Vintage y moderno, el encanto de lo ecléctico

Cada vez más se elije el estilo ecléctico como una manera de representar mejor la personalidad de una persona en sus espacios. Ya no se crean ambientes con todos los muebles iguales y como de catálogo, sino que se busca mostrar los gustos e intereses personales con cada elemento parte de la decoración.

Gana entonces terreno el estilo ecléctico, caracterizado por ser una mezcla de varios estilos decorativos, que buscan crear un espacio único y original. Una de las combinaciones más utilizadas por su valor estético es la de sumar piezas vintage con otras modernas, integrando historia, personalidad y funcionalidad.

En los últimos años, las piezas antiguas fueron ganando protagonismo como una forma de tener muebles de calidad y diseños únicos, que no pueden encontrarse en las tiendas actuales, y de conectarse con el pasado. Por eso, se integran cada vez más en todos los espacios de la casa, y a continuación te muestro algunos ejemplos que podés aplicar en tus ambientes.

La manera más sencilla de mezclar muebles vintage y modernos, es simplemente haciéndolo. No tengas miedo de integrar estos dos estilos, que a pesar de que parezcan totalmente distintos, saben complementarse el uno al otro. Una de las ideas más usadas para lograr espacios eclécticos es mezclar una silla y una mesa de cada estilo. Compartiendo la misma paleta de colores del ambiente, vemos en la foto cómo se integra una mesa antigua con dos sillas modernas de plástico y suman un rincón con mucha personalidad en la cocina.

Si querés integrar un mueble vintage, pero con un estilo único, podés renovarlos con una mano de pintura e integrarlos a la decoración moderna. Últimamente está muy en tendencia renovar muebles antiguos con pintura en colores saturados, como el naranja, azul, rosa o amarillo, para que destaque no sólo por su diseño, sino también por su color. En la foto vemos una vitrina pintada en turquesa, que se transforma en un lugar de guardado muy original y un detalle destacado de diseño en el ambiente, combinando a la perfección con el verde de la planta y el azul en su maceta.

Cuando queremos incorporar piezas vintage a nuestros espacios, podemos ponernos creativos y usar un mueble para otro fin, dándole una nueva vida y estilo. En la foto vemos cómo se utiliza un separador de ambientes o biombo como cabecero para la cama, aprovechando su diseño y textura para destacar sobre las paredes blancas.

Como pudimos ver con estas imágenes de distintos espacios, la combinación del estilo vintage y moderno puede lograrse de muchas formas distintas, adaptándose a nuestro gusto personal y necesidades. Gracias al estilo ecléctico podemos lograr espacios llenos de personalidad y estilo, en los que también reflejamos nuestra individualidad.

Espero que estas ideas te inspiren para integrar muebles vintage en tus espacios y sumar así mucho estilo.

¡Nos vemos la próxima!

Agos

@theamandablog

Sígueme
Agos Sime
Agos Sime
Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube