El diseño y la funcionalidad

Cuando pensamos en diseño, seguro que se nos vienen a la cabeza cosas lindas y estéticas. ¿Alguna vez pensaste que el diseño también incluye a la funcionalidad? Hoy voy a contarte cómo se relacionan estos dos conceptos y la importancia de cada uno.

El diseño se puede definir como un proceso que usa la creatividad para solucionar un problema que tengan las personas. Estos problemas pueden ser relacionados a la ingeniería, arquitectura, comunicación, industria y más, campos en los que participa el diseño.

Para solucionar ese problema del que hablábamos, es necesario crear un objeto, elemento o espacio que sea útil y también estético. Acá es donde entra en juego la funcionalidad dentro del diseño.

Hay un principio de la arquitectura funcionalista que dice: “La forma sigue a la función” marcando que primero se debe definir la funcionalidad de aquello que se quiere crear, para que luego su forma o su diseño se amolde a ésta.

Esta es la principal diferencia entre diseño y arte. Uno busca crear soluciones que sean útiles, pero también bellas, y el otro busca expresión y emoción, con un elemento que cumple un rol únicamente estético.

Si bien el diseño incluye también características estéticas como el aspecto, la forma y el color; se diferencia por darle prioridad a la función y pensar también en la interacción o el uso que le darán las personas a ese diseño.

Fuente imagen

Un ejemplo muy fácil para entender mejor cómo se relacionan diseño y función es con la creación de una silla, algo que puede hacer un Diseñador Industrial por ejemplo. Antes de empezar el diseño, se tiene que definir qué tipo de silla será para tener en cuenta las medidas que hacen que un asiento sea cómodo para las personas.

Hay que tener en cuenta las medidas del asiento, la altura de éste, la inclinación, el tamaño del respaldo y los apoyabrazos. Cuando se empieza el diseño, hay que ir ajustandolo siempre a las medidas correctas para crear una silla linda y funcional.

Aunque se diga que la forma sigue a la función, estos dos conceptos son igual de importantes al momento de crear un buen diseño, ninguno debería superponerse sobre el otro sino que deben convivir en armonía para dar un resultado óptimo.

Cuando buscamos objetos para nuestra casa o admiramos un edificio, esperamos que además de cumplir su función sea también visualmente atractivo. Ahí es donde entra el diseño, buscando una solución que incorpore el equilibrio perfecto entre utilidad y belleza.

Espero que hayan aprendido algo nuevo en el post de hoy,

¡Nos vemos la próxima!

Agos

https://www.instagram.com/theamandablog
Sígueme
Flor
Flor

Find me on: Instagram

Compartir en

2 Comentarios

  1. Laly Parodi
    6 mayo, 2019 / 10:27 am

    Es verdad que muchas veces nos enfocamos en lo visual sin darnos cuenta que dejamos de lado la funcionalidad de la misma, con el tiempo uno aprende a elegir por comodidad y luego el diseño al elegir un objeto, gran post!!

    • 16 junio, 2019 / 2:37 pm

      Hola Laly! Me alegro mucho que te haya gustado el posteo! Siempre me pareció interesante cómo el diseño incluye la funcionalidad y a veces es pasado por alto, pero que es muy importante. Te mando un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube