No puedo creer todo lo que cambió y sucedió desde que escribí aquel último post del 2014.
Lo terminé sentada en el AR1300, el vuelo que me llevaría a Nueva York y a cumplir uno de los sueños de mi vida.
Si, porque así empezó este 2015, cumpliendo un sueño: el de comenzar el año en pleno Times Square, con ese mítico ritual de la cuenta regresiva y ver la bola caer al llegar a cero.

El 2015 empezó con todo y puso la vara bien alto para el resto del año, pero además, y de algún modo, también marcó la pauta de lo que serían los 12 meses por venir: muchos viajes y muchos sueños cumplidos.
Así mismo, y a los pocos días, cumplía otro sueño: pasar mi cumpleaños en Nueva York, con 7 globos que pasee por la ciudad todo el día, con un frío que nos helaba hasta los huesos y con mi mamá llegando de sorpresa para verme.

Volví al calor, a Buenos Aires, y a una convocatoria que me encantó: formar parte de un calendario de bloggers.
Me hicieron un maquillaje con contouring que me dejó impecable (pero que no me animé a imitar :P).

De algún modo, y empezando por ahí, puedo decir que 2015 también fue el año de los reconocimientos.
En marzo salí impresa en la Revista Cosmopolitan y en la Revista Mercado (una revista de negocios! algo que seguro no me imaginaba).

En abril salí por primera vez en radio, y en mayo me animé por primera vez a dar una charla, una mini conferencia ante una audiencia ansiosa por escuchar mi experiencia.

Por primera vez estaba hablando de esto que tanto me gusta: de este proyecto que gesté hace 5 años y que fue creciendo con el tiempo.

 

Porque sí! En mayo de 2015 el blog cumplió 5 años, y se me ocurrió festejarlo junto a 5 lectores en una cena “de chicas”.

Fue importante y especial conocer a quienes están del otro lado, a quienes visitan el blog a diario, a quienes comentan, a quienes me siguen en redes sociales.

El concurso por la cena de los 5 años fue sólo uno de los muchos que hubo este año, en los cuales siempre quise (y quiero) devolver de algún modo tanto de lo que me dan.

Cuando llegamos a los 10 mil seguidores en Instagram casi casi tiramos la casa por la ventana con un sorteo de 10 premios, y ahora mismo estamos cerrando el año con un último sorteo.

 

Como les decía, 2015 marcó desde el comienzo su rumbo: muchos sueños cumplidos y muchos viajes.

Viajar es probablemente una de las cosas que más me gusta en el mundo, y este año tuve la oportunidad de hacerlo muchas veces.

Empecé el año en Nueva York, y pude volver de nuevo por un fin de semana en mayo, y después por una semana en octubre.

En total pasé casi un mes de los 12 del año en esa ciudad que tanto me enamora.

 

Además hice una mini escapada a Rio de Janeiro en julio, y otra a Cariló en agosto.

Y en noviembre tuve la posibilidad de embarcarme por primera vez en un crucero, y con dos ingredientes más que especiales: invitada por la propia empresa, y para conocer el Caribe y sus paradisíacas playas.

 

Que Pullmantur me eligiera entre tantos bloggers del país para acompañarlos en este viaje fue uno de los reconocimientos más lindos de todo el año, pero además, una suerte de mensaje a mi misma: “Sí, se puede”.

 

Es que sí, es así. Pude cumplir todas las metas (o más bien sueños) que tenía para este año.

No me gusta armar resoluciones de año muy estrictas porque temo no llegar a cumplirlas y frustrarme, pero sí me gusta pensar en objetivos más amplios.

El de este año fue que el blog creciera: crear más y mejor contenido, llegar a más personas, tener más lectores y seguidores, y que esto que empezó como un proyecto personal y casi hobby, y que tanto me gusta hacer, pudiera generar algún ingreso.

 

Para poder recibir, primero tenía que dar, y fue así que me puse a escribir posteos nuevos todos los días: looks, #postdelosmartes, recomendaciones (de lugares para comer, para salir, películas, series, libros), Diarios de Viaje… de todo.

Todo lo que me gusta hacer, vivir y compartir estuvo acá este 2015, y me sorprendió (y me encantó!) encontrar lectoras más fanáticas de unos u otros contenidos.

También me lancé a crear videos en YouTube, y si bien es una plataforma que aún no manejo del todo, tuve una recepción increíble de parte de ustedes.

 

Y todo eso dio sus frutos. Porque como dicen: hay que trabajar por lo que uno quiere. Y la recompensa llega.

No sólo fue el blog el más visitado de todos los argentinos durante todo el año 2015, sino que, por primera vez puedo decir que este año el blog generó ingresos.

Y no me da miedo o pudor decirlo. Saben que siempre les hablo con honestidad y diciéndoles las cosas como son.

Además de algunos ads por aquí y por allá (que ya habían estado en años anteriores), este año fue el año de vincularme con marcas para crear contenido, para generar campañas, para colaborar, y crecer.

Y como le dije a mi mamá hace unos días: “Este año descubrí que hay gente a la que le gusta lo que hago. Lo que escribo, lo que comunico, valoran la audiencia que he logrado. Y están dispuestos a pagarme para que colabore con ellos.”

Les cuento esto porque quiero ser franca, y a la vez porque me pone contenta.

Y porque quiero que esto siga creciendo. Quiero que el contenido que genere les guste, y que todo esto siga creciendo.

 

Lamentablemente, justo cuando estaba casi poniendo la “frutilla del postre” y a punto de cerrar lo que consideraba era un año excelente (y probablemente uno de los más felices de mi vida), murió Fidel, y sentí que todo (literalmente todo) se me derrumbaba.

 

Fue un momento de pararme a pensar en que cosas me importaba, cuales otras no, y que necesitaba realmente.

Fue también un momento de darme cuenta cuanta gente tengo a mi alrededor que me quiere y que se preocupa por mi. Y de agradecer por eso.

No sólo mi familia más cercana, más extendida, mi familia, sino toda una #ComunidadPLB que es como una familia y amigas al mismo tiempo que me hizo sentir que no estaba sola.

 

Y es que el 2015 también fue un año de mucho amor. De oficializar algo que comenzó con un tímido beso en el sillón de mi casa con Fidel como testigo, que siguió con viajes, y más viajes, y a lo que le pusimos finalmente el título de “novios” con Fidel, otra vez, de testigo (testigo en el sentido más casual e informal de la palabra! No creo que entendiera que pasaba, pero estaba ahí con nosotros).

 

Sueños, viajes, amor, miedos, llanto, tristeza, amigas, proyectos, familia… este año lo tuvo todo.

Me cuesta no cerrar este balance con un sabor algo agridulce por los acontecimientos más recientes, pero si en el último año y medio me volví un poco más alegre y positiva, tampoco quiero que eso cambie.

Es que en definitiva, ¿no estamos todos un poco rotos?

 

Yo por mi parte estoy juntando esos pedacitos que se rompieron, tratando de arreglar lo que se puede, rodeándome de muchas personas que me dan muchísimo amor, sabiendo que, además de todo eso, tengo ahora un angelito perruno más que (junto a otros dos) me cuida desde el cielo.

 

Así que 2016… estoy lista.

Lista para más aventuras, más sueños, más desafíos, más crecimiento, más amor, y más gente linda.

 

Espero terminen excelente el año y que su 2016 sea todo lo que desean, y a luchar por lo que se propongan!!

 

Gracias por haber sido parte de mi año.

Los quiero <3

 

Besos!

Flor.

11 comentarios

  1. Excelente Flor! Te admiro y me siento identificada con vos en muchos aspectos!!Segui así, tus palabras son autenticas, se sienten tan cercanas y calidas, es por eso que tu éxito es incuestionable..Gracias!
    Por muchos años más de PLB 😀

  2. Que lindas palabras amiga. Que lindo leer: 2016 estoy lista.
    Tenes una vida hermosa por delante, y acá una amiga por siempre ❤️
    Te adoro.

  3. No. No. No lo puedo creer. Te leo casi siempre. Si no te sigo por acá te sigo por Twitter o Instagram. Estuve de viaje y recién me entero lo de Fidel. No lo puedo creer. Quiero llorar y correr a abrazarte. No lo puedo creer. Fuerza. Voy a ponerme al día con el blog para saber que pasó.
    Buen comienzo de año, Flor.

    Un beso enorme.

    Dai.

  4. Hola Flor!
    Siempre te leo pero nunca escribo!
    Y como soy amante de los animales y es mas, estudio veterinaria, no puedo creer q fidel no este! Que le paso para que muriera tan joven??

    fuerza y buen añooo

Leave a Response