#FlorenNYFW – September 2018 – Look #5: Romance meets rock.

Es martes 18/12 y es evidente que el fin del mundo digo, del año se acerca.

Ya cuando llega diciembre parece que todos entramos en modo frenético: hacer todo lo que queríamos hacer en el año, ver a toda la gente que no vimos y empezar esos proyectos que planeamos en enero y postergamos una y otra vez.

Si se sienten así, sepan que yo también, pero que en vez de desesperarme (bueno, un poco SI me desespero) intento canalizar las intenciones y ganas de hacer cosas en planes y proyectos para el año próximo, porque, seamos realistas, no voy a poder hacer TODO en 13 días que quedan del año y menos aún cuando muchos de esos días son fines de semana o feriados.

​​​​​​​Entonces la pregunta es : ¿cómo nos paramos frente al año próximo? ¿qué podemos hacer ahora? Y pensando en eso, hace algunos días, cuando les pregunté por temas para los próximos posteos me pidieron que hablara acerca de cómo llevar adelante un hobbie o proyecto personal cuando uno tiene otro trabajo (un «9 to 5» como se le dice en inglés, es decir, un trabajo «de oficina» o en relación de dependencia, que le ocupa las horas de las 9 a las 17hs, aproximadamente).

Así que teniendo en cuenta todo esto y si tienen planeado empezar con un proyecto personal en 2019 y no saben como manejarlo con su otro trabajo a tiempo completo o… si ya están haciendo algo pero quieren mejorar algún aspecto, debajo les dejo algunos consejos que me funcionaron y puse en práctica en estos años.

1- Organizarse

Obvio: organizarse es clave para no perder el rumbo, la cabeza, la paciencia y no desanimarse.

En este post les conté un poco acerca de cómo me organizo en el día a día. Pero llevar adelante un proyecto personal junto con un trabajo de tiempo completo requiere mucho, mucho más.

Algo que a mi me sirvió y recomiendo es tratar de agrupar tareas por días.

Por ejemplo, si queres hacer fotos o videos, es ideal utilizar luz natural (si no tenes equipos) y toda esa luz pasa y se va cuando estás en la oficina. ¿La solución? Filmar o hacer fotos bien temprano a la mañana o durante el fin de semana (yo hacía esto último: filmaba uno o dos videos por semana los sábados).

Pero, más allá de eso, y teniendo en cuenta que el tiempo que tenés es limitado, podes planear hacer actividades específicas cada día.

Si te dedicas a fabricar algo o hacer ilustraciones, por ejemplo, podes dedicar los lunes al regreso del trabajo para avanzar con el primer paso de ese proceso: buscar inspiración, preparar materiales. Los martes puede ser el día de empezar a diseñar, retocar o avanzar un poco más el miércoles, finalizar el jueves y el fin de semana hacer fotos para publicar la semana siguiente.

A veces esto funciona para enfocar toda la energía en una única tarea, en vez de dispersarnos en muchas, más aún teniendo en cuenta que el tiempo que tenemos es, insisto, limitado.

2- Aprovechar los tiempos libres o «muertos»

Además de organizarse con el tiempo y la semana cuándo salis del trabajo, algo que me funcionaba perfecto era usar todos esos «tiempos chiquitos» en mi proyecto personal o «side hustle».

Cuando almorzaba sola, lo hacía respondiendo mails o preparando un posteo. Cuando viajaba en subte o taxi en camino a una audiencia, lo mismo.

Se que tal vez suene como demasiado o poco divertido, pero llevar adelante un proyecto personal «de costado» antes de poder convertirlo en tu trabajo principal lleva mucho trabajo y esfuerzo, no hay otra opción.

Eso significa a veces no leer un libro o no jugar un jueguito en el celular antes de ir a dormir o en la sala de espera del médico, sino trabajar en cada momento y segundo libre.

Todavía recuerdo que, cuando todavía trabajaba en relación de dependencia, leía y respondía mails mientras caminaba de mi escritorio al dispenser de agua para servirme un vaso de agua fria o llenar el termo para un mate y lo recuerdo con cariño, por decirlo de algún modo, porque estaba dedicando cada instante que tenía libre a lo que más quería, con el deseo de que eso fuera mi trabajo de tiempo completo algún día.

3- Darte espacios

No somos Superman ni la Mujer Maravilla. Necesitamos espacios para descansar, para relajarnos, para desconectar, para estar con familia, con amigxs… tiempo de no hacer nada.

Cuando decidir hacer pausas depende mucho de nosotrxs. Si notas que te falta inspiración, que estás trabadx, que te duele la cabeza o que todo estaá saliendo mal, lo más probable es que estes QUEMADX y que el problema no seas vos ni el proyecto en si, sino que lo que estás haciendo te sobrepasó y está pasando factura.

A mi me cuesta muchísimo bajar un cambio la verdad o hacer literal NADA, porque siento que si no estoy trabajando estoy perdiendo el tiempo y si, no está bien, nada bien. Pero a veces es necesario parar, para tomar impulso y lanzarnos de nuevo, por más obvio que eso suene.

Eso puede significar una semana completa de no hacer nada de tu proyecto personal cuando volves del trabajo, o bien tomarte todo un fin de semana de hacer nada (o de ver Netflix y relajarte) o escaparte a la playa unos días.

Lo que noté en los últimos años es que cuando estoy en ambientes relajados y «sin nada que hacer» me surgen ideas buenísimas que, estando saturada con el día a día no se me ocurren.

4- Dar todo

Recuerdo que un tiempo antes de lanzarme a trabajar con el blog y mis otros canales a tiempo completo leí una frase que dice «If you can’t stop thinking about it, don’t stop working for it» (en teoría es de Michael Jordan, el basquetbolista… tal vez es cierto, tal vez no, no lo sé jajaja), es decir «Si no podes dejar de pensar en eso, no dejes de trabajar por eso» y por más tonto o básico que suene esto, esa frase me dejó pensando y realmente es así.

Transformar un «side hustle» en un trabajo a tiempo completo no es fácil, y lo que más se necesita es trabajo, esfuerzo, ganas, dedicación, constancia, más trabajo, más esfuerzo y así…

Vos tenes que creer en lo que estas haciendo, en lo que estas creando. Vos tenes que amar tu proyecto personal, porque de ese modo vas a dedicarle tiempo aún cuando casi no tengas tiempo o estés haciendo otra cosa.


Espero que estos consejos les sirvan y los ayuden para este próximo año y sus proyectos personales. Si tienen más dudas o quieren que hable más acerca de alguno de estos temas, pueden decirmelo en los comentarios y lo tengo en cuenta para próximos posteos.

¡Y el LOOK! Fue uno de los que use durante la Semana de la Moda en Nueva York y estas fotos las tomó Zanita en una producción especial para Tresemmé y Tresemmé Argentina.

Me gusta la idea combinar algo re femenino/girlie como el vestido, con algo más rockero/edgy como la campera de cuero con los detalles de jean. Y mis botas blancas… obvio jajaja

Espero les guste.

Los leo abajo en los comentarios.

Besos!

Flor.

Sígueme
Flor
Flor

Find me on: Instagram

6 Comentarios

  1. Ayelén
    18 diciembre, 2018 / 10:41 pm

    Me encantó! Están buenísimos estos consejos y es verdad, mucha pila hay que ponerle, pero si no dejas de pensar en eso significa que vale la pena 🙂
    A mí me interesaría saber si es que se puede/querés contar, el proceso de decidir ir a vivir a nyc y como te fuiste adaptando. Algunos no sabemos si tomar o no la decisión (más que nada por trabajos, desarraigo, familia, amigos…) Y bueno, estaría bueno conocer otras experiencias.

  2. Laly Parodi
    26 diciembre, 2018 / 7:03 am

    Primero, ame fuerte el look, muy rocker como me gusta a mi jaajaja, segundo este es un gran post, porq todo lo q decis es asi, el tiempo, la organizacion, los espacios, todo te lleva a poder hacer de tu proyecto, un hecho. gran post Flor!!! ♥♥

    • Flor
      Autor
      18 marzo, 2019 / 1:27 pm

      Aw, gracias Laly!! 💗

  3. Cami
    3 enero, 2019 / 8:12 pm

    Esa campera es un fuego 🙂

    • Flor
      Autor
      18 marzo, 2019 / 1:29 pm

      SI!! jajaj

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube