¿Cómo organizar tus espacios con límites virtuales?

Dentro de los ambientes de una casa podemos encontrar en general dos tipos de límites: físicos y virtuales. Los límites físicos son los que delimitan un ambiente, son barreras sólidas que no dejan pasar la vista o la luz. En cualquier habitación, podemos encontrar 3 límites físicos: piso, techo y paredes.

Por el contrario, los límites virtuales son los que crean una sensación de separación entre distintas áreas, que siguen comunicados físicamente dejando pasar la vista y la luz. Quizás parece un concepto muy complejo, pero seguro que en tu casa hay algún límite virtual sin que lo sepas.

En general, los límites virtuales se conforman con la decoración o la arquitectura y son elementos que engloban una determinada área, dando la sensación de que está separada del resto. Para entender mejor el concepto, te voy a mostrar las formas más usadas para crear límites virtuales en las casas.

Usando distintos muebles como separadores, se pueden marcar los límites en un espacio. Es muy común ver una estantería abierta actuando como límite virtual entre un dormitorio y un living, por ejemplo. Se considera que estos muebles son un límite virtual porque se puede ver a través de ellos y dejan pasar la luz, pero dan un poco de privacidad creando dos áreas diferentes.

Otra idea relacionada al uso de muebles es poner el sillón de espaldas, marcando el fin de un área. Esta es una forma muy fácil de separar dos espacios, pero que es muy efectiva. La línea del sofá, seguido por la mesa, hace de límite virtual entre el living y la cocina, como vemos en la foto.

Con una alfombra también se genera un límite virtual, ya que se delimita una zona con este elemento decorativo. La medida de la alfombra marca un área en el piso, además de sumar color y diseño al espacio. Para que el efecto sea mejor, se recomienda que la alfombra ocupe todo el área del sillón y las mesas auxiliares, enmarcando ese sector.

Fuente Pinterest

Mediante diferencias de altura en el suelo, también podemos marcar un límite virtual en un ambiente. En la foto vemos que se elevó la cama con unos palets, creando un nivel por encima del piso. Este escalón, por más pequeño que sea, marca una diferencia entre la zona de la cama y el resto del dormitorio.

Con estas ideas, podemos entender mejor qué es un límite virtual y cómo podemos integrarlo en cualquier ambiente. Gracias a estos límites, se separan visualmente dos áreas en una misma habitación, haciendo que se sienta más organizada y más grande.

Espero que se animen a integrar límites virtuales en sus espacios como un elemento funcional, pero también decorativo.

¡Nos vemos la próxima!

Agos

@theamandablog

Sígueme
Agos Sime
Agos Sime
Compartir en

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *