#FlorenNYFW – February 2019 – Look 4: Margot Tenenbaum + Proud of my hashtag ads

[English translation below – scroll down]

Hey, hey, hey, ¿cómo están?

Es hora de compartirles un nuevo look, pero como hace un tiempo, también un montón de… «reflexiones» jajaja espero no se hayan aburrido de esto.

¿De qué se trata por si recién se suman y este es el primer posteo que leen?

La idea es compartirles fotos de un nuevo look que use, pero además poder hablar de algún tema que les interese, y que muchas veces me sugieren ustedes mismo a través de Instagram Stories.

Por si no vieron los anteriores posteos, abajo les dejo los temas y los links para que puedan ponerse al día:

¿Y de qué se trata el post de hoy? De la importancia de decir claramente cuándo un posteo es patrocinado, y porque yo no escondo los ADS que hago. ¡Sigan leyendo!

Primero de todo, empecemos por el pasado: no siempre fui así.

La primera vez que tuve la oportunidad de trabajar con una marca (si no me equivoco) en un proyecto pago en Instagram fue en junio de 2014 (sí, 4 años después de haber empezado con el blog) y si bien mencioné @ a la marca e incluí el # de la campaña, no aclaré que eso era una publicidad, ni que me habían pagado por ese posteo.

Y tampoco lo hice las siguientes 2, 3, 10 veces siguientes que hice publicaciones patrocinadas en Instagram (que se convirtió en la plataforma en la cual MAS empecé a trabajar con marcas desde hace 5 años).

¿Por qué? Porque me daba vergüenza. Todavía no entendía bien que es lo que estaba haciendo (a pesar de estar haciéndolo hace 4 años) y no podía creer que una marca se acercara a mi para promocionar un producto o un lanzamiento (y a decir verdad creo que las marcas en Argentina en esa época tampoco tenían 100% en claro lo que estaban haciendo.

Pero además creo que lo sentía algo deshonesto. En ese momento no era mi trabajo a tiempo completo (y no lo sería hasta 2 años después), sino simplemente un hobby y yo no creía que fuera algo «de verdad». Era algo que me divertía y hacía todo el tiempo, pero no lo consideraba algo «profesional». No contrataba un fotógrafo personal para hacer las campañas, ni preparaba distintas opciones de looks ni de fotos para las marcas, ni trabajaba horas en elegir la mejor foto y editarla con los mejores colores posibles.

Simplemente hacía lo que hacía todo el mundo. Sacaba fotos y las publicaba en redes sociales y escribía en mi blog… pero no podía entender que me pagaran por eso.

Pero más allá de eso, todo el mundo de influencers y creadores de contenido recién estaba explotando en el mundo, y apenas empezando en Argentina.

No había reglas claras, ni en Argentina ni en ninguna otra parte. Ni escritas, ni habladas. Las marcas no te pedían que aclararas que estabas haciendo contenido patrocinado, tu audiencia tampoco lo demandaba (quizás porque al igual que yo, tampoco entendía bien que sucedía) y ninguna de mis colegas en el rubro lo hacía.

¿Aún si quisiera aclarar que eso era un AD, cómo se hacía? ¿Cuál era el lenguaje? ¿Qué debería decir? ¿Era mejor o peor aclarar algo?

Las respuestas a todas esas preguntas, al menos en mi caso, llegaron bastante más tarde, aunque lo que sí empecé a hacer, desde fines de 2012, es empezar a aclarar cuando algo de lo que tenía puesto había sido un regalo de una marca (diciendo «cortesía de» o «c/d») para que mi audiencia supiera cuando yo NO había comprado algo, sino que una marca me lo había dado, con el objetivo, al menos idealmente o a futuro, de que yo usara esa prenda u objeto y lo mostrara en mi blog.

A partir de 2016 y 2017 (si no me equivoco) empecé a ver que algunas personas que seguía de otros países (especialmente Estados Unidos y Europa) empezaban a aclarar cuando el contenido que estaban haciendo había sido pagado por una marca, cuando era parte de una colaboración por la que estaban obteniendo algo a cambio o cuando se trataba de regalos, usualmente agregando el hashtag ad o #ad al final de sus publicaciones.

Y en abril de 2017 la FTC (la «Federal Trade Commission», la entidad que protege a los consumidores en Estados Unidos) sacó reglas que todos los influencers en Instagram debían cumplir, y que hablan acerca de la forma correcta de explicar que una prenda fue un regalo, que un viaje fue una invitación de prensa o que una publicación fue pagada por una marca. Si tienen ganas de leer más de eso, en inglés, pueden hacerlo acá en la paágina de la FTC.

Junto con la FTC y algún tiempo antes o después, otros países (como Alemania y el Reino Unido, hasta donde se) sacaron reglas similares, obligando a los creadores de contenido a revelar/divulgar -de algún modo- cuando algún contenido era PAGO.

¿Cual es la realidad hoy?

Al día de hoy, en Argentina sigue sin existir una normativa que regule todo este tema, y por lo tanto no es obligatorio para los influencers o creadores de contenido divulgar cuándo algo es un AD, una publicidad paga, aunque es buena práctica (y valorado entre colegas) hacerlo.

En lo personal, creo que a esta altura (en el año 2018/2019 me refiero) ya prácticamente todo el mundo sabe y conoce que son los influencers (uso esta palabra simplemente porque es más conocida y fácil que «creadores de contenido», aunque saben que prefiero esta última) y sino uno puede mencionar a Kim Kardashian, por ejemplo, y quizás al menos así entiendan mejor la idea.

También creo que nuestra audiencia no es tonta. Sabe cuando un contenido es pago, cuando alguien está diciendo que un producto le gusta solo porque le pagaron (y que si no ni lo usaría, pero eso ya es para otro posteo), cuando solo publica las marcas que le pagan y/o le regalan cosas, y sin embargo, NO LO DICE.

Insisto, no hay reglas que nos obliguen, al menos en Argentina, pero en lo personal, desde hace ya al menos 2 años aclarado cuando un contenido es PAGO y/o parte de una colaboración con una marca (y ya desde mucho antes si algo que tengo o uso o les muestro me lo regalaron, esto es, no lo pagué), aún cuando las marcas en Argentina no lo piden NUNCA y cuando no hay ley que lo exija.

Y volviendo a la audiencia… quizás mi audiencia no lo espere o no lo exija. Pero yo valoro una comunicación transparente y fluida con ustedes, y parte de eso es contar las cosas cómo son: cuando algo te gusta, cuando algo no, cuando algo es una campaña, cuando no…

Me encantaría ver a algunas de las influencers más grandes de Argentina (en Instagram y en Youtube) hacer esto también, porque la mayoría de las que tienen las mayores audiencias… no lo hacen. Y si, quizás su audiencia «se de cuenta sola» que algo que muestran es pago $$$ o es un regalo… pero quizás no, y estaría bueno que todxs pudieramos ser 100% transparentes, por nosotros, nuestra audiencia y la industria. ¿O no?

Por último y volviendo al tema del título: estoy ORGULLOSA de mis HASHTAG ADS

Mucho cambio desde (el que creo que fue) mi primer #AD en Instagram allá por 2014.

En 2016 decidí renunciar a mi trabajo de oficina y dedicarme 100% a crear contenido digital y ya desde antes decidí profesionalizar más el contenido que hacía y más aún si una marca estaba confiando en mi para sumarme a una campaña.

Hoy en día y desde hace ya un tiempo, valoro, aprecio y agradezco cada oportunidad que se me presenta para trabajar con una marca, y más aún si se trata de marcas que uso y amo hace años.

Y cuando una marca me elige para participar en una campaña, pongo el #AD con orgullo y con felicidad. Este es mi trabajo, lo que hago todos los días es crear contenido en fotos, en video, en texto, en todas mis plataformas, y que alguien haya visto eso y lo haya valorado y lo haya considerado lo suficientemente bueno como para contratarme para un proyecto y pagarme por eso… lo celebro.

Y a diferencia de lo que pensaba hace 5 años, lo entiendo, lo valoro, se que lo merezco y que trabaje y trabajo por eso hace años. No me da vergüenza, no me parece deshonesto. Es mi trabajo, di todo por conseguir lo que hoy en día tengo y lo sigo haciendo.

Se que este es un post distinto y personal, y que tal vez no a todo el mundo le resulte interesante o entretenido, pero hace tiempo quería contarles esto y compartir un poco mi experiencia personal en el mundo de los #ADs a lo largo del tiempo… me encantaría saber qué les parece, que ven ustedes en lxs influencers que siguen y al mismo tiempo que esperan, o que les gustaría ver.

Espero que les haya gustado este nuevo look y este nuevo post… lxs leo en los comentarios ♥︎

Besos, Flor.

Vestido (si, es un vestido, no una pollera, pueden verlo acá), Lulus – Sweater y cartera, River Island – Tapado, Cotton Candy LA – Borcegos, Dr. Martens

Todas las prendas fueron regalos de las marcas mencionadas.


Hey, hey, hey, how are you?

It’s time to share a new look, but like a while ago, also a lot of … «storytelling» hahaha I hope you have not got bored of this.

But if you are just joining now… let’s do a lil’ recap.

The idea is to share photos of a new look, but to also be able to talk about a topic that interests you, and that you often suggest to me through Instagram Stories.

In case you did not see the previous posts, below you can see the topics and links so that you can get up to date:

And what is today’s post about? About the importance of saying clearly when a post is sponsored, and why I do not hide the ADS that I do. Keep reading!

FIRST OF ALL: IT WAS NOT ALWAYS LIKE THIS.

The first time I had the opportunity to work with a brand (if I’m not mistaken) on a paid project on Instagram was in June 2014 (yes, 4 years after starting with the blog) and although I mentioned @ the brand and I included the # of the campaign, I did not clarify that this was an advertisement, or that I had been paid for that posting.

And neither did I do the following 2, 3, 10 times next that I made sponsored posts on Instagram (which became the platform on which I started working with brands the most for the past 5 years).

Why? Because I was embarrassed. I still did not understand what I was doing and I could not believe that a brand would approach me to promote a product or a launch (and in fact I think the brands in Argentina at that time didn’t know what they were doing either).

But I also thought it felt somewhat dishonest. At that time it was not my full-time job (and it would not be until 2 years later), but simply a hobby and I did not think it was «real». It was something that I enjoyed and did all the time, but I did not consider it «professional». I did not hire a personal photographer to do the campaigns, nor did I prepare different options for looks or photos for the brands, nor did I work for hours to choose the best photo and edit it with the best possible colors.

I just did what everyone did. I took photos and published them on social networks and wrote on my blog … so I could not understand that they paid me for that.

BUT APART FROM ALL THAT, ALL THE WORLD OF INFLUENCERS AND CONTENT CREATORS WAS JUST EXPLODING IN THE WORLD, AND JUST STARTING IN ARGENTINA.

There were no clear rules, neither in Argentina nor anywhere else. Neither written nor spoken. Brands did not ask you to clarify that you were doing sponsored content, your audience did not demand it either (perhaps because, like me, they did not understand what was going on) and none of my colleagues in the field did.

Even if I wanted to clarify that this was an AD, how was it done? What was the language? What should I say? Was it better or worse to clarify something?

The answers to all those questions, at least in my case, came a lot later, although what I had already started doing, since the end of 2012, wasto clarify when something I was wearing had been a gift from a brand (saying «courtesy of») so that my audience would know when I had NOT bought something, but a brand had given it to me, with the objective, at least ideally wishing that in the future, I would wear the garment or object and show it on my blog.

From 2016 and 2017 (if I’m not mistaken) I started seeing that some people I followed from other countries (specially the United States and Europe) began saying when the content they were doing had been paid by a brand, when it was part of a collaboration for which they were getting something in return or when they were gifts, usually adding the hashtag ad or #ad at the end of their publications.

And in April 2017 the FTC (the «Federal Trade Commission», the entity that protects consumers in the United States) set out rules that all influencers on Instagram had to comply with, and stating the correct way to explain that a garment it was a gift, that a trip was a press invitation or that a publication was paid for by a brand. If you feel like reading more than that, in English, you can do it here on the FTC page.

Along with the FTC and some time sooner or later, other countries (such as Germany and the United Kingdom, as far as I know) also set similar rules, forcing content creators to disclose when content was PAID FOR.

WHAT IS IT LIKE TODAY?

As of today, in Argentina there is still no regulation about this issue, and therefore it is not mandatory for influencers or content creators to disclose when something is an AD, a paid advertisement, although it is good practice (and valued among colleagues) if you do it.

Personally, I think that at this point (in the year 2018/2019 I mean) when practically everyone knows what influencers are (I use this word simply because it is more known and easier than «content creators», although you know that I prefer the latter) and if not you can mention Kim Kardashian, for example, and perhaps at least in that way they understand the idea better.

I also believe that our audience is not stupid. They know when a content is paid for, when someone sayas they like a product just because they got paid for doing so (and they wouldn’t say so if it was not because of the money, which is a subject for another post), when someone only publishes the brands that pay and / or give them things for free, and yet, they don’t disclose it.

I insist, there are no rules that force us to do so, at least in Argentina, but personally, for at least 2 years I have clarified when a content is PAID FOR and / or part of a collaboration with a brand (and since long before if something that I was wearing was a gift meaning I did not pay for it), even though brands in Argentina have NEVER asked for it and when there is no law that demands it.

And going back to the audience … maybe my audience does not expect or demand it. But I value a transparent and fluid communication with you, and part of that is telling things how they are like: when I like something, when I don’t, when something is a campaign, when it is not …

I would love to see some of the biggest influencers in Argentina (on Instagram and on YouTube) do this too, because most of the ones with the largest audiences … do not do it. And yes, perhaps their audience «can tell» that something they show is paid for $$$ or is a gift … but maybe not, and it would be good if we all could be 100% transparent, for us, our audience and the industry. Right?

FINALLY AND RETURNING TO THE TITLE OF THIS POST: I AM PROUD OF MY HASHTAG ADS

A lot has changed since (the one I think it was) my first #AD on Instagram back in 2014.

In 2016 I decided to give up my day job and go all in on creating digital content and even before that I had decided to professionalize more the content I did and even more if a brand was trusting me to join a campaign.

Today and for a while now, I value and appreciate every opportunity that comes my way to work with a brand, and even more so if it is a brand that I have used and loved for years.

And when a brand chooses me to participate in a campaign, I put #AD with pride and happiness. This is my job, what I do every day is to create content in photos, in video, in text, in all my platforms, and that someone has seen that and valued it and considered it good enough to hire me for a project and pay me for that … I celebrate.

And unlike what I thought 5 years ago, I understand it, I value it, I know that I deserve it and that I work and work for that for years. I’m not ashamed, I do not think it’s dishonest. It’s my job, I gave everything to get what I have today and I keep doing it.

I know this is a different and personal post, and that maybe not everyone is interesting or entertaining, but some time ago I wanted to tell you this and share a little my personal experience in the world of #ADs over time … I would love to know what you think, that you see in the influencers that follow and at the same time that they wait, or that they would like to see.

I hope you liked this new look and this new post … I read in the comments ♥ ︎

xx, Flor.

Dress (yes, it’s a dress, not a skirt), Lulus – Sweater and bag, River Island – Coat, Cotton Candy LA – Shoes, Dr. Martens

All garments were gifts of the mentioned brands.

Sígueme
Flor
Flor

Find me on: Instagram

Compartir en

9 Comentarios

  1. 25 junio, 2019 / 5:50 pm

    Wow hace mucho no comentaba por acá. Estos post son mis preferidos, te conocí leyendote por acá y más allá de la moda siempre me copó lo que escribís.
    Relacionado a los ADs, la verdad es que no siento que me influya demasiado que lo aclaren o no. Considero que es parte de su trabajo que les paguen por la publicidad, no me parece que haya que exigir nada. Sí, me interesaría un post hablando más de los productos que algunos jamás usarían si no fuera que es pago, porque ahí quizás sí se vuelve más «desleal» la comunicación.. Espero se haya entendido la redacción 😂

    • Flor
      Autor
      16 octubre, 2019 / 6:20 am

      YAY, que bueno que volviste por aca Dai! 💛
      Y me gusta la idea, lo voy a tener en cuenta!! 👍

  2. 25 junio, 2019 / 8:07 pm

    Me encantan las fotos y el poste. La transparencia es siempre clave a la hora de comunicar y celebrar nuestros logros no debe ser un pecado!

    • Flor
      Autor
      26 junio, 2019 / 2:45 pm

      Exacto, luv uu

  3. 25 junio, 2019 / 11:28 pm

    Que buen artículo, Flo. Super serio y honesto acerca de un tema sobre el cual no me habia cuestionado antes.
    Tenes post muy unicos!!! 😊 michas gracias !
    #floritosjunio
    Agus

    • Flor
      Autor
      26 junio, 2019 / 3:52 pm

      A vos!!

  4. Gisel
    7 agosto, 2019 / 2:05 pm

    Me encantó el post! Y las fotos divinas! Always smiling 💟 #FloritosAgosto

  5. Melissa
    11 agosto, 2019 / 5:05 am

    Hay algo que no entendí, si fue un regalo de una marca y por mí cuenta decido hacer un post al respecto, cuenta como ad?

    • Flor
      Autor
      13 agosto, 2019 / 12:10 pm

      Depende de donde estes / las reglas / lo que la marca pide / etc, puede o no ser considerado #ad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube