Entrevista: Viaje a Jordania, El Líbano, Chipre e Israel


Florencia es licenciada en Marketing y trabaja como comercializadora de locales en Irsa. Gracias a nuestro contacto vía redes sociales ví que estaba viajando por Medio Oriente y no dudé un segundo en entrevistarla para el blog. Abajo van a encontrar sus inspiradoras respuestas. Ella contestó las preguntas en cada lugar al que llegaba, así que las palabras están impregnadas de cada uno de los momentos vividos. Si estás pensando en nuevos destinos, tenés que leer este posteo!

Viajaste con una amiga, ¿Cómo es viajar solas por Medio Oriente?

En principio para mí viajar es siempre posible con alguien con quien no tengas vueltas, más allá del destino la elección del “flymate” es indispensable. En este caso hago la aclaración porque sabíamos desde el principio que era un destino con una cultura muy diferente a la nuestra. Amo viajar y mi compañera de ruta también, lo hemos hecho solas, en pareja, con otros grupos de amigos y las dos juntas. El destino estaba elegido por las dos hace muchos años pero nos costaba llevarlo a cabo, porque alguna no podía (motivos económicos, momentos distintos de pareja, mudanzas) y el año pasado dijimos: en 2018 cumplimos este sueño. Para mí el motor del viaje era Jordania, soy muy fan del viajero mexicano @alanxelmundo y él, de ese país. Sabíamos que necesitábamos un mes, y el resto de los destinos fueron apareciendo al intentar unir y generar rutas cercanas.

Es importante que nuestro compañero de viaje se adapte, y adaptarse uno mismo. El viaje que nosotras hicimos no es un viaje para mentes estructuradas ni muy exigentes. Se puede hacer un viaje de lujo absoluto si se tienen los medios para llevarlo a cabo. Son destinos caros en general y para llegar a algunos lugares tuvimos que aceptar alojamientos y comidas de paso porque no podíamos pagar algo relativamente bueno.

Algunas personas que viajan a culturas tan distintas a la nuestra, como la de Jordania y los países árabes, a veces se olvidan simplemente de respetarla, de respetar otras miradas, otros pensamientos… ¿Qué consejos das en este sentido?

Pienso que una cosa es respetar las costumbres respecto a los espacios sagrados, las iglesias, templos, mezquitas y otra es dejar de ser quien uno es por las costumbres del lugar. En general, los lugares a los que fuí son turísticos y no sentía que estaba faltando el respeto por estar en pantalón corto por ejemplo. Elegimos ir a las playas donde hay occidentales, y no a las ortodoxas, pedí permiso siempre para sacar fotos a personas y acepté que quieran sacarse conmigo (entendiendo que la curiosidad es mutua). Sí hay que salir con pañuelos para taparse en determinados lugares, aprender a decir que no ante un vendedor y adaptarse a “regatear”… en Medio Oriente no existe el precio fijo! Ni para un agua en el supermercado!

Para muchos este país en el valle del Jordán, más que un destino turístico, es lugar de peregrinaje por su importancia espiritual. Dicen que ahí realmente “entrás en contacto con el alma”. ¿Qué sentimientos surgieron en este destino tan particular?

Jordania para mi, era todo! Es un país con lugares hermosos al extremo. Recomiendo sacar previamente por Internet el pase que te otorga visa y acceso a los principales sitios turísticos. La belleza de estos lugares te desborda de emociones! La magia del corredor de Petra, el atardecer en medio del desierto y las millones de estrellas. La sensación de flotar en el Mar Muerto y la hermosura de las ruinas de Jerash y Petra como la de los arrecifes del Mar Rojo en Aqaba.

¿Qué 5 experiencias son imperdibles en Petra?

Petra necesita mucha agua y piernas dispuestas a subir, bajar y caminar. Petra by night es una hermosa experiencia pero muy cara para lo que es, en mi opinión. Los imperdibles son:

  1. Caminar el estrecho desfiladero de Siq que separa la entrada de Petra de Al Khazneh, el Tesoro, de 40 m de altura. Dicen que es el monumento más fotografiado de la ciudad.
  2. Ir temprano y quedarse hasta última hora te permite ver el Tesoro con menos gente.
  3. Subir hasta el mirador por tu cuenta (es casi una hora de caminata), pasar frente a las tumbas reales y tener vistas increíbles (del tesoro y del anfiteatro).
  4. Caminar hasta el monasterio, lo vale cada paso y recorres todas las ruinas.
  5. Subir al Altar de los Sacrificios, si bien había leído algunos blogs donde decían que no valía la pena, la realidad es que la vista de las montañas lo vale. Son 45 minutos en subida.

¿Qué nos podés contar de tu paso por El Líbano?

Es sin dudas un lugar al que le habría destinado unos días más. El contraste lo llena de magia, la destrucción de la guerra les permite tener una parte enorme de la ciudad nueva y moderna conviviendo con los edificios que se salvaron de los bombardeos y otros muchos que conservan como monumentos a la memoria.

¿Qué significó Chipre en medio de este viaje? Es conocida por sus playas y el culto a Afrodita, la diosa del amor…

Chipre fue un acierto, vamos a volver con seguridad a recorrer la isla completa (solo visitamos un 30% aproximadamente del lado greco). Playas hermosas, aguas claras, arenas finas y si uno quiere, fiestas eternas… Es entendible que sea la isla donde nació la diosa del amor. Nos alojamos en Ayia Napa, playa repleta de gente jóven y mucho turismo ruso, italiano e inglés. La isla tiene una historia cercana de conflicto político con Turquía que también le da una pizca de novedad.

Israel es ese destino que parece cercano y lejano al mismo tiempo ¿Cuáles fueron tus primeras impresiones cuando llegaste? ¿Cambiaron con los días?

Llegamos al país con varios sellos de países árabes y si bien a mí me dejaron pasar rápido, a mi amiga la retuvieron una hora aproximadamente. Sabíamos que podía pasar y habíamos leído que era un ingreso complejo (más si en el pasaporte tenés 7 sellos de países árabes, venís de Egipto y pasaste por el Líbano). Pasado esto, nos encontramos con orden, limpieza, información al turista y hostels con muy buena infraestructura. Tenía la esperanza de que esto fuera así por los comentarios de muchos amigos que ya habían ido y afortunadamente Israel nos permitió disfrutar.

En el imaginario de muchas personas existe la idea de que Israel es un lugar peligroso, en constante conflicto, repleto de soldados. Aunque a la vez, aquellas personas que viajaron dicen que es un lugar muy seguro ¿Qué nos podés contar sobre esto?

Visitamos Tel Aviv y Jerusalén. Estuvimos unas horas en Palestina porque fuimos a conocer Belen. Por un lado sentí la intensa libertad de todos. Este sentimiento chocó con civiles portando armas y militares adolescentes (ellas y ellos) que están dentro del servicio militar obligatorio. Encontré gente muy amable con ganas de ayudarnos, turistas de todo el mundo, ciudades seguras, limpias, ordenadas y cosmopolitas. Sin dudas voy a volver porque tres días no alcanzaron para recorrer sus calles, disfrutar las hermosas playas de Tel Aviv, de la gastronomía súper completa, de las noches de bares, boliches y recitales que tiene y que hacen que el destino sea muy completo.

¿Alguna recomendación final?

La experiencia y el contraste son nutritivos para el alma! Recomiendo hacer este viaje por lo menos de a dos, es bueno tener alguien con quien reír, llorar y gritar y por otro lado, los lugares ameritan una compañera o compañero que nos saque LA foto! Es importante contar con la información de qué lugares visitar y preguntar en los hoteles por donde conviene y no conviene manejarse.

Consejos generales para cualquiera que quiera viajar: grandes dosis de paciencia, en algunos destinos no están acostumbrados a tanto turismo. Averiguar bien el tema del cambio de moneda y en qué lugares no es opción pagar con tarjeta. Y lo más importante: vaciar la cabeza de prejuicios y dejarse atravesar por la experiencia de esta, sin lugar a dudas, gran aventura!

Las fotos pertenecen a Florencia Cortés https://www.instagram.com/floricortes/

Nat Ramil

www.about.me/nat.ramil

Compartir en

2 Comentarios

  1. Laly Parodi
    5 noviembre, 2018 / 9:09 am

    Hermosa experiencia!!! me da miedo pero nunca una mejor ocacion como esta para vencerlo! jajajaj ♥

    • Nat Ramil
      6 noviembre, 2018 / 9:57 am

      Hola Laly! Si, tal cual. Pero como nos contó Florencia, en palabras de ella “hay que vaciar la cabeza de prejuicios y dejarse atravesar por la experiencia”. A animarse!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube