que estén al lado de su complementario, tríada: tres colores equidistantes del círculo cromático.

Un punto  importante a tener en cuenta en la construcción del interior del local será la “adyacencia de productos”: es la coherencia para ubicar artículos dentro del local comercial que permitirán guiar al consumidor de un producto a otro, de una zona a otra para que circule por toda la tienda, conozca todo el espacio y compre más. ¿Los ejes?: el espacio debe ser agradable e invitar a recorrerse, los artículos deben ser fáciles de encontrar en un paneo general y la señalización debe estar clara y debe ser informativa.

En este punto lo principal es reconocer aquellos productos que puedan agruparse o encontrarse en la misma zona para optimizar los espacios, por ejemplo: zapatos ubicados cerca de las medias para logar la compra por impulso.

Por otro lado, juega un papel muy importante la presentación de los productos en la planta, en donde nos enfrentamos a decidir entre varias opciones (la mejor decisión no será una sola sino aquella que coincida con nuestra identidad de marca y nuestra intención de venta, no siempre será  la misma decisión para todos los rubros), algunas de ellas:

Agrupación cromática: propiamente dicho “por colores”. Es legible fácilmente, funcional , estética y de impacto visual.

Presentación horizontal: se dispone siempre de izquierda a derecha, de grande a pequeño, de cálidos a fríos.

Presentación vertical: se utiliza mayormente para mostrar la tipología de artículos en toda su variedad cromática, se ordena de arriba hacia abajo, es funcional y de alto impacto.

Presentación por productos: exhibo la distinta variedad del mismo artículo, genera los famosos “córner de marca” y facilita la percepción de un producto determinado. Es funcional pero demanda más cantidad de metros cuadrados.

¿Cuáles son las zonas con las que cuento en un espacio comercial?

Estas zonas (presentes en todos los espacios comerciales) son:

Zona Platino: principal espacio de venta, es lo primero que se ve.

Zona Oro: segunda en importancia

Zona Plata: tercera en su orden

Zona Bronce: última instancia, el fondo del local donde deberían ubicarse los artículos más importantes.

La entrada del local es aquello que debemos destacar por excelencia, es donde está ubicada la “zona platino” se le debe prestar importancia pero tener cuidado en la selección de productos a exponer ya que si se muestran los ítems importantes, se corre con el riesgo de que el cliente no pueda llegar a recorrer el resto del espacio por falta de interés.

Por otro lado la “Zona Bronce” aquí jugará un papel importante la señalización ya que esta zona es conocida como el fondo del local, allí se deberían ubicar los artículos de primera necesidad ¿por qué? Para lograr que el consumidor recorra todo el espacio hasta llegar allí y podamos lograr que compre, además de lo que fue a buscar, otros artículos. Sería interesante que, si las condiciones de espacio lo permiten, el fondo del local se pueda visualizar desde la entrada.

Uno de los productos importantes a tener en cuenta en cada espacio comercial y su ambientación es el “producto estrella” aquel que nos representa como marca, nuestro fuerte. Este debe tener una ubicación crucial que permita que el cliente pueda hallarlo pero a la vez tenga que buscarlo y encontrar otro tipo de artículos en su recorrido. Otro punto a tener en cuenta son los “productos imán” aquellos que no son importantes pero a los que debemos prestarles real antención ya que la venta de 1 producto estrella representa la venta de 10 imanes. Luego se encuentran los “productos de compra por impulso” los conocidos por estar ubicados en zonas como la caja, aquellos que son comprados en el tiempo de espera del pago y que no generan un gran volumen de ticket pero logran “sacar stock” para el local.

Por último, lo más importante ¿cómo recorren los clientes el espacio comercial? Es importante saber que SIEMPRE el lado izquierdo de las tiendas es una zona más fría. Las decisiones de compra de los consumidores se ven influenciadas por dos puntos importantes:  los puntos focales (que captan la atención) y las líneas de visión (que guían su recorrido a las diversas zonas). Ambos factores DEBEN funcionar juntos, es decir: una línea de visión deberá terminar en un punto focal.

¡Espero que esta info los pueda ayudar a seguir creciendo!

Si necesitan ayuda o alguna consulta sobre este tema o alguno de marketing me encuentran en Instagram como: @valentinaracciatti

Nos vemos en el próximo post ☺

Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube